Seguinos en
Binaria Seguros

Provinciales

Fuerte rechazo gremial al proyecto para declarar “servicio esencial” a la educación

Publicado

el

Los gremios docentes salieron a repudiar las intenciones del oficialismo de reinstalar en la Legislatura bonaerense un debate que busca declarar “servicio esencial” a la educación primaria para limitar los paros. Sostuvieron que la iniciativa es “inviable”, que entra en “contradicción con sus propios actos” y que “sólo busca molestar y cambiar el eje de la agenda”.

Como informó ayer DIB, el encargado de reflotar el debate fue el presidente de la Cámara de Diputados, Manuel Mosca, quien avaló un proyecto presentado hace un año por Guillermo Castello, un legislador de Elisa Carrió. Desde el oficialismo no ocultaron las verdaderas intenciones de la iniciativa: “Limitar los paros”, a los que calificaron como “salvajes”.

Como era de esperarse la medida cayó mal entre los gremios. “No es el primer intento. El Gobierno anterior también quiso hacerlo. Es inviable, prácticamente imposible”, dijo a DIB la titular de FEB, Mirta Petrocini, y consideró que la idea del Gobierno “entra en contradicción con la irresponsabilidad de sus propios actos” y que termina por “poner en peligro a los chicos”.

Es que la iniciativa declara a la educación primaria como “servicio esencial”, lo que no impide los paros, pero obliga a que durante una medida de fuerza se garantice una guardia mínima para que los padres dejen a sus hijos.

“Lo único que buscan es limitar el derecho a huelga, porque si para ellos la educación es esencial tienen que garantizar la seguridad en las escuelas y el presupuesto para cargos, para que no haya chicos hacinados en aulas superpobladas con techos que se caen”, reprochó Petrocini, quien también se quejó de que el proyecto “desmerece el acto pedagógico”. “¿Cómo hacen dos o tres docentes para enseñar a cientos de chicos?”, se preguntó.

Roberto Baradel, de Suteba, también cuestionó con dureza la medida y calificó de “burros” a quienes impulsan el debate. “No tienen la menor idea de lo que significa un servicio esencial. Así se declara, mediante un convenio con la OIT (Organización Internacional del Trabajo), cuando está en riesgo la vida, la salud o la seguridad de las personas”, explicó Baradel, quien precisó que esas modalidades se aplican, por ejemplo, para “establecer guardias mínimas, por ejemplo, en un hospital”, pero que resultan inaplicables en educación.

“En el caso de los docentes, si establecemos una guardia mínima, logramos el objetivo que el convenio de servicios esenciales intenta evitar, que es poner en riesgo la seguridad de los chicos. Que haya cinco maestros para darles clases a 300 alumnos sería una locura”, continuó.

Por su parte, Silvia Almazán, también de Suteba, dijo a esta agencia que “se trata de una estrategia de distracción más del Gobierno” y que así “intenta eludir responsabilidades”.

“Lamentablemente tenemos legisladores que no están a la altura de las problemáticas reales, que desconocen la realidad de la escuela pública también lesionan la institucionalidad democrática”, consideró. Y cuestionó a Castello a recordar que “nunca recibió al Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) pese a que le pidieron una reunión”.

“Yo le preguntaría a Castello: ¿cómo serían las guardias docentes en escuelas con más de 1.200 chicos?”, cuestionó.

Más Leidas