Eva Perón: El primer estadio de fútbol con nombre de mujer
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Deportes

Eva Perón: El primer estadio de fútbol con nombre de mujer

Fue inaugurado en el año 1951 por el Club Atlético Sarmiento de Junín y posee una particular historia.

Publicado

el

Estadio Eva Perón de Sarmiento de Junín.

El Club Atlético Sarmiento de Junín posee con su estadio “Eva Perón” un mote único que difícilmente se encuentre a lo largo y ancho del mundo.

La razón radica en que el estadio “Eva Perón”, inaugurado el 9 de mayo del año 1951, fue el primero en tener un nombre de mujer.

Aún en la actualidad cuesta encontrar un nombre femenino que haya sido impuesto para un estadio, por lo que para la época en la que fue construido era mucho más inusual.

Además la figura de Eva Perón toma una relevancia nacional e internacional por lo que representa para nuestro país.

Su rostro y su legado se conocen en diferentes puntos del globo terráqueo, tal es así que se convirtió en la principal figura que se compone de aspectos simbólicos, religiosos y mitológicos, ubicándose por encima del caudal de confrontaciones que tiene la historia argentina.

No solamente en el plano netamente tangible sino también mediante las redes sociales, murales, merchandising, tatuajes, películas, libros, obras de teatro, documentales, pinturas, etc.

Madonna ha interpretado su vida al igual que Elena Roger en Londres y Nueva York. Se la pudo encontrar representada en una Ópera de Berlín, hubo una obra fotográfica suya en París y también su imagen llegó hasta China, por citar solo algunos ejemplos.

Decir Eva Perón es sinónimo de Argentina y su figura se encuentra en los lugares más recónditos de nuestro país y los diferentes continentes.

Todo se une con Sarmiento con el agregado que Eva Perón se crio y contrajo matrimonio en Junín; y su hermano, Juan Duarte, fue declarado presidente honorario y se autoproclamaba hincha fanático del “Verde”.

Es decir que su nombre no fue impuesto simplemente por el hecho de que en esa época el gobierno de Juan Domingo Perón impulsaba el deporte en el interior del país.

Vale destacar que Grobocopatel nombró al de Agropecuario “Ofelia Rosenzuaig”, en honor a su abuela -recién en el 2012-, por lo que durante largas décadas el único con nombre de mujer fue el de Sarmiento.

Los estadios de Colón de Santa Fe y San Martín de Tucumán fueron nombrados “Eva Perón”, pero en el primero de los casos esa decisión fue revocada.

Es que el estadio de Colón en el presente se llama “General Brigadier López”. En tanto el nombramiento de los tucumanos no está demasiado claro.

Lo que ocurre es que de manera Institucional San Martín llama a sus gradas “La Ciudadela” desde hace décadas, al igual que una gran porción de sus hinchas.

En otro orden, el primer equipo de fútbol del club Bolívar que compite en el Federal “A”, juega en el estadio con el nombre de “Eva Perón”.

Igualmente dicho mote fue restituido hace pocos años y el estadio tiene carácter municipal y no de una institución de fútbol como es el caso de Sarmiento de Junín.

El estadio del Club Jóvenes Deportistas de Lugano desde el 2020 se llama «Dalila Ippolito», joven jugadora profesional de 21 años con pasos por la selección y Juventus de Italia. Nobleza obliga. Si bien este caso pertenece a otro estadio que no es de un club y refiere a la actualidad, es el primero en llevar un nombre de una futbolista.

Repasar los escenarios de las diferentes ligas del mundo, da cuenta de la posibilidad que tuvo Sarmiento.

En el plano internacional el estadio de Compostela de España que compite en la liga local pasó a llamarse “Verónica Boquete de San Lázaro”. Un ejemplo que no corresponde a un club porque el estadio es “multiusos”. Al igual que el “Melisa Nicolau” español que también tiene carácter municipal y allí juega el S’Arracó.

En otro orden, existe el estadio “María Mincheff de Lazaroff” del club Danubio de Uruguay, que nombró así a su casa por el nombre de su fundadora, aunque es popularmente conocido como el “Jardines del Hipódromo”.

Siguiendo en el continente sudamericano, compuesto por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela, solo existen tres estadios de la índole marcada anteriormente.

Uno de ellos es el estadio “Santa Laura” en Chile que es utilizado por la Unión Española pero desde el 2008 fue alquilado por la Universidad Internacional SEK con la concesión de 30 años.

En Bolivia se encuentra el “Lourdes de Yotala” ubicado en el departamento de Chiquiasca y es usado por clubes que no juegan en Primera, entre ellos uno denominado “Club Junín”.

A su vez el “Letitia Vriesde”(exatleta) de Surinam es propiedad de West United, que solo funciona como filial del club inglés.

Pasando a Centroamérica, únicamente en El Salvador está el estadio municipal “Ana Mercedes Campos” (exatleta) donde hace las veces de local el Sonsonante que juega en el ascenso.

En un ambiente históricamente machista, que en muchas ocasiones de la historia excluyó a la mujer, que un estadio de fútbol siga llevando las letras de “Eva Perón” llama la atención a propios y extraños.

No fue una tarea sencilla. Las letras de yeso que formaban las palabras “Eva Perón” en una de las tribunas de Sarmiento fueron destruidas por la Revolución Fusiladora en 1955 y un busto fue despojado de su lugar.

Luego integrantes de la dictadura militar en 1976 sacaron otro busto de su imagen que se encontraba en el hall de entrada a vestuarios y plateas.

Por suerte en Junín tiempo atrás funcionaban cooperativas de trabajo en los talleres ferroviarios y fueron los cooperativistas quienes hicieron nuevamente las letras, confeccionándolas en chapa con el mismo formato que las del 55.

Más cerca en la línea del tiempo, precisamente en el 7 de mayo de 2019, en el marco de los 100 años del nacimiento de Evita, una agrupación conformada por hinchas de Sarmiento restituyó el busto original que fue sacado para ser preservado.

Esto marca que aunque su espíritu revolucionario le molestara a más de uno, sigue vigente por estos días para recordar a todos que la mujer debe ser incluida y valorada de igual manera que el hombre en el deporte.

En el Club Atlético Sarmiento, club de fútbol de carácter profesional desde 1952, se gestó entonces la semilla de la revolución femenina que será llevada hasta la victoria y no necesariamente de un partido de fútbol, sino con lo que tiene que ver con los derechos, justicia social e independencia económica.

CARICATURA DE EVA PERÓN «HINCHA DEL VERDE»:

VIDEO AÉREO DEL ESTADIO EVA PERÓN:

Más Leidas