Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

“Había ido tres veces a La Casa del Pueblo porque él le decía que había nenas de su edad”

La mamá y el abuelo de la menor abusada hablaron del difícil momento que les toca vivir desde que la semana pasada y por el relato de la niña, supieron que un amigo de la familia la había abusado.

Publicado

el

Para la progenitora, desde entonces “tengo un nudo en el estómago. No paro de llorar, no paro de sufrir y ella está muy triste, no quiere estar en casa. La psicóloga nos dijo que le demos ese espacio, que ya va a volver solita”.
Los días previos, “se estaba portando muy mal -agrega su mamá-, no dormía de noche. Soñaba, hasta que no dio más y lo contó. Yo lloraba desesperada al lado de ella. Temblaba, fue muy fuerte lo que me dijo y en ningún momento dudé de su palabra. La escuché hasta que no pude más”.

Macro Recargas

Al recordar la relación que tenían con el hoy abusador, explicó que “me crie con él. Cuando mis padres se separaron, él y mi hermana salíamos con él a hacer mandados, pasábamos horas y nunca nos hizo nada”. Cómo imaginar entonces lo que llegaría después.
Ya radicada la denuncia, los hechos llegaron a las redes sociales, fue entonces que se acercaron a la casa de la menor abusada, “la familia -del sujeto-, para decirnos que con las sobrinas hizo lo mismo. Ellos no hicieron la denuncia porque de haberlo hecho nos hubiéramos enterado y lo habríamos apartado”.
Otro de los aspectos que hoy toma especial trascendencia es el lugar donde la niña de 6 años fue abusada. “Ella me lo dijo -sostuvo la mamá-. Había ido dos o tres veces a La Casa del Pueblo porque él le decía que había nenas de su edad, pero a mí me decía que iba a la casa de la novia”.

A la entrevista se sumó Daniel, el abuelo de la niña, quien sostiene que “nos destruyó a todos. Primero no sabes para qué lado disparar. Después traté de tranquilizarme y que nos manejemos como debíamos. Por mi trabajo siempre vemos situaciones así, pero nunca pensé que me pegaría tan cerca. Siento dolor y no me puedo contener. Esperemos que rápido se haga la Cámara Gessell para que la criatura cuente y lo detengan”.
Al preguntarle si sabía dónde podía encontrarse en la actualidad el abusador, el abuelo añadió que “me gustaría saberlo. Pero no he tenido la suerte de saber dónde está y le pido a Dios no enterarme”.

Daniel explicó que se habían encontrado con Juan Manuel Sequeira -dirigente político que conoce al individuo ya que vivía en La Casa del Pueblo – y me dijo que lo que los padres necesiten, cuenten con ellos y que además van a hablar con Mastrorilli (el Fiscal General), para que apuren todo. Están alarmados porque hasta lo llevaban a su casa. No entienden cómo pudo haber pasado”.
Un detalle importante y que no había trascendido es que las pertenencias del individuo están en manos de la fiscalía. “Se las entregaron a la DDI. Sobre todo, una bolsa que -él decía-, tenía basura. Ellos – en la Casa del Pueblo-, llamaron y lo entregaron”.
Para Daniel “hubiese sido bueno que se hiciera un allanamiento para ver si encontraban algo. Por ahí no trabajaron con rapidez. Pero ya está”.
De aquí en más, la menor comenzará a ser asistida por una psicóloga y ya el viernes tendrán que volver al Servicio Local.
Para la joven mamá de 24 años, los últimos días vivieron situaciones “muy fuertes y dolorosas mientras que el abuelo finaliza diciendo que “hace 25 años que tengo un trabajo y no me gustaría perderlo, tampoco terminar preso por una persona que no vale la pena, pero cuando se trata de una criatura no te importa el trabajo, no te importa nada. Hasta ahora vengo bastante controlado, pero me gustaría que la justicia actúe más rápido, creo en la justicia y espero que hagan las cosas como corresponde”.

Gobierno Local

Más Leidas