Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Expectativa de los ganaderos por la exportación de carne a China

“Hay mayor oferta, una demanda estable pero el exceso hace que se pueda exportar”, dijo Gastón Paz.

Publicado

el

China habilitó más carne argentina y ya se augura un alza "exponencial" de las ventas. Luego de 15 años de negociaciones, se selló el protocolo sanitario para la carne enfriada y con hueso. Estiman que en abril arrancarían embarques.

Universidad Siglo 21

El productor Gastón Paz dijo en declaraciones que “la carne argentina a China ya estaba llegando. Lo que ahora se abre es la posibilidad de entrar con carne enfriada con hueso porque, hasta ahora, estábamos entrando con carne congelada. Se abre la posibilidad a la Argentina de entrar a ese mercado de millones de consumidores de alto poder adquisitivo para que puedan comer carne de alta calidad. Hasta ahora, lo que estaba entrando, era carne de baja calidad porque China compra lo más barato que puede y Argentina compite con carnes de menor calidad, como es la brasilera”.

“Si el tipo de cambio acompaña y los gastos indirectos de la cadena de la carne y los fletes se acomodan, puede haber un volumen de carne importante para exportar a este segmento. Mediante este acuerdo sanitario firmado se puede exportar cualquier producto bovino, inclusive menudencias, que hasta ahora no se llevaba y el mercado chino consume. Todo esto suma a la integración de la media res, es decir que cada corte va a un destino que tiene mayor valor y puede quedar para el consumo interno un volumen importante de carne. Esta integración de la cadena, vender mejor cada uno de los cortes, suma al valor total de lo que significa un animal, con lo cual ese mayor valor se tendría que ver reflejado en toda la cadena”, explicó.  

 

Buena noticia. Luego, el ganadero dijo que “por supuesto que esto es una buena noticia, hay que tomarlo con buenas perspectivas de futuro, aunque hay que aceitar todos los mecanismos para que esto suceda. Es un nuevo protocolo sanitario que hay que poner en marcha y no será automático, todo lleva un tiempo”.

 

Mercado interno. Respecto del mercado interno de carne bovina, expresó que “se sigue consumiendo carne y ha quedado rezagada en el precio, en relación a otros productos. El año pasado, en el mostrador, no subió más de un 15%, y la inflación estuvo arriba del 25%. Lo que determina el consumo de carne es la cantidad de faena que vuelca al mercado. Al haber poca exportación, todo se va al consumo interno y se consume. En 2017 se produjo más carne que en 2016 y, la perspectiva para este 2018, es producir más”.

 

Haciendo Obras 2

Más Leidas