Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Incertidumbre entre los integrantes de los centros de formación profesional

Las autoridades y la comunidad educativa de ambos CFP de Junín en alerta ante el posible traspaso de la cartera de Educación a Trabajo.

Publicado

el

Debido a la preocupación que genera el posible traspaso de los Centros de Formación Profesional al Ministerio de Trabajo, la nueva inspectora jefe regional, Emilse Marini, fue la encargada de decir que “oficialmente, a Jefatura Regional, aún no ha llegado ninguna comunicación sobre estos comentarios que están circulando sobre el traspaso de los Centros de Formación Profesional, que están en convenio con los gremios, al Ministerio de Trabajo”.

Macro Recargas

Esta decisión, que está ligada a las necesidades empresariales y tiene que ver con la reciente reforma de la Ley de Ministerios, alarmó a los CFP. Quienes trabajan en los CFP argumentan que, de producirse el paso, no sólo se estarían violando “derechos adquiridos de los trabajadores, auxiliares, docentes y directivos de dichas organizaciones, sino que además se estaría cambiando el paradigma y el sentido  de la educación”.

 

La función. Existen dos Centros de Formación Profesional en nuestra ciudad: el 401, ubicado en Chacabuco y 11 de Julio, que forma parte de la red de UOCRA, y es un centro puro. En tanto, también está el 402, en Pringles y Tucumán, que funciona bajo un convenio la CTA Autónoma.

Margarita Giles es la responsable del CFP 402, y expresó que “nuestra oferta es muy amplia y por los dos centros transitan, a lo largo del año, muchísimas personas que buscan capacitarse para el mundo del trabajo. Esto no se refiere únicamente al circuito laboral de las grandes empresas, porque en Junín no hay un parque industrial con los brazos abiertos para recibir a los egresados, sino que preparamos para que el egresado pueda insertarse en cualquier ámbito del mundo laboral. Nosotros estamos conveniados con ATE, pero hay otros que están con otros sindicatos y forman otro tipo de trabajadores. En el Centro formamos personas de manera integral para que puedan salir adelante con sus oficios. Hacemos un trayecto formativo entre la enseñanza del oficio, la gestión del emprendimiento y la capacitación y, también, toda la formación para los auxiliares de la educación, que son puestos de trabajo genuinos”.

 

Variada oferta. Entre las ofertas con que cuenta el CFP 402, Giles contó que “tenemos gastronomía, repostería artesanal, cocinero para restaurante, computación, reparación de PC, operador de máquinas viales, marroquinería y para los auxiliares de la educación los cursos con Cocinero para comedores escolares y Limpieza institucional. El año pasado, entregamos 602 certificaciones y somos un centro pequeño con 90 horas semanales. Entre ambas instituciones, junto al 401, reunimos alrededor de 1600 alumnos por año”.

 

Posible traspaso. Sobre los rumores de posible traspaso al Ministerio de Trabajo, Margarita Giles manifestó su preocupación diciendo que “tuvimos una aproximación al tema cuando renuncia Gerardo Marchesini, director de Educación Técnico Profesional, en julio. A fin de año, la sucesora de Marchesini, Lucía Galarreta, anuncia en una reunión que los centros de formación conveniados pasan a Trabajo, con lo cual no es un chisme de pasillo. No vemos con agrado el traspaso porque la formación profesional es educativa. Aparentemente, esto surge de un acuerdo que hacen los gremios de la CGT con el Estado pero la formación profesional es un acto educativo porque se forma de manera integral a las personas. No formamos operarios para ajustar tuercas, esa es la realidad”.

“El CFP 401, funciona hace unos 40 años, y el 402, cumplimos diez años en 2018, si subsistimos a la reforma. Desfinanciar estos centros, significa que dejemos de capacitar a las personas para el mundo de trabajo real. Hay otra cuestión que nos atraviesa y nos duele y es la cuestión laboral. En el caso de pasar al ministerio de trabajo, donde aún no hay ninguna comunicación firmada, tal como lo aclara la inspectora regional, significa perder la carrera docente. Pasaríamos como monotributistas de un ministerio que no tiene planificado ni presupuestado la absorción de más de 200 centros de formación profesional. Es una situación muy dolorosa para todos”, explicó.

Haciendo Obras 2

Más Leidas