Seguinos en
Binaria Seguros

Deportes

Ignacio Cacheiro y la experiencia futbolística que está viviendo en Ecuador

El futbolista juninense ex Sarmiento que actualmente se desempeña en Aucas de Ecuador, dialogó con LA DEPORTIVA sobre su presente, el plantel, la altura para jugar y el país. Además, habló de algunos de sus ex compañeros del Verde.

Publicado

el

El futbolista juninense ex Sarmiento, Ignacio Cacheiro, quien se desempeña como delantero extremo y en la pasada temporada con El Verde disputó la final por el segundo ascenso a la Superliga, actualmente se encuentra jugando en Aucas de Ecuador, equipo que milita en la Primera División de aquél país. En tanto que acerca de su presente, Nacho dialogó con LA DEPORTIVA e inicialmente se refirió al lugar en el cual se encuentra, diciendo: “Es muy tranquilo. La ciudad es mucho más segura que en Argentina. Estoy al tanto de lo que pasa en el país y acá no hay manifestaciones, es mucho más tranquilo”.

EL CLUB

En cuanto al club Aucas manifestó que “está bastante ordenado, hay algunas cosas que no son parecidas al fútbol argentino pero nos atienden bastante bien a los jugadores. En lo futbolístico llegué acá y estaba de técnico Luis Soler que es quien me trajo y jugué todos los partidos de titular. No tuvimos suerte, no se dieron los resultados y cambiamos de entrenador; ahora está Darío Tempesta que desde que llegó en la primera semana fui al banco y el partido pasado no me citó, y bueno, acá estamos, peleándola de atrás pero nunca bajando los brazos”.

Y agregó: “Estoy apoyando al equipo desde donde me toca y entrenando a full para cuando me toque jugar demostrar para qué estoy. Me dijo que me notaba falta de adaptación y le dije que podía ser, pero ahora ya van tres meses y estoy esperando la oportunidad y apoyando al equipo”.

ALTURA

Al consultarle si es difícil adaptarse a la altura mencionó: “Es muy jodido. Me costó bastante el primer mes. Los primeros días entrenaba a la par de mis compañeros que la mayoría son de acá y ya están adaptados. Te ahogás muy rápido y tenés la sensación de querer vomitar. Es cuestión de adaptarse porque la cabeza te manda una función y las piernas no responden. La falta de oxígeno te hace tomar malas decisiones y los primeros partidos no estuve claro y parece que el técnico vio eso”.
Luego añadió: “En el día a día trato de demostrar que quiero estar y espero poder entrarle al técnico desde algún lado. La pelota sale mucho más rápido y no hay que pegarle con mucha fuerza porque vuela mucho. Cuando das un pase la pelota rueda mucho más. En el llano se frena y acá no”.

ECUADOR

Con respecto al país dijo: “Acá tienen otra forma de manejarse, diferente a la Argentina, cuando entro a la cancha se portan muy bien conmigo. Acá no existe lo de llegar una hora antes al entrenamiento, tomar unos mates, conocerse. Lo toman cómo ir a trabajar, llegar diez minutos antes, cambiarse y entrenar. Sí la pasamos bien, ellos tienen ese ADN de divertirse, son alegres pero se bañan y cada uno se va. No organizan para juntarse ni nada. Hay un uruguayo que me hice muy amigo y me salva las papas cuando estoy muy aburrido a la tarde”.

EL PLANTEL

También habló específicamente sobre el plantel: “Yo soy el único argentino. Hay dos colombianos, un venezolano y un uruguayo. Había dos argentinos más pero se fueron. El ayudante de campo y el profesor también son argentinos”.

EX COMPAÑEROS

Javier Burrai, ex arquero de Sarmiento, está jugando en C. S. D. Macará de la Serie A de Ecuador, por lo que el delantero destacó: “Con Javi hablo bastante seguido y miro los partidos. Le está yendo muy bien a él y en ese equipo hay varios argentinos. Contento por él pero si al final del torneo vamos peleando con ellos voy a preferir que le vaya mal (risas)”.
Por último, Ignacio Cacheiro contó: “Los ex Sarmiento como Spinaci, Tamburelli, Sánchez y yo que estamos distribuidos en distintos lugares, creo que es porque algunos no tuvieron la posibilidad en el club y otros por pegar un salto de calidad. Uno también tiene que crecer y salir de la zona de confort. En mi caso siempre voy a decir lo mismo, soy un agradecido con el club y con la gente de Sarmiento. Desde que estuve ahí me trataron de diez y ojalá que algún día pueda volver. Hay que ser consciente y aprovechar las oportunidades”.

Más Leidas