Ford Mustang: La leyenda americana cumple 57 años -
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

AMB

Ford Mustang: La leyenda americana cumple 57 años

Este vehículo, logró vender alrededor de 418.000 unidades, en el primer año. Es un ícono que ha marcado a su paso, la historia y la tradición de Ford.

Publicado

el

El 17 de abril de 1964, en el Salón del Automóvil de Nueva York, se presentó con algunos componentes del Falcon la primera generación del Ford Mustang, un vehículo coupé con esencia única para la época, accesible (al menos en Estados Unidos), que quebró con los diseños clásicos, en comparación con los autos de esos años y logró alrededor de 418.000 unidades vendidas en el primer año.

Además, se convirtió en el primer «compacto americano» de gran potencia y “patentó” la categoría pony car (en relación al logo propio del auto), a diferencia de los muscle car, que eran aquellos.

El factor Shelby  

Un año más tarde, en 1965, a pesar del exitoso lanzamiento, Ford buscaba mejorar el rendimiento de los motores del Mustang para insertarlo en un marco de competición, y fue por eso que contrató a Caroll Shelby, quien desarrolló los GT 350 Y GT 500, ambos con motores V8, que iban desde los 306 CV a 355 CV, sumado a un rediseño en la carrocería de tipo fastback para lograr una mejora en la aerodinámica.

Asimismo, un detalle no menor para los seguidores de estas versiones, es la cobra que lleva como insignia en su logo, que perduró junto al significante motor desde 1965 hasta 1970, al menos en esta generación.

 

El fin del primer Mustang y sus nuevas generaciones

Para 1969 se encontraban disponibles 11 versiones del exitoso producto de Ford, entre ellas los Boss, GT y Mach 1, aunque el conflicto de la crisis del petróleo obligó a la firma estadounidense a disminuir las unidades ofrecidas, dejando a este último como el único modelo disponible en toda su gama para 1973. A su vez, para comienzos de los 70’, el deportivo había aumentado en dimensiones, generando un aspecto robusto con cambios en los paragolpes.

Mustang en la Argentina

A lo largo de estos 57 años, el pony car de Ford no tuvo una fuerte presencia en el país, no sólo por ser un auto de alta gama (al menos en Argentina), sino porque de forma oficial recién fue presentado en 2016 con su sexta generación, luego de experimentar una estrategia de apertura global por parte de la firma estadounidense.

El precio de lista que figura desde su retorno es de 95.000 dólares. En décadas anteriores, se comercializaron pocas unidades, más específicamente de la primera generación en la década del 60’ y otros escasos modelos de cuarta generación a fines de los 90’.

En la pantalla grande

El Mustang se ganó el cariño de la cultura popular, no sólo por su diseño y su fama dentro de Ford como pony car, sino también por su difusión en películas exitosas como Goldfinger, estrenada en el mismo año que salió a la venta la primera generación del deportivo del óvalo. De esta manera, fue uno de los principales debuts de este clásico modelo en un largometraje de la mano de Sean Connery protagonizando a James Bond.

Otros ejemplos fueron Bullitt, estrenada en 1968 con Steve McQueen como referente, con un Mustang GT verde como vehículo protagonista; Los Diamantes son Eternos (1971), nuevamente con Connery, esta vez a bordo de un Mach 1, encarnando a James Bond; 60 Segundos (2000), con Nicolás Cage a la cabeza, donde el personaje llama a su Shelby GT 500 de 1967, Eleonor, modelo que utiliza para despistar a las autoridades que lo persiguen; Soy Leyenda (2007), película con Will Smith como actor principal, en el papel del doctor Robert Neville, donde utiliza su Mustang Shelby GT 500 para encontrar la cura de un mal que perjudicó a la raza humana.

Para 1974, con medidas inferiores a las tradicionales y basado en el Ford Pinto, salió a la venta la segunda generación del Mustang, que solo perduró por cuatro años a diferencia de la edición anterior. Por otro lado, si bien se sumaron motores V8 y volvieron los Cobra en algunas variantes, el enfoque estaba puesto en el confort del habitáculo y los consumos.

En 1979, la tercera generación de la coupé de la marca de Detroit vio a la luz con un diseño completamente diferente al original de 1964, similar al de los autos europeos. El vehículo era liviano, pasó a tener tracción delantera y sumó mayor cantidad de plásticos como varios modelos de la década de 1980. A diferencia del rediseño anterior, que perduró por cuatro años, esta edición se comercializó hasta 1993.

Un año más tarde, la cuarta generación del Mustang volvió a recibir cambios profundos con líneas más redondas, nuevas llantas, ópticas, faldones rediseñados de la misma manera que la parrilla, que volvió a incorporar el caballo insignia del modelo de Ford. Este rediseño fue producido hasta 2004.

La quinta generación sufrió un cambio completo en el diseño, ya que volvió a sus orígenes al crear un vehículo nuevo, pero con la esencia de los primeros Mustang de los años 60’. Si bien incorporó tecnología, nuevos motores y  varios elementos del nuevo siglo, el modelo se inspiró en el estilo clásico de la primera generación respetando sus líneas originales a pesar de poseer mayores dimensiones. Además, Ford volvió a lanzar las versiones Shelby con motores de gran potencia, y logró conseguir prestaciones similares al de los autos superdeportivos.

La sexta generación fue develada a finales de 2013 y salió a la venta en 2015. Más allá que los cambios más notorios fueron la caída del techo en la zona trasera, retoques en la trompa, y en algunos casos, motorizaciones más amigables con el medio ambiente, el enfoque mayor estaba puesto en la expansión del Mustang de manera global, que permitieron que el producto de Ford pueda ingresar a nuevos mercados (alrededor de 150 países) y se convierta en el vehículo deportivo más vendido del mundo.

Con las versiones de alto rendimiento Bullitt, Shelby GT350R y Shelby GT500, el Ford Mustang cumple con las demandas de sus clientes más exigentes. Desde su lanzamiento en 2016 hasta hoy, la nueva generación del Mustang se ha mantenido como líder en el segmento de los pony car en Argentina ofreciendo a sus clientes un rendimiento único y un nivel de equipamiento superlativo en términos de seguridad y tecnología.

Con su motor V8 5.0L TiVCT, con 4 válvulas por cilindro y distribución variable, Mustang GT ofrece una potencia máxima de 466 CV a 7.000 rpm y un torque máximo de 569 Nm a 4600 rpm. Posee transmisión automática secuencial de 10 velocidades con levas al volante —permite un paso de marchas instantáneo y al alcance de las manos incluso en curvas por su ubicación en el volante— y sistema de amortiguación MagneRide, el cual permite variar la dureza de los amortiguadores para lograr una experiencia de manejo personalizada.

El vehículo se produce de forma exclusiva con el color específico solicitado, entre los cuales se puede elegir Negro Ebony, Blanco Oxford, Gris Plata o Gris Mercurio, en la planta Flat Rock de Ford en Michigan, Estados Unidos. A su vez, la versión Mach 1 se unirá este año a la familia Mustang en la Argentina y la automotriz anticipó que pronto se anunciarán más novedades. En el mercado local, el Mustang se ubica al tope de su segmento como el deportivo más exitoso.

Suplemento AMB

Más Leidas