Seguinos en
Binaria Seguros

La Deportiva

Feroz ataque a la terna arbitral en Pergamino

En el partido entre Juventud e Independiente de Chivilcoy se registraron serios incidentes que dejaron a los jueces hospitalizados.

Publicado

el

Lo que se vivió en la noche del miércoles en el estadio Carlos Grondona de Pergamino fue un linchamiento. Otra vez la violencia empañó una noche de fútbol, aunque esta vez el conflicto se había anunciado semanas atrás. En Pergamino, por la revancha de los cuartos de final entre Juventud e Independiente de Chivilcoy un grupo de hinchas invadieron el campo de juego y atacaron ferozmente a la terna arbitral integrada por Bruno Amiconi y los líneas Marcelo Acosta y Mauricio Luna de 25 de Mayo que terminaron heridos con múltiples golpes y cortes, y fueron hospitalizados.
El árbitro principal suspendió el partido a los 45 del segundo tiempo luego de que un proyectil impactara en uno de sus asistentes cuando la visita ganaba por 1-0 y -tras el 1-1 de la ida- se clasificaba a las semifinales (instancia en la que deberá enfrentar a Camioneros). En ese momento un grupo de hinchas del club local invadió el terreno de juego y agredió a los árbitros brutalmente ante la pasividad de la policía.
Tras el ataque, los árbitros lograron refugiarse en el vestuario y luego fueron trasladados al hospital. Uno de ellos con un “traumatismo encefalocraneano y pérdida de conocimiento”.

Bronca con Bassi
La bronca de la gente de Juventud de Pergamino viene de varias semanas atrás. Tras la última fecha de la Zona A (el equipo pergaminense terminó primero) desde el Facebook oficial del club habían denunciado una supuesta mano negra en la elección de los árbitros. Según la gente de Juventud, Gustavo Bassi (ex árbitro de Primera) es el encargado del Sadra en el Consejo Federal de realizar las designaciones. Bassi es de Chivilcoy y es el padrino del hijo del entrenador de Independiente.
El Facebook oficial de Juventud de Pergamino, semanas antes de los incidentes.
Nada justifica la violencia que se desató en Pergamino, aunque era previsible que un hecho de estas características podía suceder en el Carlos Grondona ante la denuncia de los dirigentes de Juventud.

Perdería la categoría
Ahora, el club de Pergamino se enfrenta a una sanción ejemplar. El antecedente que lo condenaría es el de Sarmiento de Ayacucho que perdió la categoría tras la agresión que sufrió el árbitro Claudio Elichiri en el partido ante Sansinena, en diciembre de 2016. Este jueves, el club emitió un comunicado en el que se pone a disposición de la Justicia tras los incidentes.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas