González Cartagena: "Crucé en amarillo” - La Verdad Online de Junín, Buenos Aires, Argentina
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Junín

González Cartagena: «Crucé en amarillo”

El imputado por el fallecimiento de Francina Marcaccio solicitó declarar ayer, en la primera jornada del proceso legal.

Publicado

el

Ayer, en el sexto piso de Tribunales, se realizó la primera jornada del juicio oral por el fallecimiento de Francina Marcaccio que tiene como imputado a Sergio Elver González Cartagena.

El siniestro, que acabó con la vida de la joven de 29 años, ocurrió el pasado 1 de agosto cuando la juninense conducía una motocicleta Guerrero Econo 70, por Roque Sáenz Peña, y fue embestida en la intersección con Carlos Pellegrini por un Volkswagen Gol Trend, dominio LUO599, conducido por el imputado.

Luego del impacto, Francina permaneció internada en el Hospital Interzonal General de Agudos durante cinco días, debido a que sufrió una fractura de cadera, varios traumatismos y herida cortante en el parietal ya que circulaba sin casco.

Tal como al inicio de todos los procesos, el Juez Héctor Barbera leyó los cargos que se le imputan al acusado (homicidio culposo agravado en los términos del artículo 84 bis del Código Penal), que llegó al proceso privado de su libertad. Luego de esto, fueron seis los testigos que declararon ante el magistrado, aunque habían sido citado ocho, de los cuales cuatro fueron testigos presenciales y dos efectivos policiales. No obstante, lo más sorpresivo fue el pedido de declarar por parte de González Cartagena.

De un lado, se encontraban el fiscal Esteban Pedernera, junto a la doctora Paola Luján, que en aquel entonces era la secretaria de la fiscalía, y como representante del particular damnificado se encontraba el doctor José Orlando Muñoz Saggesse. Por el otro, Cartagena fue defendido por la doctora Dora Piñeyro.

González Cartagena
Posteriormente, fue el mismo imputado el que se sentó a declarar y contó su versión de los hechos. En primer lugar se disculpó con la familia de Francina y dijo identificarse con ellos por una pérdida similar que atravesó él, con su hijo, por un accidente de tránsito.

Al ser sometido a las preguntas tanto de la defensoría como de la fiscalía y del abogado particular damnificado, el imputado aseguró en más de una ocasión: “Yo crucé en amarillo”.

“Venía circulando por Pellegrini y vi que estaba en amarillo. Vi que había uno o dos autos esperando en el semáforo. Cuando asomo la trompa siento un impacto en el parabrisas, pero no sabía lo que había generado. Yo ahí perdí la visión y seguí mi marcha. Yo era taxista y sabía que en esa calle, después del kiosco de diarios, había un contenedor de basura negro. Por eso seguí y estacioné más adelante, casi en diagonal”, continuó.

A su vez, siguiendo con el relato del accidente, manifestó: “Cuando bajé me di cuenta de que había chocado a una persona. Por eso nunca frené. No lo hice porque me tocaron bocina o me gritaron. Cuando fui a donde estaba la persona herida no sabía qué hacer, estaba en shock. Reaccioné cuando uno de los testigos estaba moviendo a la persona y le dije que no lo hiciera porque lo tenía que hacer un paramédico o un bombero porque le podía hacer daño”.

Por otro lado, también comentó que estuvo internado, desde el 8 de agosto al 26 de septiembre, por propia voluntad, ya que cuando se enteró del fallecimiento de Francina se deprimió y comenzó a beber alcohol diariamente. En esta misma línea, dijo que nunca tuvo intención de obstaculizar la investigación ni de escaparse, y que no recibió notificaciones, salvo una cuando estuvo internado que le informaba de que se iba a realizar una pericia.

También comentó que en caso de haberse querido escapar le hubiese resultado fácil ya que al ser nativo de Perú y tener doble nacionalidad, podría haber emigrado al país limítrofe cualquier día del plazo que duró el proceso hasta la noche que fue detenido.

Por último, al ser consultado por la doctora Paola Luján sobre la pericia realizada, el taxista admitió que iba entre 6 y 10 kilómetros por hora más rápido de lo permitido, pero calificó como “no excesiva” esa velocidad.

Efectivos policiales
Finalmente fue el turno de los efectivos policiales que llegaron al lugar del siniestro, Fabián Domínguez y Rocío Tieri. En este caso, los dos efectivos coincidieron en que Marcaccio no llevaba casco y que el imputado no ofreció resistencia en ningún momento, inclusive, al pedírsele las llaves del vehículo, le respondió al oficial: “Loco, no me voy a ir. Pasé en amarillo”. Por su parte, Tieri recordó cuando uno de los testigos le recriminó haber pasado en rojo y la respuesta de Cartagena de que había cruzado en amarillo.

Ausentes
Otro hecho que se dio en el proceso es la ausencia de dos testigos citados. Por esta razón, en la segunda jornada del Juicio Oral, que se realizará hoy, serán buscados y llevados por la fuerza policial.

Segunda jornada
Hoy, a partir de las 10, se realizará la segunda jornada de debate, donde se espera que desfilen varios testigos más, entre los que se encuentran los diferentes médicos y un profesional de la clínica de rehabilitación donde estuvo Cartagena internado. Para concluir, tanto Pedernera, como Muñoz Saggesse y Piñeyro pronunciarán sus alegatos.

Más Leidas