Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Greco: “No se le puede dar el carnet a cualquier persona, hoy las motos y los autos son armas”

En 2017 murieron 1302 personas, lo que significa 3,5 personas por día, en todo el territorio provincial. Los siniestros viales provocaron alrededor de 45 mil heridos.

Publicado

el

La Verdad publicó días atrás datos que daban cuenta de que Junín es una de las ciudades del interior de la provincia de Buenos Aires con mayor índice de muertes en accidentes de tránsito.
Los decesos producto de la accidentología -y la cantidad de heridos- fueron tenidos en cuenta por el Observatorio de Estadísticas de Seguridad Vial de la Sub secretaría de Gestión Gubernamental bonaerense.
En 2017 murieron 1302 personas, lo que significa 3.5 personas por día, en todo el territorio provincial. En 2016 los fallecidos habían sido 1239. Los accidentes provocaron alrededor de 45 mil heridos.
“Argentina está en primer lugar en el mundo en cuanto a fallecidos menores de 35 años en este sentido. Creo que si no cambiamos la forma de ver cómo se maneja, vamos a ir de mal en peor. Acá hay un problema psicológico, en una calle peatonal no podemos tener una muerte, un ex Gobernador no se puede matar en la camioneta más segura del mundo por quedarse dormido y una señora no puede morir trotando sobre la ruta porque una persona con más de dos grados de alcohol se cruzó de mano y la mató”, dijo el doctor Hugo Greco, director Médico de la empresa de emergencias Intermed.
“No se puede seguir así. Hay que hacer alcoholemia y controles de uso de droga en cualquier momento del día. Se siguen pasando semáforos en rojo, se sigue andando en contramano, se sigue andando con exceso de velocidad. Creo que hay que sentarse y planificar un trabajo interdisciplinario. No se le puede dar el carnet a cualquier persona, hoy las motos y los autos son armas”, consideró Greco.
El profesional recordó además que los “heridos y mutilados” por accidentes generan un trastorno posterior para las familias.

“Empezar de nuevo”
“Acá hay que dar vuelta la hoja y empezar de nuevo, aquel que va despacio, por su mano y con el casco hay que premiarlo. Tenemos que buscar evitar accidentes, trabajar para solucionar un tema que es complejo. Hoy, creo, hay que hacer nuevos test para dar el carnet. Somos transgresores, en eso tenemos que trabajar”, recalcó en la continuidad de la entrevista.
“Ciudades como Junín, Pergamino, San Nicolás, Olavarría de 100 mil, 120 mil habitantes, no han podido bajar la accidentología. Este problema es social, la gente no quiere cambiar su forma de manejar. Necesitamos ayuda de la sociedad, no hay una fórmula mágica para bajar los accidentes. Si no logramos hacer entender a la sociedad va a ser muy difícil, en Córdoba se llevó a chicos a las salas de terapia para que vean cómo queda gente mutilada en accidentes de tránsito”, reseñó el profesional.
Y cerró: “En Argentina la accidentología es una epidemia, se subestiman las cifras y parece que no se toma conciencia”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas