Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Deportes

Federico Repetto, pura velocidad

El piloto juninense dialogó con LA DEPORTIVA sobre su triunfo en el autódromo de San Nicolás, en la categoría Stock 600 del Súperbike Argentino, la categoría más veloz de Latinoamérica. Además habló de sus inicios en el deporte y el accidente que sufrió.

Publicado

el

El único representante de Junín en el Súperbike Argentino, Federico Repetto, ganó el fin de semana la final de la categoría Stock 600, que se desarrolló en el autódromo de San Nicolás por la segunda fecha de la temporada 2019.

El piloto, que lo hizo con su Yamaha R6 del equipo T&M Group, dialogó con LA DEPORTIVA sobre la carrera, las sensaciones, la velocidad, sus inicios, el accidente y lo que viene.

En el comienzo de la charla comenzó, explicando que “el sábado hubo dos tandas de entrenamiento, después la clasificación, donde hice el primer puesto. El domingo lo que se hace es siempre una prueba de tanque llenos para probar la moto por si hiciste algún cambio y después la carrera final que fue a 13 vueltas”.

Luego señaló: “Largué la carrera adelante en la grilla, largué bien, llegué a la curva primero, hice una gran diferencia con el segundo, después la moto empezó a tener una falla y perdí ritmo, me pasó el segundo, en otra curva lo pasé yo y en la S casi me caigo así que ahí quedé tercero. Seguí, traté de aguantar y quedé segundo. Después en la técnica quedaron excluidos el primero y el tercero porque tenían elementos que no iban en la categoría y quedé como ganador de la carrera”.

SENSACIONES

Mientras que sobre las sensaciones de haber ganado expresó: “Estar arriba del podio es algo increíble. Tratamos de hacer siempre lo mejor posible, que es lo que me gusta y traer satisfacciones a Junín que es un orgullo. Veíamos a los equipos grandes y estar arriba en el podio con nuestro equipo nos llena más y me alienta más para seguir, nos llena mucho de orgullo. Es todo a pulmón y tener este resultado es satisfactorio. Nosotros el viernes dejamos todo listo para llegar el sábado y preparar todo, entrar a la pista, los otros equipos tienen la posibilidad de llegar el día de entrenamiento, tienen todo armado, suben, corren y se van”.

CIRCUITO

“Es un circuito nuevo, se estrenó con las motos este fin de semana, porque hubo una carrera antes con el Turismo Carretera, que fue la única y para motos fue nuevo, nunca se había entrenado ni girado”, indicó Repetto.

VELOCIDAD

Al preguntarle a qué velocidad llega indicó que “en la recta de San Nicolás nosotros llegamos a 270, 260 más o menos en la 600. La 1.000 debe llegar a 290, tiene una recta rápida, larga, por eso se llega a tanto. Yo siento mucha adrenalina, si bien cuando uno va arriba no se da cuenta de la velocidad, pero te acostumbras, es una sensación hermosa”.

INDUMENTARIA

Sobre la indumentaria que utilizan para correr manifestó: “El equipo que se usa es las botas, un mono entero que tiene adentro protecciones en los codos, en el antebrazo, en la espalda, en el pecho y se usa una espaldera y pechera abajo del mono. Los guantes y el casco, que viene todo para moto de pista y todo de cuero para que el raspado del asfalto no llegue tan rápido a la piel”.

INICIOS

En cuando a sus inicios en el motociclismo contó: “Siempre tuve la idea de correr en el asfalto, en el 2014 me pude subir en una pista, en una moto grande. Yo venía corriendo en el óvalo y tuve la posibilidad de subirme, en su momento corrí seis fechas, después tuve un accidente y tuve que dejar, pasó un año de rehabilitación, me pude volver a subir y de a poco volví a agarrar las ganas para correr”.

Y agregó: “Tuve el apoyo de los chicos de T&M Group, logré correr un campeonato en el FEBOM (Federación Bonaerense de Motociclismo), el cual salimos campeón y este año decidimos correr carreras sueltas en el Argentino. El año pasado pudimos correr el Argentino en Olavarría y en Alta Gracia, donde salí segundo y fue muy satisfactorio para nosotros”.

PRÓXIMA CARRERA

Al consultarlo si va a estar en la próxima fecha del certamen que será en el mes de mayo en Buenos Aires señaló que “la idea es tratar de ir a algunas carreras de vez en cuando, pero no tenemos apoyo económico, y está todo muy caro. Las gomas hay que comprarlas ahí, la nafta se compra ahí como en el TC, ahora necesitamos un seguro del mecánico y el asistente en pista y todo se va encareciendo.

Nos vamos a juntar con los chicos para ver si podemos ir a Buenos Aires y tendríamos que hacer algún entrenamiento y tener la moto lista para la próxima. Queríamos hacer carreras sueltas, pero estamos entusiasmados, vamos a ver si podemos hacer el campeonato entero y ponernos a ritmo”.

AGRADECIMIENTOS

Por último agradeció a “mi equipo TYM Group, Toti y Mariano Martignoni, a Roberto Ques que es el mecánico, mi hermano Uriel el asistente en pista. A mi señora Tamara que me apoya en todo y me acompaña siempre, mis hijas Paloma y Jazmín, mi hermano Luciano, mi mamá, Mariano Orozco y hay un montón que me olvido, pero agradecerle a todos los que me apoyan”.

ACCIDENTE EN EL 2015: “ESTUVE 32 DÍAS EN COMA”

Federico tuve un grave accidente años atrás, por lo que mencionó: “En el 2015 en Baradero fui a entrenar, por ese entonces venía ganando todas las fechas del campeonato y estaba por salir campeón. Se me rompió la moto, tenía una de calle, la armé para ir a entrenar, en plena recta se me agarran los frenos y ahí fue el accidente”.

También dijo: “Después de ahí estuve internado 50 días, estuve 32 en coma porque tuve muchos quebraduras, me perforé los dos pulmones, me quebré cuatro costillas, el esternón, la clavícula, la mano, los dedos, un hombro, el derecho me había quedado inmóvil y una vértebra creo que se había fisurado, gracias a Dios hoy estoy acá”.

Luego comentó: “Hay un video, después cuando salí lo vi, todavía lo tengo, yo no sabía que había pasado, primero pensé que había sido un accidente en la camioneta, no me acordaba de lo que había pasado, cuando me desperté me empezaron a contar. Pero el día de hoy si me preguntas, no me acuerdo de nada, me acuerdo del día anterior que cargué la moto para ir a girar, pero de ahí paso a que me desperté en la clínica”.

Mientras que sobre su vuelta a las pistas explicó: “Las ganas siempre estuvieron, estaba un poco frenado por el tema de la familia, en su momento no había manera de levantarme el autoestima, estaba muy caído, la idea era la moto, hablé con la familia, todos me dieron el ok, y volví a correr porque los de T&M Group me compraron la moto”.

SUPLEMENTO EDICIÓN DIGITAL

MÁS DEPORTES

Más Leidas