Seguinos en
Binaria Seguros

Deportes

“Fue una noche mágica”

Hoy se cumplen 10 años del Torneo Cuatro Ligas que ganó el club Ambos Mundos en la cancha de Sarmiento. El Trico le ganó a Villa Belgrano 3 a 0 el partido de vuelta de la final y se consagró campeón después de 41 años. LA DEPORTIVA recordó ese momento con el autor del primer gol en ese juego decisivo, Carlos “Lagarto” González.

Publicado

el

¿Qué recuerdo tenés de ese día?

Fue una noche histórica para el fútbol de Junín porque era una doble final del Cuatro Ligas que recién se estaba iniciando, creo que era el segundo o tercero. Para Ambos Mundos era una oportunidad única porque tenía jugadores hechos y algo de juventud, era el momento justo para darle una alegría al club. Recuerdo como si fuera hoy los dos partidos y fuimos claramente superiores. Hacía mucho que no salía campeón Ambos Mundos y recuerdo las semanas previas que estábamos expectantes esperando al otro finalista y queríamos jugar. Es un recuerdo hermoso para mis compañeros y para la gente del club.

¿Fue una noche histórica por el público?

El haber programado la doble final en cancha de Sarmiento ayudó mucho y además el clima fue estupendo. Villa sabemos que es un club muy grande y era obvio que iba a llenar su tribuna, y nosotros somos familias y grupos de amigos. Las dos tribunas estaban llenas y cuando vimos tanta cantidad de público fue impactante. Los dirigentes hicieron un esfuerzo enorme porque llevaron bengalas, banderas, bombas de estruendo e hicieron una fiesta. Es un recuerdo que tenemos muy presente. El club no está acostumbrado y ya el escenario te imponía respeto. Estaba Viale, Demaría, Oscar Casas, varios ya hechos y no estaban nerviosos, pero los más chicos un poco sí. Gatti con 17 o 18 años, y tratábamos de hablarlos. Tengo muy presente las dos finales y merecimos ganar los dos partidos.

¿Te tocó convertir el primer gol?

Si. Mi viejo siempre me reprocha que no lo vio porque fue a los dos o tres minutos, recién empezaba el partido. Un tiro libre de tres cuartos de cancha, cabecean, pega en el travesaño y me queda a mí en el punto del penal,  simplemente tuve que empujarla. Ayudó un montón porque nosotros teníamos que salir a buscar el partido, habíamos perdido el primero uno a cero, después manejamos la pelota y hubo muchas situaciones de gol. Fue determinante que ellos hayan errado un penal. Terminó 3 a 0 y fue una noche mágica.

¿Hubo un penal para Villa?

Si. Cuando ganábamos 1 a 0, iban 25 minutos del segundo tiempo y cuando se preparó para patear el “Chiqui” Cariaca, sabiendo la potencia que tenía para pegarle empecé a rezar. No es que no confiaba en nuestro arquero Jorge Machado, pero la potencia de Cariaca siempre fue envidiable, y gracias a Dios pegó en el travesaño y mantuvimos la diferencia. Al haber formado un 4-4-2 Marcelo González, donde teníamos a Nicolás Salinas que se juntaba mucho conmigo, y armábamos buenas triangulaciones con Germán Casco, en las dos finales manejamos la pelota. Ellos tenían a “Manteca” Milla, que yo siempre lo cargaba porque era muy jovencito, tanto él como Leo Milla, y tenían una impronta, unas ganas bárbaras pero estaban un poco nerviosos. Eran arrestos individuales de ellos dos y de “Pilín” López, que creo hizo el gol en el partido de ida. En esas dos finales Germán se adueñó de la mitad de la cancha y fuimos superiores, lo tengo muy presente.

¿Todos recuerdan esa final?

Mira, casualmente hoy nos vamos a juntar con los chicos para festejar ese campeonato. Parece mentira que hayan pasado 10 años. Aprovecho para decirle a los hinchas, a la gente de Ambos Mundos que se acerquen, que apoyen a este equipo que tiene mucha juventud y que como siempre van a tratar de dar lo mejor. Que los chicos sientan el apoyo.

Más Leidas