Seguinos en
Binaria Seguros

La Deportiva

Franco Armani, de Junín al mundo en un sueño que superó la ficción

El arquero que se crió en nuestra ciudad tuvo el mejor debut con la camiseta albiceleste.

Publicado

el

Escribe: Mario Nicolás Uhalt

Franco Armani cumplió el sueño de debutar con la selección argentina y seguramente superó sus propias expectativas. Argentina ganó, clasificó a Octavos de una manera infartante y tuvo una tapada clave, donde demostró toda su categoría y sirvió para que el equipo siga vivo, otorgándole además, el envión anímico necesario para ir en busca del estoico triunfo ante Nigeria.

De tapar pelotas increíbles con Deportivo Merlo en el arco del estadio Eva Perón ante Sarmiento (en la B Metropolitana), donde una vez finalizados los noventa minutos iba a visitar a sus padres y abuela, con quienes compartía charlas y mates en Junín, el pibe nacido en Casilda, pero que sin dudas es juninense por adopción, ya que la niñez la vivió en nuestra ciudad, se consagró en Colombia y el gran nivel lo llevó a defender la camiseta de River Plate.

Y pese a la fama conseguida por estar en unos de los clubes más importantes de Argentina y destacarse desde el arranque, Franco siguió viniendo a Junín a visitar a sus familiares directos, al igual que cuando era un arquero del ascenso que pocos medios, periodistas e hinchas conocían. No perdió su personalidad y recorrió las calles céntricas con total humildad y amabilidad, fotografiándose y firmando autógrafos con los futboleros que lo divisaban. Y es para resaltar, porque esta situación no se ve reflejada en todos los futbolistas de elite.

Entró a la lista de 23 en silencio pero con tapadas que gritaban por sí solas. Ante la imprevista lesión de Romero se le abrió la posibilidad de poder estar entre los once, pero finalmente el DT se inclinó por Caballero. No obstante, como si el destino quisiera que Armani se calce sí o sí el buzo naranja, el golero del Manchester City cometió un error fatal ante Croacia y le dejó la puerta abierta.

El chico que se crió con una pelota junto a su hermano Leandro y recorría el barrio 9 de Julio de Junín, siendo ahora un profesional indiscutido, no desaprovechó la chance y se convirtió en un héroe silencioso, como lo es él. Precisamente el movimiento que realizó, tapándole el tiro al jugador nigeriano Musa, posteriormente le permitió a Marcos Rojo, desatar el delirio y desahogo en Rusia por la emotiva clasificación.

De Junín al mundo. De suplente a titular. De tapado a figura. Franco Armani, un viejo conocido para los juninenses, se hizo gigante y le achicó el arco a los rivales, escribiendo de esta manera, la primera página de una historia personal, que superó cualquier ficción referida al deporte y promete tener capítulos aún más apasionantes.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas