Seguinos en
Binaria Seguros

Nacionales

Es oficial: mañana aumenta 6,5% la carga impuesta sobre los combustibles

El impuesto a los combustibles líquidos y al dióxido de carbono, lo que repercutirá en los surtidores.

Publicado

el

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) oficializó hoy que desde mañana aumentará 6,5 por ciento el impuesto a los combustibles líquidos y al dióxido de carbono, lo que repercutirá en los surtidores.
La medida que cambia la forma de calcular la carga impositiva sobre los combustibles fue oficializada este viernes a través de la Resolución General 4257, que además establece una actualización trimestral del monto fijo en pesos según la inflación.
El organismo recaudador que conduce Leandro Cuccioli dio a conocer los importes actualizados considerando la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) que publica en su página oficial el Instituto Nacional de Estadística y Censos.
La norma es explícita en que se debe tomar los índices de enero, febrero y marzo, que marcaron 1,8%, 2,4% y 2,3%, respectivamente, y acumularon 6,5%.
El próximo ajuste trimestral regirá desde el primero de septiembre, con los IPC de abril, mayo y junio.
Por ese motivo, desde hoy por cada litro de nafta que se vende en una estación de servicio en el país el Estado nacional retendrá $7,177, mientras que para el gasoil la retención para el fisco será de $4,426; antes, se pagaba $6,726 y $4,148, respectivamente.
Asimismo, la AFIP tributará un $0,440 adicional por litro de nafta para combatir la contaminación que provoca el humo de los caños de escape y de $0,505 en el caso del gasoil; los valores anteriores eran de $ 0,412 y $ 0,473.
El renovado impuesto se aplicará sobre el 88% del valor de las naftas en las estaciones, ya que el 12% restante corresponde a bioetanol, que está exento.
En el caso del gasoil se paga sobre el 90% del precio, porque el 10% se mezcla con biodiesel, también libre de impuestos.
En definitiva, el impacto en los surtidores será de 41 centavos en las naftas y de 27 centavos en el gasoil.
Teniendo en cuenta que el litro de súper en las estaciones YPF de la ciudad de Buenos Aires se paga $25,24 y el gasoil común $22,06, las petroleras podrán aplicar un ajuste de hasta 1,62% para la primera y de 1,22% para el segundo.

Universidad Siglo 21

Haciendo Obras 2

Más Leidas