Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Deportes

Ezequiel Álvarez, el capitán del campeón

El delantero de Rivadavia de Junín dialogó con LA DEPORTIVA y se refirió al título obtenido, los partidos, el grupo y otros temas importantes que llevaron al equipo a dar la vuelta olímpica.

Publicado

el

Rivadavia de Junín recientemente se consagró campeón del Torneo Oficial Nocturno, tras vencer por penales 4 a 3 a River Plate luego de empatar 0 a 0, en lo que fue el tercer partido de la gran final que se disputó en la cancha de Mariano Moreno, ya que en el primero se impuso La Loba en los doce pasos y en el segundo volvieron a igualar.

El capitán y delantero de La Academia Albiceleste, Ezequiel “Peki” Álvarez, que empezó a jugar en el club a los 5 años y logró 4 títulos en Primera, lució la camiseta número 7 durante todo el certamen local y fue clave en el rendimiento del equipo que llegó a la etapa final por la Ronda de Ganadores. Al respecto dialogó con LA DEPORTIVA y refirió al título obtenido, los partidos, el grupo y otros temas importantes que llevaron al equipo a dar la vuelta olímpica.

En el inicio de la nota sobre el campeonato obtenido expresó que “tengo las mejores sensaciones porque no se nos venía dando, formamos un grupo bárbaro. Aparte con mi hija Paz que nació hace poco es todo más especial”.

En cuanto a los tres encuentros que se jugaron comentó: “Los partidos fueron como se vieron en la cancha, pensamos ganarlo en la primera, fuimos a los penales y no se nos dio, pateamos mal. Creo que lo podríamos haber ganado en el partido, pero nos empataron muy rápido y después no pudimos aprovechar los espacios que teníamos. Fueron tres finales como se vio, con empates, no podíamos meter ninguno de los dos, ellos se metían bien atrás y salían con un ataque más directo y nosotros no le podíamos entrar”.

PENALES

Mientras que sobre los penales que le dio la victoria al equipo de Gustavo Merlo, Peki mencionó: “En el primer partido sí teníamos nervios, tuvimos un poco de inseguridad, pero en el tercero no, estábamos muy tranquilos, sabíamos que habíamos dado todo y que no se nos podía escapar”.

RIVER

Por otro lado sobre su rival River Plate opinó: “Fue un gran rival, tiene grandes jugadores que jugaron en otro nivel, los respetamos mucho y es un honor ganarle a un equipo como ellos”.

HINCHADA

Las hinchadas de ambos equipos se acercaron en la gran final para alentarlos y acompañarlos, sobre esto destacó: “No se sentía presión, nosotros estábamos metidos en lo nuestro, nos gusta que la cancha esté llena. Sabemos quién nos acompañó siempre y que haya mucha gente es lindo para el fútbol, para el jugador también porque te hace sentir otra cosa que normalmente no sentís, pero nerviosismo no, hacen que te den más ganas de jugar”.

ESQUEMA

Al consultarlo sobre si cambiaron de esquema para los partidos, el capitán explicó: “Siempre jugamos igual, lo único para el último partido como se lesionó Austin Gilardoni, el técnico puso otro delantero que fue Manteca Martínez, pero por las características del jugador, nosotros seguimos jugando de la misma forma”.

LA PREVIA

Sobre lo que hablaban antes de la gran final contó: “Estábamos muy metidos en lo que queríamos, ahora con el diario del lunes se dio y todo salió bien, pero no hubo mucha charla. El técnico siempre nos motivó y nosotros los más grandes a los más chicos. Creo que no había mucho para motivarse, ya jugar una final es un gran motivo”.

EN EL TORNEO

“En el torneo fuimos de menor a mayor, a mí no me tocó jugar los dos primeros partidos porque estaba expulsado. Llegamos contra Newbery, el partido que definía si pasábamos a estar entre los cuatro o no, eso nos dio un envión para darnos cuenta que podíamos pelear el campeonato”, explicó Álvarez.

MEJOR Y PEOR PARTIDO

Al preguntarle por el mejor y peor partido que jugaron en el torneo manifestó que “contra Newbery hicimos un gran partido contra un equipo que estaba jugando a otro nivel, fue el mejor partido nuestro. El que menos jugamos por mérito del rival que nos tapó por todos lados fue BAP que nos complicó mucho. El segundo tiempo se abrió un poco, pero el primero fue muy complicado”.

PRETEMPORADA

También habló sobre la pretemporada que realizaron de cara al Torneo Nocturno y mencionó: “Nosotros hicimos una buena pretemporada, cuando tuvimos el golpe en Lincoln, donde quedamos afuera del torneo, al otro día fuimos a entrenar. Éramos 25, 30 jugadores habiendo quedado afuera, eso nos dio mucha fuerza y a la otra semana ya arrancamos, pudimos ganar la zona y después de a poquito ir afianzándonos, sentirnos candidatos con ganas de ser campeones”.

SIN CANCHA

Debido a que el club está remodelando la cancha, Ezequiel dijo: “No teníamos cancha, entrenábamos en el círculo médico, íbamos haciendo algún amistoso o hacíamos fútbol en alguna cancha que estaba más o menos. Fue complicado entrenar, porque uno extraña su cancha, pero es para mejor porque ahora está quedando linda con sus mejoras, así que con ganas de que esté la cancha para poder disfrutarla”.

EL GRUPO

Con respecto al grupo que se formó resaltó: “El haber quedado afuera en el Clausura nos hizo más fuerte como grupo, más allá de que nos conocemos todos hay muchas amistades dentro del grupo. Los dos o tres chicos que vinieron se adaptaron bárbaro al grupo y después somos todos chicos del club, el sentimiento por la camiseta no falta”.

GUSTAVO MERLO

Y sobre el DT Gustavo Merlo señaló: “Nos llevamos bien con el DT, tenemos buena relación, él es muy abierto. Más allá de que es muy exigente, el técnico y Diego Garay, el profesor, son muy abiertos, charlan con nosotros. Somos muchos jugadores grandes, nosotros los apoyamos a ellos y ellos a nosotros. Por ahí le tocó ir al banco a Cuca (Sánchez) o a Manteca que son jugadores de mucha experiencia y todos siempre tiraron para el mismo lado, desde ahí se hace el grupo”.

LOS QUE SIEMPRE ESTÁN

Por último Ezequiel Álvarez expresó agradecimientos para “mi familia que siempre están, mis papás César Álvarez y Graciela Paggi, a la familia de mi señora Lucina Elisei, a mis amigos, hay mucha gente atrás de la vida de un jugador amateur que no se sabe pero te ayudan mucho, como por ejemplo para que vos puedas ir a practicar. También soy un agradecido de los colaboradores del club, Gabriel Ferreyra, a Diego López, a los chicos que más se la bancan que no les toca jugar, pero van a entrenar con nosotros y todos ellos son verdaderos artífices de esto porque sin ellos no podríamos hacer ningún trabajo. Y le quiero dedicar este triunfo a Miguel Puchetta que fue nuestro utilero y falleció”.

MÁS DEPORTES

Más Leidas