Ford F-150 Lariat 2021: grande, lujosa y fuerte -
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

AMB

Ford F-150 Lariat 2021: grande, lujosa y fuerte

Todopoderosa. La pick-up gigantona de la marca del óvalo se posiciona como la más potente, avanzada tecnológicamente y lujosa de todas las camionetas que hoy se ofrecen en el país.

Publicado

el

Lo que en Argentina generan las pick-ups medianas (uno de los segmentos que más crece, al punto que de los 10 vehículos más vendidos cuatro son de esa categoría) en Estados Unidos se da con las Full Size. El modelo más vendido allí es la Ford F-150, camioneta que desembarcó en nuestro país a principios del 2020 en su versión deportiva Raptor y la variante lujosa Lariat. A inicios de 2021, la F-150 adoptó nueva plataforma con el fin de sumar una variante híbrida y otra eléctrica para el mercado estadounidense. Desde abril, esta renovada pick-up está a la venta en Argentina. Clasificados La Voz tuvo contacto con esta exuberante chata y cuenta cómo es manejar a la más grande y lujosa del país en su segmento.

El tamaño importa

Entre las pick-ups, grandilocuente equivale a robustez y las terminales americanas (Ford, Chevrolet, Ram y Jeep) se percataron de que en Argentina hay mercado para vehículos de gran porte. Si bien la F-150 Lariat es parte de la subcategoría Light Duty -le sigue la denominada Heavy Duty, cuya única integrante en nuestro país es la Ram 2500- la exponente de Ford se codea con ella en tamaño: 5.885 mm de largo (-181 mm que Ram 2500) 2.431 mm de ancho (+ 311 mm), 1.961 mm de alto (-76mm) de alto y una distancia entre ejes de 3.693 mm.

Cambios de fondo

Como adelantamos, la necesidad de Ford de renovar a su pick-up más exuberante tuvo que ver con la implementación de una nueva plataforma (ahora está fabricada en aleación de aluminio de alta resistencia, lo cual la alivianó y ganó flexibilidad), más que con una cuestión estética. De hecho, se diferencia apenas de su antecesora por una configuración de sus luces delanteras led y una flamante parrilla que sigue recurriendo al cromado como su principal distinción. En realidad, están cromados los paragolpes, los espejos retrovisores y las imponentes llantas de 20”.

Arriba de todos

El gran salto entre una generación y otra se percibe puertas adentro. Si bien sigue sorprendiendo la amplitud de su interior, ahora la calidad es propia de una berlina de lujo. Una camioneta de este porte necesitaba una pantalla multimedia acorde y Ford optó por una central multi táctil de 12”, en la cual debuta el sistema SYNC4. Como si resultara poco, el tablero también es digital de 12”.

La cosa no termina allí: cuenta con detalles inéditos, como una bandeja oculta que se pliega por encima de la palanca de cambio retráctil, un sistema de audio de ocho parlantes y un subwoofer (suena como un boliche), y el techo solar panorámico de doble panel. No podemos dejar de mencionar la inmensa cantidad de portaobjetos para guardar de todo; incluso, hay un habitáculo debajo de las butacas traseras.

El V8 del Mustang

Mientras que en otros mercados se preparan versiones con motorizaciones, híbridas y eléctricas, aquí en Argentina se mantiene el descomunal 5.0 litros V8 de 440 CV y 542 Nm. Se trata del mismo propulsor del deportivo Mustang, pero configurado para impulsar a este vehículo que supera las tres toneladas de peso. Este V8 se asocia a una caja automática de 10 marchas, y por supuesto ofrece sistema de tracción 4×4.

Dinámica

El tamaño de la F-150 Lariat intimida, pero en la práctica resulta una de las pick-ups más cómodas y agiles que manejamos. Si le cabe una crítica a esta “mole” es que no resulta fácil estacionarla, pese a que cuenta con cámaras adelante, atrás y en los laterales. Su puesto de mando está pensado para que nadie se sienta pequeño, pues cuenta con infinidad de regulaciones eléctricas; incluso, la pedalera también se puede regular. Su motor V8 y el ronroneo de su escape incitan permanentemente a “pisarla”. Lo hicimos y alcanzamos los 100 km/h en 7,3 segundos. El único atenuante fue el consumo de nafta: superó los 25 litros cada 100 km. Si por el contrario se maneja con temple tranquilo y se mantiene la velocidad en ruta entre los 100 y 110 km/h, los consumos son muy razonables: 10,5 litros cada 100 km. En ciudad, el promedio es de 20 litros cada 100 km. El consuelo es que no precisa nafta premium. Es una versión de lujo, pero no por eso renuncia a la posibilidad de utilizarla para el trabajo. De hecho, su caja puede cargar hasta 940 kilos, es decir similar a lo que puede soportar una pick-up mediana.

——————————————————-

También puede interesarte:

• Todo el Deporte en: La Deportiva

Escuchar las notas más importantes en: LT20 Radio Junin

• Escuchar LT20 Radio Junín en VIVO: Escuchar ahora

Suplemento AMB

Más Leidas