Seguinos en
Binaria Seguros

Provinciales

Entre 8 y 10 años de cárcel a los hermanos Schillaci y Lanatta por los ataques a gendarmes

Atacaron a balazos a gendarmes a principios de 2016 en el marco de la fuga que protagonizaron tras escapar del penal de General Alvear, donde cumplían la pena de prisión perpetua por el denominado “Triple crimen” de General Rodríguez.

Publicado

el

Los hermanos Martín y Christian Lanatta y Víctor Schillaci fueron condenados a penas de entre 10 y 8 años de prisión, por atacar a balazos a gendarmes a principios de 2016 en el marco de la fuga que protagonizaron tras escapar del penal de General Alvear, donde cumplían la pena de prisión perpetua por el denominado “Triple crimen” de General Rodríguez.

El Tribunal Oral Federal de Santa Fe (TOF) condenó esta tarde a Lanatta a la pena de 10 años de prisión, mientras que su hermano Christian y Víctor Schillaci recibieron 8 años de cárcel.

La parte resolutiva de la sentencia fue leída por la presidenta del TOF, María Ivón Vella, quien anunció que los fundamentos serán dados a conocer en una audiencia prevista para el martes 28 de noviembre a las 17.

Martín Lanatta, de 46 años, fue hallado culpable de los delitos de “atentado y resistencia a la autoridad, agravado por el uso de armas y lesiones graves agravadas por haber sido causadas para conseguir impunidad y contra un miembro de fuerzas de seguridad”, además de robo agravado y daño agravado.

En tanto, Christian Lanatta, de 43 años y Schillaci de 37, fueron condenados a 8 años de prisión como autores de “atentado y resistencia a la autoridad agravado por el uso de armas, robo y daño doblemente agravado”.

El fiscal general Martín Suárez Faisal había solicitado 12 años de cárcel de cumplimiento efectivo para Martín Lanatta y 10 para Christian Lanatta y Víctor Schillaci, en tanto el defensor oficial Julio Agnoli había pedido la absolución de los tres imputados, ya que en su visión “o se fugaban o morían en el penal”.

El 27 de diciembre de 2015, los tres condenados se fugaron del penal bonaerense de General Alvear a bordo de un Fiat 128 y con un guardiacárcel como rehén al que abandonaron ileso a las pocas cuadras.

Luego huyeron en una camioneta hacia el sur del conurbano bonaerense, pero finalmente escaparon hacia Santa Fe, donde fueron detenidos tras una serie de procedimientos de las fuerzas de seguridad en la localidad de Cayastá y sus alrededores.

Antes, en la localidad bonaerense de Ranchos, dispararon contra dos policías que intentaron detenerlos, pero aún no se realizó el juicio por ese hecho.

También deberán afrontar otro juicio oral por tres casos de privación ilegítima de la libertad y robos que estará a cargo de la justicia ordinaria de Santa Fe y cuyo inicio está previsto para mañana.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas