Seguinos en
LT20 Radio Junín

Provinciales

Graves antecedentes tiene el acusado de participar en el asesinato del policía

Branto Ayala gozaba del beneficio de salidas transitorias pero tras salir el 17 de octubre no regresó a prisión y se encontraba prófugo.

Publicado

el

 El hombre de 56 años detenido en las últimas horas acusado de participar en un tiroteo en el que murió un policía tras el asalto de un camión que descargaba mercadería en un supermercado en la localidad bonaerense San Pedro estaba cumpliendo una condena por robo que vencía en 2027 y gozaba de salidas transitorias.

   Se trata de Roberto Gerardo Branto Ayala, de 56 años, quien cumplía una condena por robo doblemente calificado por el uso de arma en poblado y en banda, y portación ilegal de arma de guerra, según informaron este domingo fuentes policiales.

   El sospechado de participar del crimen del policía local Nelson Lillo ocurrido el pasado viernes había sido condenado por el Tribunal en lo Criminal número 2 de San Isidro, a una pena de prisión de 28 años y seis meses, con vencimiento en 2027, y puesto a disposición del Juzgado De Ejecución Penal número 1 de San Isidro.

   Branto Ayala gozaba del beneficio de salidas transitorias pero tras salir el 17 de octubre no regresó a prisión y se encontraba prófugo.

   Este sábado, el hombre fue detenido durante un operativo realizado en forma conjunta por efectivos de la Policía Bonaerense y la Prefectura Naval.

   El hombre presentaba una herida de bala en el abdomen y otro en la pierna izquierda, y tras ser trasladado al Hospital Subzonal de San Pedro permanecía internado con custodia de personal de Prefectura Naval.

   El asalto tuvo lugar este viernes en la intersección de Rivadavia y Oliveira Cézar, de esa localidad de la zona norte de la provincia.

   Allí dos delincuentes redujeron al chofer y el acompañante de una empresa de distribución de mercadería, para robarles el dinero de la recaudación.
   En esos momentos, el policía Lillo recorría la zona cuando advirtió la situación, enfrentó a los delincuentes y se produjo un tiroteo.

   A raíz del enfrentamiento murieron el efectivo y uno de los asaltantes, tras ser baleados, mientras que un segundo logró escapar herido con el dinero de la recaudación, a bordo de una moto conducida por un cómplice.

 

MÁS NOTICIAS

Más Leidas