Seguinos en
Binaria Seguros

La Deportiva

Guillermo Beraza, un hijo pródigo del club: “Cumplí el sueño de jugar en la primera de Sarmiento”

Publicado

el

Por: Adrián Robledo.

Elegante, sutil, habilidoso, con la 10 en la espalda, siempre entregando la pelota redondita a sus compañeros y en muchas oportunidades asistiéndolos para que puedan convertir goles, Guillermo Beraza debutó profesionalmente en Sarmiento reemplazando a Pablo Caballero el 17 de septiembre de 1994 por el campeonato de Primera B Metropolitana en la goleada frente a Ituzaingó 4 a 1 y tiene muy presente ese momento futbolístico. Tal es así que en diálogo con LA DEPORTIVA recordó: “El técnico era Lucho Avilés que estaba con Rubén Rusiñol y el profe Alcolea. En el segundo tiempo nos tocaba atacar para el arco de calle Arias y fue una gran emoción por el momento del debut, tan deseado durante años. El resultado estaba favorable y Lucho me pidió que jugara tranquilo y que intentara juntarme con los demás. Recuerdo una jugada puntual que fue una situación de gol donde la baja el Potro Stranges de cabeza, le hago un sombrero a un defensor y cuando voy a definir Darío Pérez se me anticipa y pateó él. Fue un día donde cumplí el sueño después de estar años en la tribuna, desde afuera esperando tener la chance y ese fue el puntapié inicial”.

Su historia con el club comenzó desde muy chico. Al respecto, el Peludo, como lo apodan, indicó: “A la cancha me llevaba mi viejo desde los dos años y medio y ya era hincha del club. Por una cuestión de cercanía empecé jugando en Moreno y a los 12 años me fui a Sarmiento donde tuve una etapa maravillosa en inferiores comandada por Taqueta Barrionuevo hasta llegar al debut en el profesionalismo”.

Ese año 1994 fue muy significativo para él y para la institución: “Fue un año especial también en el torneo local. Después del debut, en el partido siguiente íbamos a Defensa y Justicia, yo no viajé y luego ya jugué como titular hasta fin de año. Volvimos de la pretemporada y en ese tiempo que no tenía gran cantidad de minutos en cancha, entraba en los segundos tiempos y recuerdo que volvíamos de jugar de visitante los sábados a la noche y me bajaba en la esquina de Benito de Miguel y Lartigau porque de ahí pasaba por la casa de Taqueta para preguntarle si el domingo podía jugar en la primera local”. Contó Guille y seguidamente expresó: “Fui jugando los dos torneos a la vez y fue histórico porque Sarmiento hacía 35 años que no salía campeón de la Liga Deportiva del Oeste. Ese año nos consagramos campeones en el estadio frente a La Loba (River Plate) y fue muy grato porque éramos todos chicos de las inferiores”.

Por último, sobre lo que significa la institución en su vida, Guillermo Beraza dijo: “Las mayores alegrías y tristezas de mi vida las viví con Sarmiento porque tengo un sentimiento muy especial por el club. Recuerdo mucho el ascenso como jugador en la cancha de Tigre, la mayoría no recuerda el partido de ida pero sí el de vuelta porque solamente nos servía ganar.

Arrancamos perdiendo y lo dimos vuelta. Terminamos ascendiendo en Victoria en lo que fue una temporada muy particular para mí porque ese año tuve la única lesión importante, una fractura que me dejó varios meses afuera y cuando me recuperé mi viejo tuvo un problema personal, y bueno, terminó con la alegría del ascenso”.

EL DEBUT DE “EL PELUDO”

El 17 de septiembre de 1994 Sarmiento recibió a Ituzaingó por la sexta fecha del Campeonato de Primera B Metropolitana. La formación del verde fue: Armentía; Ricardo Cajiao, Silvio Paredes, Omar Antúnez y Bazán; Marcos Capocetti, Darío Pérez y Caremi, Juan Carlos Bermegui, Jorge Stranges y Pablo Caballero. Guillermo Beraza reemplazó a Caballero en el segundo tiempo y significó su debut profesional. Sarmiento ganó 4 a 1 con goles de Paredes, Bermegui, Stranges y Caballero.

GALERÍA DE FOTOS DE BERAZA:

MÁS NOTICIAS

Más Leidas