Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Ex granaderos preparan un encuentro en el terruño del Padre de la Patria

Darío Capelli, quien perteneció al regimiento, contó  a La Verdad algunas de sus vivencias.

Publicado

el

Un encuentro nacional de Granaderos a Caballo, en actividad y retirados, de todas las clases y rangos, se prepara para fines de febrero con el doble propósito de confraternizar y honrar al Padre de la Patria y creador de este cuerpo de caballería, el cual, en la actualidad, se desempeña como guarda presidencial. Se espera la concurrencia de unos 200 integrantes de la fuerza y ex soldados, desde el 23 al 25 de febrero, para compartir jornadas de camaradería, historias y reconocimientos.

Darío Capelli, quien perteneció al regimiento, contó  a La Verdad algunas de sus vivencias. No podrá concurrir a este evento, pensaba ir en noviembre, cuando se realizó la primera convocatoria que tuvo que suspenderse por la tragedia del ARA San Juan, y ahora razones personales le impiden ir.

Pero igual contó de su orgullo por haber pertenecido al regimiento.

“Cuando tuve que hacer el servicio militar, me tocó en el Regimiento de Granaderos, allá por 1980. El Regimiento de Granaderos está en barrio de Palermo y cuando viajábamos, en aquel entonces, no sabíamos adónde íbamos. En aquel momento, cuando uno es joven,  no toma dimensión de lo que va a hacer, pero con el tiempo te das cuenta de que fue algo muy significativo”, comenzó diciendo.

Luego, contó que “cuando llegamos estuvimos dos noches en el Regimiento y nos mandaron a hacer la instrucción a Campana, a un pueblito que se llama Otamendi. Estuvimos dos meses en instrucción, es muy dura, porque te enseñan también a desfilar, a saludar con el sable. Cuando volvemos al Regimiento, quedo dentro del escuadrón Maipo, que es montado. El esquema se conforma con siete escuadrones, que son siete batallas: Escuadrón Ayacucho, Escolta Presidencial de Casa de Gobierno; Escuadrón Chacabuco, Custodia Presidencial Residencia de Olivos; Escuadrón Junín, montado; Escuadrón Maipo, montado; Escuadrón Montevideo, de servicio; Escuadrón Riobamba. Primer Escuadrón, montado sobre caballos criollos y Escuadrón San Lorenzo, montado”.

 

Breve experiencia

Luego de una ardua instrucción, Darío estaba preparado para servir a la Patria, pero una hepatitis se interpuso en su camino.

“Apenas llegamos me tocó custodiar la Casa de Gobierno, la puerta de Balcarce 50, y sólo estuve una semana, me enfermé de hepatitis. El 24 mayo de 1980 vestí el uniforme por primera vez y sólo pude estar pocos días. El primer día por un problema que hubo me tocó estar cuatro horas de guardia, sin moverme. Había perdido la noción del tiempo, escuchaba las campanadas de la Catedral y no sabía cuánto tiempo hacía que estaba allí parado. Generalmente las guardias son de dos horas, entre las 7 y las 19, y te tocan dos guardias diarias: en Casa de Gobierno y en Catedral”, relató.

Luego, explicó que “me sentía muy mal y no me animaba a decir nada, era tiempo de los militares, éramos chicos y teníamos miedo. Estábamos arriando la bandera y estaba tan débil que cuando fue a saludar con el sable se me cayó de las manos y no me acuerdo de nada más. En aquel momento éramos cerca de 1000 granaderos y nos enfermamos 400, fue una gran epidemia que nos agarramos con el agua de Otamendi. Luego no me dieron la baja, me llamaban de vez en cuando, me cortaban el pelo y me mandaban a mi casa. Por tres años no tuve mi documento, porque luego vino Malvinas y recién después de la guerra me la devolvieron”.

 

La juntada

Sobre la juntada en Yapeyú, expresó a La Verdad que “surgió esta idea luego de que un grupo de granaderos se reencontrara, los de clase 1972. Íbamos a juntarnos en diciembre pero por lo del ARA San Juan se pospuso y ahora no puedo ir”.

 

La propuesta

Tras una reunión de compañeros de la clase 1972, hace dos años, Juan Carlos Gómez le propuso a un camarada, organizar un gran encuentro en el año 2016, en el cual se encontraron cerca de medio centenar de Granaderos.

Esa jornada les quedó chica y decidieron apostar a hacerla ampliada. El encuentro se iba a realizar en noviembre del 2017, en la tierra natal del General José de San Martín, pero la tragedia del submarino Ara San Juan, motivó que se suspendiera la actividad y se pasara para este 25 de febrero.

Se formó la Unidad Nacional de Granaderos, que sumó a gente de todas las clases y edades que han pasado por la fuerza.

El programa incluye confraternización con ronda de anécdotas, entrega de recordatorios, una cena, una misa en memoria de los fallecidos, una visita al Templete que guarda los restos de la casa natal del Libertador de América, donde se depositará una ofrenda floral. También tomarán parte en los actos centrales en memoria del Gran Capitán, al cumplirse 240 años de su nacimiento.

El encuentro tendrá su epicentro en el camping municipal junto al río Uruguay, para luego sumarse a las actividades protocolares.

 

MÁS NOTICIAS

Más Leidas