Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Gran movida desde SUTEBA Junín por el futuro de la Casa Huerta

Desde el gremio, han organizado distintas actividades que concluirán con una reunión con autoridades el próximo miércoles 6.

Publicado

el

Docentes que se desempeñaban en la institución educativa CasaHuerta y dirigentes gremiales de SUTEBA Junín se manifestaron ayer en el establecimiento, ubicado a la vera de la ruta provincial 65, en el marco de las actividades previstas, alertados por el posible cierre de la institución.

Universidad Siglo 21

“La compleja situación de desarticulación y desguace que hoy atraviesa la institución fue generada por el proceso de vaciamiento educativo e institucional impulsado por el Gobierno nacional y provincial”, aseguró Francina Sierra, titular de SUTEBA Junín.
CasaHuerta es un proyecto educativo de más de 15 años de antigüedad, que trabaja con jóvenes en situación de alto riesgo y vulnerabilidad con la finalidad de promover y apuntalar un proceso genuino de contención y reinserción social.
Ante el posible cierre de la entidad, se ha organizado una agenda de actividades y movilizaciones. Hoy a las 10.30 se recibirá la visita de concejales de Unidad Ciudadana y Frente Renovador; mañana habrá desde las 19 un festival en defensa de CasaHuerta, para concluir el próximo miércoles 6 con la reunión definitoria que se mantendrá con las autoridades educativas.

El desguace
Sobre la situación creada, desde SUTEBA se informó que “en el marco la reconfiguración de la educación secundaria y de adultos impulsada a principios de este año, CasaHuerta quedó bajo la órbita de Adultos y se vio obligada a desprenderse compulsivamente de la matrícula de alumnos juveniles, quienes constituían la mayoría de su población educativa”.
“Al mismo tiempo, y teniendo en cuenta que para la modalidad Adultos no está previsto que el Gobierno Provincial se responsabilice por los costos de transporte y servicio alimentario escolar, los alumnos de CasaHuerta comenzaron a transitar diversas dificultades para asistir a diario a la Escuela”, agregaron desde el gremio.
También se preguntaron: “¿Cuál podría ser el destino de Casa Huerta si su matrícula resulta completamente reducida y al mismo tiempo se quitan los recursos necesarios para sostener el proceso educativo con transporte y servicio alimentario? ¿Cuál es la valoración y las expectativas de nuestros jóvenes al ser despojados de años de trabajo, proyectos, y esfuerzos de construcción colectiva?”.
En este marco, desde el gremio atribuyeron responsabilidades por la situación que hoy atraviesa CasaHuerta: “Es el resultado de deliberadas e insensibles políticas de ajuste que el Gobierno Provincial está llevando a cabo en cada distrito a través de sus brazos ejecutores: en este caso, inspectora distrital, Andreína Arostegui; inspectora regional Emilse Marini; y el intendente municipal, Pablo Petrecca”.

Las consecuencias

Sobre las consecuencias de medidas que podrían adoptarse, SUTEBA sostiene que:
– El cierre planificado de CasaHuerta se enmarca en dichos procesos de ajuste estructural comandado por las autoridades nacionales y provinciales en el campo educativo
– El cierre de espacios educativos como CasaHuerta, trae aparejado profundos y marcados procesos de exclusión y discriminación educativa.
– La clausura de Casa Huerta implica no sólo el cierre y abandono del espacio físico del proyecto, sino la destrucción de una genuina trama de trabajo, pertenencia e identidad que los trabajadores de la comunidad han construido con profundo amor y vocación docente.
“La continuidad está garantizada sólo si CasaHuerta conserva su espacio físico y matrícula inicial. De lo contrario, no es continuidad, es cierre”, aseguraron.

Haciendo Obras 1

Más Leidas