Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

En tan sólo dos días fueron hallados 200 restos fósiles

“Una escasa lluvia, limpia y sirve para advertir lo que antes no podíamos” afirmó el profesor en Historia y Geografía José Zúccari

Publicado

el

Para trabajar y explorar son propicios los momentos de sequía como este que está atravesando la provincia de Buenos Aires y otros sectores del país. Debido a que el río desciende su caudal, aparecen restos que son los que han encontrado los miembros del Museo del Legado del Salado de Junín: 200 en 48 horas.

El profesor en Historia y Geografía José Zúccari, dialogó en LT 20 Radio Junín sobre este sorprendente descubrimiento y explicó que “la tarea inmediata es la de rescate porque si se pierden, hay que saber que son únicos e irrepetibles. El fósil no es común en la naturaleza, lo frecuente es que tanto el hueso como el animal desaparezcan por completo, entonces, se encuentra el 1% o menos de los seres que habitaron el globo, por lo que es valiosísima su preservación. Mi trabajo viene desde hace aproximadamente 8 años y consiste en identificar a qué especie pertenece cada uno de los sedimentos que localizamos.

El gran paleontólogo, Florentino Ameghino, decía que en cualquier lugar de nuestra Provincia donde se hiciese un pozo, podían encontrarse restos. Muchos de los vecinos nos avisan, vamos y los rescatamos; eso es lo que valoramos, que se involucren”.

Luego, el profesor dijo que “estos restos han sobrepasado la media; significa el doble de lo conseguido y de mejor calidad. Inclusive, hasta paleontólogos, están interesados en venir a estudiar lo encontrado. El misterio de la aparición de estos fósiles se debe al dragado, es decir, principalmente a la canalización. No es el cauce original del Salado sino que ha sido corrido hacia el sur y, ese espacio, era el lecho de la inundación que, en momentos de crecida hace miles de años atrás, quedaba como un gran pantanal y todo animal que muriera permanecía enterrado y, por ello, llega resguardado hasta la actualidad. O sea, se debe a la cercanía del agua y a la fluctuación”.

Trabajo ad honorem
Se están hallando permanentemente restos prehistóricos en suelos juninenses y del partido y, paralelamente, en localidades cercanas como Arenales y 9 de Julio. Integrantes del Museo, se han dirigido hasta esas ciudades en busca de agregarle más material a la institución.

“En épocas de inundaciones, nos dedicamos al sector de laboratorio. En tanto, si necesitáramos hacer una excavación, deberíamos disponer de materiales y recursos económicos que no tenemos. Yo soy oriundo de Carlos Salas, Partido de Lincoln, estoy radicado desde los 18 años en Junín, y este trabajo lo hacemos ad honorem. El Museo siempre funcionó pero nunca estuvo subvencionado y quienes trabajan allí no cobran mensualidad. Surgió por el interés de un grupo de profesores como José María Marchetto y Marcela Torreblanca, que fueron quienes iniciaron este proyecto más otra gente que se ha dedicado a rastrear porque les entusiasma lo que hacen. Hay una ONG que está planeando una reserva de usos múltiples del Salado cuyo fin es proteger el patrimonio histórico, paleontológico, arqueológico y cultural de Junín. La macrauquenia es el fósil que más se ha encontrado en la zona y, es por eso, que es el logo del Museo. Se trata de una especie propia de Sudamérica. Tiene trompa como si fuera un elefante y el tamaño es como la de un camello. Toda esta rama desapareció y los restos se encontraron en Junín y también en Venezuela”, concluyó.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas