Seguinos en

Locales

Hantavirus: qué hay que saber y qué recaudos tomar

El médico pediatra Carlos Lombardi dejó en claro conceptos que ayudan despejar dudas acerca del virus y la enfermedad.

Publicado

el

Los casos de hantavirus registrados en la provincia y en el país han generado una preocupación que se extiende y genera temor en varios ámbitos.

El caso por confirmarse en Rawson encendió aún más las alarmas en la zona, aunque en nuestra ciudad hasta ahora no haya casos denunciados.

El médico pediatra Carlos Lombardi esta semana se refirió al tema en diálogo con LT 20 Radio Junín y dejó en claro conceptos que ayudan despejar dudas acerca de la enfermedad.

“Fundamentalmente la presentación clínica de la enfermedad por hantavirus es similar en el chico y en el adulto. Hay dos presentaciones clínicas del hantavirus, una más propia de los países europeos y de Asia, con un componente hemorrágico y compromiso renal. La otra es la que solemos tener nosotros acá en las Américas, y tiene que ver con el síndrome cardiopulmonar fundamentalmente, que va trayendo consecuencias que pueden ser complejas”, explicó Lombardi.

“La presentación más habitual tiene que ver con los casos de pseudo estados gripales, con fiebre intensa, cefaleas, náuseas, dolores musculares. Depende mucho el serotipo de virus que puede llegar a haber. En nuestro país tenemos cuatro zonas muy claramente delimitadas. Es importante hacer un cercamiento de las zonas y dar a conocer las recomendaciones ante casos sospechosos”, dijo, entre otras cosas, el profesional.

“Teniendo en cuenta inicialmente que la transmisión se da a través de roedores, todas aquellas etapas del año donde empieza a haber temperaturas más altas y pastizales altos son más favorables para el desarrollo de estos. El roedor está infectado crónicamente con el virus pero no desarrolla la enfermedad sino que lo disemina contaminando los ambientes”, puntualizó seguidamente.

En la Argentina, anualmente se reportan unos 100 casos de hantavirus, y en la provincia de Buenos Aires el año pasado se corroboraron 24.

“Hay acciones del hombre que favorecen el hábitat confortable para los roedores, como por ejemplo la acumulación de basura o la falta de mantenimiento en pastizales. La falta de desratización también contribuye a esto. Entonces hay que apuntar sobre esto”, resaltó Lombardi.

El ratón colilargo es la especie la que más frecuentemente se identifica con el virus.

“Las mutaciones desde el punto de vista medioambiental es otro factor que no puede dejarse de lado. Ante la presencia de síntomas, lo recomendable sin dudas es acudir al médico. Quienes viajen al sur y decidan acampar deben tomar recaudos para minimizar los riesgos de contagio. Las recomendaciones en estos casos son de índole general”, amplió el especialista.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas