Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Mensaje navideño

Por Jorge Eduardo Scheinig- Cuando celebramos la Nochebuena y Navidad estamos haciendo memoria de un acontecimiento muy importante, no sólo para los cristianos sino para la historia de la Humanidad, porque celebramos que Jesús nació.

Publicado

el

Queridos amigas y amigos:

Cuando celebramos la Nochebuena y Navidad estamos haciendo memoria de un acontecimiento muy importante, no sólo para los cristianos sino para la historia de la Humanidad, porque celebramos que Jesús nació.
Para los creyentes Jesús es el hijo de Dios que se hace hombre, se hace uno de nosotros; y la historia se divide en un antes y después de Jesús, alguien muy importante para la historia del mundo.
Para nosotros los creyentes es ese hijo que nos viene decir que Dios está presente en la historia, que Dios quiere hacerse presente en nuestra historia y que quiere caminar junto a nosotros.
Sabemos que en momentos difíciles en la historia personal, en la historia de las familias, en la historia que hacemos juntos en la patria y en el mundo, y estos momentos son momentos delicados, difíciles para muchos. En el mundo hay hambre, hay guerras, hay personas que no tienen tierra ni techo.
¡En nuestro país hay tantos desafìos! el año se ha puesto difícil para muchos pero la Nochebuena y la Navidad es la certeza que Dios quiere caminar con nosotros. Que Dios quiere acompañarnos siempre.

Cierto es que decirlo es fácil y posiblemente no cambie nada, pero cuando lo creemos y lo vivimos, aunque las cosas no cambien, nosotros sì cambiamos, cuando sentimos que Dios está cercano, está presente, cambiamos.
Entonces puede encarar la vida de otra manera, encarar la historia de otra manera, nos vemos acompañados, nos vemos fortalecidos. Por eso la Navidad es un canto a la paz, al amor, a la esperanza.
Deseo de todo corazòn que el Señor los renueve en esta Nochebuena, en ésta Navidad, que nos bendiga, que bendiga nuestra familias, que bendiga nuestro paìs y a cada uno de ustedes.
Deseo de todo corazón que bendiga especialmente a aquellos que están cansados, que están tentados de bajar los brazos, que sientan que el Señor está, que se sientan acompañados por ese niño tan pequeño pero tan grande, tan pobre pero tan rico, tan lleno de ternura; y por esa Madre y ese Padre, Marìa y José, por esa Familia Sagrada que nos dice que vale la pena seguir luchando todos los días.
¡Muy feliz Navidad!.Que Dios los bendiga infinitamente con su amor grande, que se sientan siempre acompañados por Dios.
Hasta pronto.

+ Jorge Eduardo Scheinig
Arzobispo Auxiliar de Mercedes Luján

MÁS NOTICIAS

Más Leidas