Seguinos en
Binaria Seguros

La Deportiva

“Hicimos en cuatro años lo que no hicieron en cuarenta”

 El presidente del JMC habló sobre todo lo que vienen realizando en el nuevo predio ubicado a la vera del camino al balneario, donde proyectan construir el óvalo de las motos para traer también el speedway y el CAM.

Publicado

el

Se vendió la histórica sede de Francia y Almirante Brown. El club centralizará su actividad en el nuevo predio frente al Club de Planeadores. Allí construyen la nueva sede. Compraron dos tractores y las herramientas para no depender de terceros. Ricardo Rossetti es el presidente del Junín Moto Club y quien encabezó con ideas innovadoras y revolucionarias la comisión que logró una refundación cuatro años atrás, en marzo de 2013 cuando se hicieron cargo de la entidad creada el 15 de diciembre de 1954; desde entonces cuenta con una muy importante historia y gran prestigio en el motociclismo zonal. Les insumió dos años encuadrar la institución dentro de la legalidad perdida por la comisión antecesora. Se encontraron con que el club había perdido la Personería Jurídica, tampoco habían presentado los últimos balances, mucho menos un inventario. Comenzaron de cero, como si recién se fundara el club. En cuatro años lograron colocar alambrados perimetrales en el circuito “Rolando Nardi”, compraron dos tractores y las herramientas correspondientes para no depender de terceros en los trabajos del predio, la pista y la actividad general para cada fin de semana de carreras.

 

El club funciona como una empresa. Entrevistado por LA DEPORTIVA del diario La Verdad, Rossetti explicó: “Nos hicimos cargo cuatro años atrás por lista única en la elección de autoridades, desde marzo de 2013 presido la comisión, ya ingresamos al tercer período, pero los dos primeros años se nos fueron en poner al día toda la documentación, no había nada. Recién en el verano de 2015 pudimos hacer carreras, hicimos ese campeonato y el de invierno, luego el de verano de 2016 e invierno del mismo año, y llevamos dos fechas del campeonato 2017. Como el club no tenía nada, sólo un viejo tractor “Someca” que cambiamos por un Deutz A70, más tarde compramos otro Deutz, un A65, la rastra de discos doble acción, armamos un regador con un fumigador, sumamos un tanque de 10.000 litros para regar y pisar la pista; también adquirimos sopladores, máquinas cespederas, motosierra, herramientas de mano, un tractorcito para cortar el pasto, una freidora para la cantina, el equipo de sonido con 16 bocinas, hicimos una perforación y colocamos una bomba de agua para cargar el regador y compramos un generador. ¡El club no tenía agua ni luz propia en los últimos cincuenta y cinco años!. El riego lo hacía un camión de la municipalidad que cargaba agua en la bomba del balneario. El suministro de energía eléctrica es insuficiente por el bajo voltaje en esa zona de la laguna, los trabajos en pista los hacían con tractores, moto niveladora y herramientas de la municipalidad.

Nosotros dejamos de depender de terceros, hacemos con recursos propios. La municipalidad nos entregó una niveladora de arrastre que reparamos completa, contamos con el apoyo del nuevo gobierno como lo tuvimos con el anterior, pero no dependemos de ellos como dependían las comisiones anteriores. Para recibir apoyo uno debe demostrar que hace algo, que hay un proyecto y se cumple, que hay obras y ganas de mejorar, de ir para adelante; cuando uno muestra trabajos y obras, las ayudas después son bienvenidas; pero no se debe esperar que todo venga de arriba.

Nosotros tenemos mucho para mostrar, está a la vista, lo ven quienes van al circuito, pero además hay trabajos y elementos que no son visibles pero que también hemos aportado para el club”.

 

Gastos que no se ven. Toda institución tiene gastos fijos que en los casos de los clubes muchos de ellos se cubrían con la cuota social, Junín Moto Club optó por cambiar el sistema. Sobre este tema Ricardo Rossetti aclaró: “Dejamos de cobrar la cuota social porque es de un valor muy bajo y una parte se la lleva el cobrador que, por ser tan barata, no le conviene a él ni al club. Por tal razón los cobradores no duraban, en algunos casos por unos escasos pesos debía ir dos o tres veces a cobrar, no le alcanzaba ni para la nafta de la moto o el tiempo que perdía si andaba en bicicleta. Nosotros optamos por cobrarles al ingresar a la carrera, porque además no tenemos nada para ofrecerle al socio, sólo que pague un valor de entrada más económico. El problema se nos hace porque quienes no pagan por tres meses consecutivos pierden la condición de socios. Por esta razón y otras debemos renovar el estatuto, es el mismo desde la fundación y el club ahora es muy diferente, hay gastos que no se ven y tenemos que pagarlos como son los seguros para cada carrera, la policía, las ambulancias, el médico y los paramédicos, los bomberos.

Todo sale del ingreso que generan las entradas, porque la inscripción que pagan los pilotos se nos va en premios, tanto en los trofeos como en el efectivo que damos. Tenemos previsto no pagar más premios en efectivo y ese dinero volcarlo al mantenimiento del predio que son gastos que no se ven pero que al club le significan mucho”.

 

Venta de la sede. La tradicional e histórica sede de Almirante Brown y Francia fue vendida a fines de 2016 para invertir en el nuevo predio frente al Club de Planeadores; al respecto Rossetti explicó: “El club no funciona como un club sino como una empresa, no por una idea mía sino porque los grandes clubes funcionan así, yo participé de cursos de dirigentes con directivos de River Plate, Boca Juniors, empresas importantes y todos ellos apuntan a un manejo empresarial de los clubes porque no tienen posibilidades de subsistir si se maneja como antes se hacía. Los clubes deben generar sus propios ingresos, su subsistencia y también debe generar para crecer, para invertir en infraestructura. Con esta finalidad hemos vendido la sede, con ese dinero que será insuficiente, construimos la nueva sede en el predio frente a Planeadores, para lo que hubo que levantar todo el terreno con 875 camionadas a un costo de $ 500.000, incluye la tierra donde hicimos las plataformas para la sede y otra para el galpón de donde irá la cantina, baños, casa del casero; están hechas para que duren toda la vida, es un hormigón de buen espesor, con buenos materiales, luego allí se harán las divisiones con construcciones en seco, tendrán aberturas de aluminio, perfiles galvanizados, chapas color, revestimientos de PVC. La sede se vendió a $ 1.400.000, pero ese dinero no alcanza para todo lo que allí haremos; cuando esté terminado podrán comprobar que a ese millón cuatrocientos mil lo estiramos, lo hicimos rendir mucho más. Cuando nos pidan detalles de las inversiones comprobarán que habrá mucho más dinero invertido que el recibido en todo este tiempo”.

 

Nuevo predio. Respecto al traslado del circuito “Rolando Nardi” al predio cedido dentro del terreno del Club de Planeadores, el presidente del Junín Moto Club explicó: “En el actual lugar donde está el circuito es un problema por varios aspectos: Los días de lluvia se inunda el sector de estacionamientos, luego sube el nivel de la laguna e ingresa agua a todo ese lugar, en 2015 estuvimos cuatro meses sin poder hacer una carrera. Otro de los problemas que tenemos es la baja tensión de la línea eléctrica del balneario, por eso compramos el generador. También es un problema tener que pagar entrada al balneario para ingresar al circuito, a muchos no les gusta, ni hablar cuando hay operativos de control vial, nos resta público y corredores. Tenemos previstas tres etapas: La primera es la actual con el relleno de tierra en los lugares de construcción y construcción del galpón multipropósito y la sede. La segunda etapa será la realización del óvalo para las motos, el circuito de karting donde podrán hacer carreras las distintas federaciones y organizaciones, proyectamos traer el speedway y el CAM. La tercera etapa será con todo ya construido y en funcionamiento, llegará el momento de golpear puertas a nivel provincial y nacional para algo más importante, porque el Junín Moto Club está facultado para fiscalizar carreras de todo tipo, motociclismo y automovilismo”.

Si bien Rossetti no especificó qué carreras podrían fiscalizar, es de fácil deducción que tiene proyectado, para después de 2018, trasladar la experiencia realizada con el Junín Moto Club, a niveles más importantes aún. El tiempo será testigo si el camino emprendido es el correcto, ¿lo extenderán a otro club importante de Junín?, por ahora los pasos dados han sido exitosos, trasladarlo a otra institución sería importante, por alguna razón Rossetti destacó el hecho de poder fiscalizar a nivel nacional tanto motociclismo como automovilismo.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas