Seguinos en
Binaria Seguros

Provinciales

Feliz domingo, en Mar del Plata

En el marco de lo que empieza a ser la despedida, enero tiene ganas de hacerlo de la mejor manera, ya que este domingo, después del chaparrón de la noche del sábado, se vivió una jornada esplendorosa.

Publicado

el

El fin del mes se aproxima a toda velocidad, como ocurre con el paso de las cosas buenas, y las vacaciones, que son unas de las mejores experiencias para grandes y chicos, empiezan a lamentarse cuando queda poco hilo en el carretel.

    Con sol a pleno y un inmaculado cielo celeste, comenzó una jornada que mantuvo sus agradables condiciones hasta bien entrada la tarde, y aunque la temperatura no fue muy elevada, el brillo del sol le permitió a todos sentirse en la presencia de uno de los más furiosos días de verano.

   La máxima llegó apenas a los 26 grados, con una sensación térmica con grado por encima, algo de viento, en especial después del mediodía, por lo que los madrugadores tuvieron su premio al llegar temprano a la playa y disfrutar de un paisaje despoblado espectacular, con una brisa fresca que llegaba desde el Sur pero que no afectaba en lo más mínimo los planes del descanso.

   Lo mismo pasó en horas de la tarde, con el cielo bien luminoso y despejado por donde se lo mirara, invitando a los que se despedían, a sacarle jugo a un domingo fantástico, con el mar bastante más tranquilo que el viernes y el sábado, cuando se presentó resuelto a desafiar a grandes y chicos a varios revolcones en medio de sus agitadas olas.

   Un día muy agradable en el que se escuchó a varios turistas decir adiós.

   Se trata de los resolvieron ponerle punto final a sus vacaciones justo sobre el inicio de una nueva semana.

   Claro que, al mismo tempo, aparecen los recién llegados y tanto para ellos como para los que eligieron estirar unos días más las vacaciones, las noticias son muy buenas: entre este lunes, martes y miércoles, la temperatura irá creciendo en el marco de días muy soleados, con la promesa de que el termómetro vaya más allá de los 30 grados.

   Queda claro que, el primer mes del año, el más esperado por muchos para disfrutar de sus vacaciones, quiere despedirse de la gente que confió en él con su mejor aspecto: a puro sol, con calor, nada de lluvias y todos disfrutando de la playa.

 

 

Más Leidas