Seguinos en
Binaria Seguros

La Deportiva

“Estoy dolorido por cómo fue la última derrota en Mar del Plata”

El entrenador de Los Miuras, se refirió al arbitraje que sufrieron en el partido que disputaron ante Pueyrredón. También habló sobre las chances que tienen sus dirigidos de clasificar a la siguiente instancia del torneo.

Publicado

el

La última derrota de Los Miuras contra Pueyrredón de Mar del Plata en condición de visitante, no solo fue dolorosa para el conjunto juninense porque significó la segunda de forma consecutiva del torneo, sino que también fueron notablemente perjudicados por el arbitraje, que terminó influyendo en el desenlace final del partido. En tanto, la clasificación  a la siguiente fase del certamen, que en un momento parecía encaminada para el equipo de nuestra ciudad, se le complicó debido a la última caída y ahora deberá ganarle a Chivilcoy en el próximo partido y esperar que se den algunos resultados que lo favorezcan.

Quien no ocultó su disgusto ante dicha situación, fue el entrenador Martín Porras, que dialogó en el programa El Hincha con los periodistas Adrián Robledo y Romina Poggi; expresando lo vivido en el cotejo que disputaron en la ciudad balnearia     

Inicialmente, el DT de Los Miuras explicó que “estoy dolorido por como fue la última derrota en Mar del Plata, porque fue con un arbitraje desastroso y ahora estamos complicados para que se dé la clasificación, para llegar entre los 4 mejores equipos del torneo Regional Pampeano. No me quejo porque perdí, porque podíamos haber perdido tranquilamente y jamás hubiera hablado del árbitro. Nos tocó ir a jugar a Bahía Blanca contra Nacional y nos metieron casi cincuenta puntos y en ningún momento dije que perdimos por el árbitro, pero el último partido arrancó mal de entrada. Principalmente nos dirigió alguien que es de Pueyrredón, que también había estado cuando enfrentamos a Biguá y su arbitraje fue malo en los dos partidos”.

 

Sin valores. Seguidamente indicó “el primer tiempo lo llevamos adelante y hasta íbamos arriba en el marcador, pero después vimos que el presidente del club y otro allegado se acercaron al árbitro, lo increparon en el entretiempo y en el segundo tiempo nos mató con el silbato. Perder un partido de esa manera me duele y me indigna, porque después pregonan los valores del rugby donde está la honestidad y lo primero que le faltó fue justamente honestidad e integridad. Ver jugadores tristes y llorando con el partido que le habían robado, es una situación amarga”.

 

Irregularidades del Torneo. “Arrancamos mal el campeonato, teniendo que viajar 1.200 km. más que cualquier equipo de las tres uniones y nos tocaron todos los partidos con los equipos de Mar del Plata afuera. A su vez, es un torneo que no se entiende porque los cuatro conjuntos que pasan a la Zona Campeonato, arrastran los puntos de la primera fase, es bastante inentendible lo que han hecho este año con el campeonato”.

 

Un tercer tiempo triste. Porras seguidamente dijo que “particularmente me invitaron a compartir el tercer tiempo en la mesa donde se sientan los dirigentes y el árbitro, pero no quise ir porque conociendo el carácter que tengo, preferí estar con los jugadores. No necesitaba ninguna explicación, con lo que habían hecho, ya bastaba. El árbitro tiene un mal desempeño y todos lo saben, porque me lo había dicho la misma gente de Pueyrredón que tiene un nivel malo, a parte es soberbio y cuando le hablás te dirige en contra. Cuando me iba de la cancha, el técnico de ellos me pidió disculpas y me dijo que fue un tiempo para cada uno, pero no estoy acostumbrado a eso yo, si el árbitro es malo que se equivoque para los dos lados parejo, no me cierra ni me gusta, porque esas cosas en el rugby no se toleran”.

 

La ilusión de la clasificación. Por último el técnico comentó que “hay que aguantar, todavía hay chances aunque son pequeñas pero están, tenemos que ganarle este fin de semana a Chivilcoy, se tienen que dar un par de resultados y podemos clasificar entre los cuatro mejores equipos del torneo, donde se invierten las localías. El rugby evolucionó, se hizo más dinámico, se juega de otra manera, cambiaron las reglas pero lo que no evolucionan son los árbitros y las personas que los manejan”.

 

MÁS NOTICIAS

Más Leidas