besos beneficios salud emocional La Verdad Junín
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Soy

¡Hay que besarse más!: sus beneficios

El beso es uno de los gestos más sublimes que pueda existir en la vida, al igual que el abrazo. Expertos en el tema hablan de sus beneficios para la salud pero hoy, los seres humanos, nos vemos un tanto restringidos de poder hacerlo por la pandemia por coronavirus.

Publicado

el

El Covid ha logrado que hoy nos debamos saludar con nuestros amigos, conocidos y allegados con el codo o con el puño para evitar un posible contagio de esta enfermedad a través del beso. Entre convivientes y con precaución, el beso sigue estando presente porque pertenece a la «ley» del afecto, del cariño, del amor y, porque como decía el conocido conductor televisivo argentino, el recordado Roberto Galán, ¡hay que besarse más»!. Es que son tan importantes, y sobre todo, para nuestra salud emocional y psicológica.

Beneficios

* Son «poderosos»
Los besos tienen el poder de mantenernos unidos como personas y hasta son sanadores. Besamos a las personas que amamos, como si fuese un impulso incontrolable. Besamos a nuestros hijos, demostrándoles nuestro amor incondicional.

También, lo hacemos con nuestros padres: en este momento, y tristemente, sólo si somos convivientes y de manera muy cauta. En lo posible, lo «mejor» sería no hacerlo por posibles contagios de coronavirus. Besamos a nuestras parejas. Es que con todos ellos, hay algo en nuestro interior que nos moviliza porque es inmenso el amor que sentimos. Cuando besamos, liberamos hormonas como la oxitocina que se relacionan con el afecto y la confianza.

* Disminuye la presión arterial
Besarse no sólo es placentero para el corazón del amor, sino también para el órgano vital. «Un beso apasionado aumenta los latidos del corazón de forma saludable y ayuda a disminuir la presión sanguínea. Los besos dilatan los vasos sanguíneos, la sangre fluye de una forma fluida y firme y llega a todos tus órganos vitales», confirma Andrea Demirjian, autora del libro «Besos. Todo lo que usted siempre quiso saber acerca de uno de los placeres más dulces de la vida».

* Reduce el estrés
El estrés es uno de los grandes males de la actualidad y los besos parecen tener un efecto positivo sobre este fenómeno: ayuda a mejorar, considerablemente, el bienestar de las personas. La causa parece estar en que los besos reducen la hormona cortisol (es la que genera este cansancio físico y mental).

* Función adaptativa
Los besos no sólo son agradables sino que tienen una función adaptativa. Es por eso que los expertos en psicología evolutiva afirman que estamos biológicamente programados para besar. Las muestras de afecto pueden ser clave para la supervivencia de la especie humana. Según Sheril Kirshenbaum, de la Universidad de Texas y autora del libro «La ciencia del besar» expresa que «los besos producen reacciones químicas en nuestro cerebro que movilizan nuestro cuerpo».

* Efecto análgesico
Estudios afirman que los besos reducen dolores de cabeza, espalda, contracturas musculares, calambres menstruales, entre otros. Los expertos afirman que besar y ser besados libera algunas sustancias como las endorfinas que ayudan a sentirnos mejor. Conclusión: no hay mejor analgésico que un efusivo beso.

Hace pocos días, se celebró el Día Internacional del Beso. La fecha es el 13 de abril. Se hace en homenaje al beso de más larga duración que se ha registrado en la historia. Ese «besazo» tuvo lugar en Tailandia para conmemorar el Día de San Valentín.

Mirándose a los ojos, frente a frente, precedido de una sonrisa intensa y el deseo a flor de piel. Así se inició el beso de una pareja de ese país que duró 58 horas, 35 minutos y 58 segundos. De esta manera rompieron su propio récord y nuevamente se alzaron en lo más alto del podio en 2013. Además, es un recordatorio de la importancia que tiene el beso para las relaciones humanas.

Suplemento SOY

Más Leidas