Hace 16 años, el hermano de González asesinó a su expareja delante de sus hijos -
Seguinos en
Pronto Pago
Pronto Pago

Junín

Hace 16 años, el hermano de González asesinó a su expareja delante de sus hijos

Una historia que vuelve a repetirse en esa familia: los dos hermanos mataron a sus exparejas y madres de sus hijos. El hecho ocurrido en diciembre de 2004 y la condena de la Justicia.

Publicado

el

El único imputado por el femicidio de Rosa Fernández tiene antecedentes de violencia contra las mujeres en su propia familia. Es que 16 años después, Sandro González repitió la historia de su hermano Andrés, asesinando a su expareja y madre de sus hijos.

Andrés Baltasar González fue condenado el 15 de agosto de 2006 por el Tribunal Criminal de Junín a cumplir 19 años de prisión, dado que el 29 de diciembre de 2004 mató a su expareja, Mónica Alessio, delante de sus hijos.

Según cuenta la crónica de la época, la mujer llevó a sus cinco hijos a la casa de su ex pareja para que pasaran el Año Nuevo con su padre. Pero los chicos terminaron siendo testigos de un espectáculo atroz: el hombre asesinó a la mujer de dos puñaladas en el corazón.

Fue detenido en la puerta por la policía, cuando intentaba irse con dos de sus hijos. “Tuve un problema con mi mujer”, fue la insólita explicación que dio. Mónica, de 33 años, estaba embarazada de cuatro meses.

Por este hecho, tras el desarrollo del juicio oral y público que se siguió en los Tribunales Junín, el sujeto fue condenado a 19 años de prisión.

La fiscalía, a cargo de la doctora Mirta Monclá, había solicitado la pena de 25 años de prisión, calificando al hecho como “Homicidio simple”, con los agravantes de haber matado a una mujer embarazada y delante de sus hijos.

Consideró probado que el 29 de diciembre de 2004, aproximadamente a las 22, en una vivienda ubicada en Comandante Seguí 472, utilizando un cuchillo de 12 cm de hoja, González propinó tres puntazos a su ex pareja, Mónica Alessio, produciéndole una perforación cardíaco-pulmonar que le ocasionó la muerte. El asesinato se produjo delante de tres de los cinco hijos menores de edad de la pareja González-Alessio.

LOS TESTIGOS

La primera testigo en el juicio desarrollado en los estrados juninenses fue Rosa Mabel Rodríguez, vecina de González, quien manifestó que esa noche ella estaba en su casa cuando escuchó gritos. “Pensé que eran chicos, entonces cuando llegué a la esquina vi un bulto en la calle, y chicos que decían ‘Mamita, mamita’. También vi a otro muchacho que dijo que iban a llamar a la policía”, expresó.

La pareja tenía cinco hijos, cuyas edades por entonces eran de 9, 8, 7, 4 y 1 año y medio.

También prestó declaración Carlos Gil, empleado que atendía un negocio en las cercanías de donde ocurrió el crimen. Contó que esa noche de diciembre del 2004 vio a los chicos y a la mujer herida, a quien alcanzó a sostener. Recordó que el imputado estaba en la puerta de la casa, con el arma y una nena en los brazos, y que le decía a otro chico que fuera con él, pero que el chico no quería y gritaba «la cortaste a mi mamá, negro borracho». Dijo que en un momento vio a González aparentemente hablando por celular y que pedía: «manden una ambulancia porque hay una chica herida en la calle».

El problema habría sido originado porque el juez de Menores había resuelto la guarda de los menores a favor de Alessio, algo que González no aceptaba.

El hecho tomó una gran repercusión por sus características. Hoy, la historia vuelve a repetirse con el hermano de Andrés González, acusado de ser el homicida de Rosa Fernández, cuyo cuerpo fue hallado hoy, enterrado en una obra en construcción en la que trabajaba. Sandro, 16 años después, también asesinó a su expareja y madre de sus hijos.

——————————————————

LEE TAMBIÉN

Femicidio: encontraron el cuerpo de Rosa Fernández

Pedernera dio los primeros detalles del caso Fernández

Todo Chevrolet

Más Leidas