Seguinos en
Binaria Seguros

La Deportiva

Hugo Casanovas: “La fortaleza mental es clave”

El peleador juninense de MMA habló sobre su pasión, sus inicios como peleador, su etapa boxística, el debut como profesional y sus combates más importantes. También “Terremoto” explicó de su presente, los entrenamientos y sus objetivos.

Publicado

el

Las artes marciales mixtas (conocidas frecuentemente por sus siglas en inglés MMA) es un deporte de combate donde se produce el mayor contacto entre oponentes que existe, ya que permite el uso de golpes, patadas, llaves y técnicas de una gran variedad de otras disciplinas de combate como kickboxing, Sambo, Karate, Boxeo, Muay Thai, Judo, Lucha libre, Lucha grecorromana, Jiu jitsu, Jiu jitsu brasileño, Kenpo, San Da, entre otras.

En la actualidad, es uno de los máximos referentes de dicho deporte en nuestra ciudad es Hugo Casanovas, que gentilmente dialogó con La Deportiva en su gimnasio ubicado en Padre Respuela 45. El mismo, dejo a entrever toda su pasión en cada palabra que pronunció a cerca del mismo. Asimismo se refirió a su inicio como peleador, su etapa boxística, el debut como profesional en MMA y sus combates más importantes, entre otros temas.

Inicio. En el inicio de la charla Casanovas comenzó explicando como fueron sus comienzos "no nací en una familia de peleadores, pero a los cuatro años miraba a luchadores como el "El Ancho" Peuccelle y la Momia que estaban tiempo atrás. Además, yo tenía una silla al lado de mi cama con luchadores y le decía a mi papá que iba a ser musculoso y tatuado. A los siete años comencé a practicar taekwondo, donde llegué a ser cinturón negro infantil y realicé boxeo amateur, mientras también jugaba al básquet en el club San Martín. Después me fui a estudiar a Buenos Aires, donde pedí ir a entrenar al CENAR porque quería ser luchador, pero mis padres me exigieron que primero estudiara y que el entrenamiento esté en segundo orden en mi vida, aunque yo lo puse en ordenes similares (risas)".

Etapa de superación. Luego “Terremoto” continuó señalando que "en Capital conocí gente de primera línea y en ese momento era uno de los mejores, porque gané varios torneos de lucha y era una promesa dentro de la MMA que recién comenzaba a expandirse y que en un montón de localidades estaba prohibido hacer un evento de ese tipo. Encontrar rivales era muy complicado, por eso hicimos dos peleas y se cayeron tres. Luego tuve un parate por la muerte trágica de mi mamá, donde estuve casi dos años en Junín y hasta me alejé de la facultad. Una vez que levantamos la situación económica acá y nos acomodamos, tuve que reordenar mi cabeza, mi carrera deportiva y mi carrera universitaria".

Seguidamente dijo que "luego volví a ganar un torneo de lucha, me metí de vuelta en el rodeo, me recibí y por cuestiones familiares y económicas decidí regresar para la ciudad. Acá encontré una desidia total en cuanto al entrenamiento y los preparadores físicos porque no estaba nada evolucionado el MMA. De hecho no había competidores, no estaban desarrollados en la nutrición que después yo contagié a los demás y en conjunto con Gustavo Bruno que hemos compartido un montón de cosas, él se empezó a expandir y se especializó también, por eso hoy en día tiene competidores de primera línea que son casi compañeros míos, porque nos juntamos a entrenar y siempre además hincho para que ganen los peleadores de la ciudad".

Ciclo boxístico. Sobre su etapa como boxeador dijo que “hice dos años boxeo, pelee en veinticuatro peleas amateur y perdí una. Fui el primer campeón Provincial de la Liga Bonaerense, después vino Anahí López. También fui el primero en ganar el Campeonato de las Estrellas en la Federación Argentina de Box que cubrió el Diario La Verdad, donde le gané a Ezequiel Torglele  uno de los titulares que integraron la Selección Argentina en las Olimpíadas, donde también fui el primer juninense que lo ganó".

Debut como profesional. Con respecto a su debut como profesional manifestó que "cuando debuté profesionalmente, la mayoría de las peleas las hicimos afuera porque como yo no vivo de esto, nunca me sometí al manejo de un promotor, que sin dar nombres puedo decir que en Boxeo es extremadamente abusivo. Perdí una sola pelea por nocaut contra un campeón latino actual que sigue invicto.

Tiene cosas buenas porque estás mucho más tranquilo, no tenés presión y nadie te está mirando. Tenés los jueces en contra, pero en ese momento me agrando. Ya me tocó perder, donde el árbitro peleo la pelea rápido, pero al mes tuve la revancha y me cortó con un cabezazo ilegal, pero como era local la dejaron sin decisión la pelea".

Pelea en el Luna Park. En tanto sobre como había sido su pelea en el Luna Park, destacó que "fue una oportunidad muy linda, me di el gusto de pelear en el Luna Park, donde la pelea fue televisada por Fox Sports. En mi caso estaba preparado, pero me avisaron solamente treinta y seis horas antes y por eso nadie en Argentina quería agarrar esa pelea, fue un hecho histórico. Ellos estaban preparados hace dos meses y yo llevaba una vida normal de deportista solamente, pero igualmente agarre la pelea contra Rogelio Ortiz que era un gigante de la categoría de arriba y venía de noquear a un peleador en Paraguay, donde le cortó la ceja en dos partes".

Inmediatamente después agregó que "más allá de que perdí, fue la mejor pelea de la noche y nos llevamos el Bonus y los premios. Fue ir de la nada a todo eso en un salto, fue un premio a mi guapeza o demencia de ir a pelear, porque era una mezcla entre la dos.

Cada vez que veo nuevamente la pelea le agradezco a Dios que fui, porque ese día tenía una inspiración tan especial que me permitió disfrutar cada momento. Mi pelea, al rival lo opacó totalmente, porque estuve inteligente en retirarme, porque si me ganaba por nocaut se iba a agrandar y en realidad nunca se pudo agrandar. La gente se sacaba la foto conmigo".

Diferencias entre MMA y Boxeo. También explicó las diferencias que él ve entre la MMA y el boxeo: "En MMA me siento más cómodo porque es más explosivo y físico. El Boxeo me encanta también, pero lo vivo de otra manera, a veces me agarra impotencia cuando me juega con las mañas algún experimentado, me dan ganas de morderlo. La carrera boxística la hice porque no me quedaba otra opción y también sirve para mantenerte en competencia o hacer otro deporte competitivo, a veces voy a un torneo exclusivamente de lucha donde hay un nivel que sabes que te ganan. Igualmente, me ha pasado de ir a ese tipo de torneos donde me ganaron y después me pidieron sacarse una foto conmigo.

El MMA es el combate más real que existe. En mi caso, nunca perdí ninguna pelea por puntos o por abandono, las gané o las perdí por nocaut". 

Metas cumplidas. Con respecto a los objetivos, dijo que “los objetivos deportivos los he cumplido con creces, siempre me dijeron que podría haber dedicado exclusivamente a pelear y nunca me lo terminé de creer, porque yo amo pelear pero también amo vivir en esta ciudad por el estilo que llevo con mi familia. Además me gusta la profesión que llevo a cabo (es Abogado) y le brindo otra seguridad a mi entorno, nunca me animé a poner en juego eso, tal vez porque no nací en el lugar indicado". posteriormente indicó que "Igualmente no dejo de reconocer que hice un esfuerzo abismal para llegar donde llegué y ganarme un lugar, que no es menor. El domingo pasado estuvimos en el Club de la Pelea y mis alumnos se sorprenden por el lugar que me he ganado allá. Siempre insistí, dando muchas ventajas y pasando horas y horas de mi vida a ese deporte”.

Entrenamiento. Sobre como es un día de entrenamiento explicó que "actualmente le dedico cuatro horas en dos turnos, aunque ahora no me excedo porque tengo distintas obligaciones y otra edad, pero si fuera por mi viviría acá adentro. Si tengo audiencia temprano y tengo que separar los entrenamiento, me levanto a correr a las 5:45 de la mañana. La fortaleza mental es clave, siempre lo viví de una manera especial y soy muy exigente conmigo mismo. Ahora lo estoy transmitiendo en la ciudad y mis alumnos, porque no había profesores que hayan sido competidores. Tenés que tener apoyo, un rincón que te haga sentir que acá no es el fin del mundo, porque a veces lo que están afuera hablan mucho de gusto".

Pelea en la Cúpula. Casanovas hizo una pelea en Junín, en el festival que organizó Guillermo Marín: "Cuando luché en Junín por MMA tenía mucha presión, el rival venia invicto y podía ser que él me gane, por eso estaba tenso. La mañana anterior a la pelea no sabía como sacarme la presión y me fui al gimnasio de Gustavo Bruno con mi hija. En un momento estaba sentado solo en posición de meditación para relajarme y blanquear la cabeza, pero rompí en llanto y mi nena en ese momento me preguntó porque lloraba y me dijo: "el campeón nunca pierde" y analice la frase y me dije a mi mismo que era verdad".

Su lugar en Junín. También habló de su lugar de entrenamiento el gimnasio KOntacto, diciendo que "este lugar es un sueño, lo hicimos con un amigo Alejandro César, aunque esto es solamente el borrador de lo que será en un futuro. Está completo para las artes marciales, pero faltan algunas cosas que hay en los gimnasios de Estados Unidos, que yo pienso sumar si esto funciona. Cuando el lugar esté ideal yo no voy a competir más (risas), pero va a ser mi escapatoria. Peleadores voy a tener, porque yo no voy a dejar de perfeccionar nunca y Junín va a tener por primera vez una estructura seria. Esto no lo mezclo con la economía porque no me lo permite el alma, además soy un tipo de principios. Lo vamos a completar mucho más y voy a seguir haciendo cursos, sobre todo cuando deje de competir, porque voy a ser continuos viajes a Buenos Aires. Voy a transmitir los conocimientos y esa va a ser mi pasión. Si venís los sábados esto es como un campito, me preguntaba que iba a ser cuando sea viejo y decía que tenía que tener mi propio campito. Está también la gente del Judo, una disciplina que no está explotada y están usando el lugar. En esa arte marcial te golpeas menos y abre otra alternativa más, me gusta porque es un arte marcial hermosa y exacta".

Anécdotas. Entre algunas de las anécdotas que contó destacó cuando “estuve en el rincón y fui sparring contratado por Rogelio Rossi, fui Campeón Provincial con el “Tata” Baldomir. Además recuerdo otra cuando fui a pelear al Luna Park y me pusieron una persona para que le pida todo lo que quiera y cada dos minutos me preguntaba que necesitaba, hasta que en un momento le dije que se quede con nosotros, comé lo que quieras, ponéte para la foto pero no molestés más, fue muy gracioso (risas).

Asimismo, una vez quedé desmayado en un torneo de lucha y al otro día tenía que ir a la facultad. Otra vez que me noquearon fuerte, no sabía ni donde estaba y en el vestuario me miraban par ver si reaccionaba y a los cinco minutos pregunté: ¿cuándo peleo yo? (risas)".

Mensaje final. Antes de finalizar Hugo Daniel Casanovas resaltó que "las artes marciales mixtas son como cualquier deporte de combate, si se entrena seriamente cierta parte del cuerpo, no hay tanto riesgo, hay muchas menos muertes y lesiones que en otros deportes que parecen mucho más normales. Quiero transmitirles un ejemplo que para competir no hay que tener una vida de monje, sino que hay que ser minimamente ordenado y que existe la posibilidad de por lo menos competir a nivel amateur y sentirse realizado. El gimnasio está preparado, tengo todos los conocimientos, se pueden acercar a las demás disciplinas para practicar. Hace muy bien al cuerpo, es muy aeróbico, te forma de una manera especial y la gente grande tiene que confiar que a los chicos no les pasa nada. La cuestión es evolucionar, no es quien es más guapo, porque campeones de gimnasio está lleno, pero yo quiero campeones en las competiciones".

MÁS NOTICIAS

Más Leidas