Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Cien muertes en 21 años

La controversia desatada en la Provincia por el bajo nivel de esclarecimiento de los fallecimientos violentos tiene en nuestra ciudad un especial aditamento sobre el alto índice de casos resueltos: solamente en el 14 por ciento de decesos en ocasión de robo no pudieron establecerse los autores. Y la estadística muestra particularidades cronológicas: desde 2011 hubo 26 muertes violentas en tres años y sólo tres casos no fueron dilucidados por la Justicia.

Publicado

el

Es cierto que para sumar un centenar de homicidios en Junínhay que remontarse al año 1997 y puntualmente al 1 de junio, día que encontraron el cuerpo sin vida de José Marcantognini.
Es entre esa fecha y la actualidad que Junín suma tal cantidad de asesinatos.Es decir, un centenar de vecinos del Partido fueron ultimados en 21 años.
De ese centenar de muertes, 26 se produjeron en ocasión de robo – móvil que registra el más bajo nivel de esclarecimiento – y solamente 11 fueron dilucidados. Quince continúan impunes.
Hay otras tres víctimas que, objetivamente, la justicia no pudo establecer las causas que las llevaron al resultado muerte.

Macro Recargas

JUNIN ENTRE 1997 Y 2018

De la cifra total de crímenes, tres se perpetraron meses previos a la reforma, es decir, antes del 28 de septiembre de 1998.
Las investigaciones por las muertes de Marcantognini, Amilcar Rocha y Juan Herrera se iniciaron cuando al sistema penal no había cambiado.
En ese momento las causas residuales pasaban a un Juzgado de Transición durante dos años. Luego cayeron en el olvido.
Los tres fueron homicidios en ocasión de robo. Nunca hubo detenidos ni imputados aunque los investigadores sostengan aún hoy que no sólo hubo sospechosos. Existieron muestras de ADN que sindicaron a un menor de edad en el caso de Rocha y respecto de Herrera, el “presunto autor”, se suicidó poco después.
Las 97 causas restantes fueron tramitadas tras la reforma del Código. Un sistema que tuvo que amoldarse a una nueva forma de trabajo.

A PESAR DE…

Si bien las estadísticas se miden definitivamente por el resultado final, existieron ciertos aspectos de interés en cada una de las causas investigadas que no sería justo soslayarlas.
A la hora de hablar de impunidad, hubo fiscales que instruyeron homicidios que llegaron a debate oral con sospechados entre rejas.
Fueron cuatro: el de las hermanas Ema, Adela y Ercilia Di Mastrogirolamo y los de Héctor Saracino, Norberto Pinto y Armando Solís.
Los Dres. Roberto Rodriguez, Carlos Colimedaglia y Ángel Quidiello imputaron los crímenes cometidos en ocasión de robo -excepto Pinto -, aunque al llegar a debate, el Tribunal Oral Criminal Oral 1 no entendió lo mismo. En sus veredictos liberaron
a los sospechados. Las apelaciones no prosperaron tampoco y vistieron de impunidad esos crímenes.
En una vereda opuesta estaría la muerte en ocasión de robo de Coria Miguel. De tres delincuentes que participaron del crimen, solo uno llegó a juicio. En primera instancia y en fallo dividido, Mauricio Santanna fue absuelto. Luego, apelación mediante, Casación confirmó la posición de la Dra. Karina Piegari y ordenó su inmediata detención y el cumplimiento de condena.
El resto de los hechos no esclarecidos, con distintos avances en las investigaciones terminaron sin su esclarecimiento y en la mayoría de los casos, sin imputados ni sospechados.

IMPUNIDAD AÑO A AÑO

Resulta interesante recorrer los números de crímenes no resueltos a partir de los registrados año a año.
En 1997, sobre un total de siete muertes tres quedaron impunes. Tanto en 1998 como en el 2003 se cometieron dos y se esclareció el 50 %. En 2000, de siete hechos dos no fueron resueltos.
Dos años después se perpetraban cinco homicidios y dos familias no encontrarían respuesta de la justicia.
El 2004 dejaría un 25 % de impunidad mientras que para 2006 de los cinco crímenes registrados quedaría sin resolución.
2011 y 2013 guardan cierta similitud. Cada año hubo 7 asesinatos con autores condenados y uno impune.
Hasta llegar al 2012 donde sobre un total de 10 muertes violentas una aún espera resolución.
De 2013 a la fecha no hubo impunidad y sólo resta esperar algunos debates orales para conocer el fallo del Tribunal.

OCASION DE ROBO

Retomando los 100 últimos homicidios registrados en el Partido de Junín, a la hora de detenernos en considerar los móviles de los 15 asesinatos impunes, 12 fueron en ocasión de robo mientras que respecto de los tres restantes se desconocen objetivamente las causas que llevaron al resultado muerte. A “Machi” Reyna, Norberto Pinto y Darío Amaya no les sustrajeron elemento alguno y si bien se analizó la posibilidad de ajustes de cuentas o venganzas, nada se supo.
26 de los cien homicidios analizados fueron en ocasión de robo. 11 terminaron resueltos y con imputados condenados.

ESCLARECIDOS

Ochenta y cinco fueron los crímenes resueltos. Todos llegaron a debate oral. Los móviles -excluyendo los producidos en ocasión de robo -, abarcan desde riñas, ajustes de cuentas, conflictos laborales pasando por legítima defensa o excesos.
Hubo efectivos policiales que invirtieron el rol, pasaron a transformarse en delincuentes y fueron ultimados. Otros uniformados actuaron en “cumplimiento del deber”. No faltaron parricidios ni hechos de violencia de género, algunos de los cuales se cerraron cuando los criminales se quitaron la vida. Y condenas por femicidio siendo la primera la de Rubén Recalde – el primer asesino serial que se recuerde en el Partido
de Junín – por asesinar a Paola Tomé y Sandra Colo, dos de los casos más resonantes que la historia criminal local registra.

Junín y la Provincia

En síntesis, las estadísticas en Junín no reflejan lo que sucede en el territorio bonaerense.
Si de cada 100 homicidios 95 permanecen impunes, nuestra ciudad es la cara opuesta con 15 para las que no hubo resolución y los autores caminan libremente por la calle. 85 los que llegaron a buen puerto.
Más aún, hace cinco años que no se registran hechos impunes. Desde el 29 de septiembre de 2013, día en el que fue encontrado el cuerpo sin vida de Sara Bocassi, aún pendiente de esclarecimiento, todas las muertes violentas tienen entre rejas a los
autores.

Haciendo Obras 2

Más Leidas