Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

HIGA: A 19 años de la inauguración de un “monumento a la corrupción”

Fue el 17 de marzo de 1999, cuando Eduardo Duhalde era gobernador de la provincia de Buenos Aires y aspiraba a ser presidente de la República.

Publicado

el

Hace 19 años se inauguraba en nuestra ciudad una obra que con el correr del tiempo no se mantuvo ajena a la polémica, y a la que algunos llamaron el “monumento a la
corrupción”.
Bajo la gobernación de Eduardo Duhalde en la provincia de Buenos Aires, el 17 de marzo de 1999, quedaron formalmente presentados los trabajos de ampliación en el Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) Abraham Félix Piñeyro.
La obra se había iniciado un par de años antes, cuando el director del centro de salud era el ex candidato a intendente por el justicialismo, el doctor Mario Calvo. Asimismo, era directora Adjunta la doctora Cristina Martínez, y titular de la Región Sanitaria III, el doctor Rodolfo Vergara.
Con el paso del tiempo se fue comprobando que el flamante edificio del HIGA exhibía serias deficiencias.
La denuncia de las negligencias que los profesionales de la salud fueron corroborando tras la inauguración fue presentada por el doctor Adrián Pérez ante este mismo diario. Esa denuncia luego fue ratificada en fiscalía ante el doctor Elio Lago.
La presentación le costó a Pérez un sumario administrativo y el pase a disponibilidad “por haber ofendido a las autoridades ministeriales”.

Macro Crédito al Instante

Pérez, el impulsor

“En la obra original figuraban al menos cuatro ascensores para la torre, cocina,
lavadero… Y lo que se hizo fue un desastre, en todo sentido. En ese entonces
calculamos que de los 12 millones de pesos presupuestados se comieron más de
cinco”, recordó esta semana ante La Verdad el doctor Pérez, jefe de Radiología
del HIGA desde fines de los años ´90.
“Las dos administraciones anteriores a la actual, la de Ricasoli y la de Garbe, sabían que la torre está partida al medio, no es algo que ahora estoy diciendo yo. Era ya en ese momento un secreto a voces entre los 700 empleados del Hospital. Yo fui el
primero en denunciar a la gestión del Hospital en ese entonces, todo el mundo sabe
que la gestión de esa época era la de Calvo, Martínez y Vergara”, expuso
quien debió pagar costos personales, profesionales y sociales por alzar la voz y
visibilizar los reclamos.
“Antes de la obra ya todos los colegas comentábamos lo que pasaba, veíamos que se pintaba arriba de los revoques frescos, sobre la humedad. Ya se decía entonces que eso se iba a caer. Para que la gente tenga una idea, se hicieron cuatro pisos y un subsuelo sin salidas de emergencia. Los bomberos no podían -con la autobomba- entrar por las medidas del arco, tampoco se podían limpiar con trapos los pisos porque el agua caía al piso de abajo, entre otras tantas de las cosas que ocurrían. Teníamos aguas servidas, dos columnas partidas… Siempre dije que eso era un monumento a la corrupción y un choreo”, subrayó seguidamente el entrevistado.
“Los ascensores, las columnas rotas, la cocina, el lavadero y todo lo que ahora anuncia Cambiemos como obras en el Hospital es lo que se hizo mal en su momento. Ahora se tiene que reparar por lo que se afanaron los otros. Y no me olvido tampoco de los 40
millones de pesos que Traverso (Gustavo) anunció tiempo atrás, durante el
kirchnerismo.”, detalló el médico radiólogo.
“En aquel momento el intendente era Abel Miguel y Cristina Martínez era concejal. Acá muchos miraron para el costado, hubo poca ayuda de todos lados. Sabíamos que atrás de esa obra estaba Duhalde posicionando a Calvo para ser candidato a intendente, y nadie se metía con Duhalde. En Junín el peronismo no existió nunca, si
hubiese habido un peronismo fuerte acá yo hubiese aparecido tirado
en una zanja”, evaluó.
“A diferencia de lo que publicó otro medio hace poco, quiero decir que ATE siempre estuvo conmigo, esa es la verdad. Estuvimos 109 días con una carpa en el Hospital, queríamos que se vaya Martínez, no negociábamos. Hicimos marchas, ollas populares, éramos 30 o 40 personas y la carpa la pusimos también en la plaza. Calvo y Martínez se fueron finalmente de Junín, y Vergara, que participó del gobierno militar en la época del proceso siendo secretario de Salud, todavía sigue dando vueltas por acá. Calvo y Martínez se fueron de Junín un poco por vergüenza y otro poco porque les dieron
salida política por haber hecho favores”, expresó Pérez finalmente.

Trabajos
actuales

“La torre la estamos acomodando, tiene los baños a la miseria. Las aberturas también están deterioradas. El lugar se está acomodando de a poco, estamos pintando las habitaciones y estamos comprando mobiliario nuevo porque el paciente necesita confort. Es mucho lo que hay que hacer pero se está haciendo de a poco”, dijo esta semana la directora del HIGA, doctora Alicia Ramallo, ante los
micrófonos de LT 20 Radio Junín.

Fiesta del Pejerrey

Más Leidas