Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

En nuestra región, el 1,80 % de los niños que nacen sufre algún tipo de anomalía congénita

El doctor Jorge Herce recibió una medalla de oro en una jornada nacional.

Publicado

el

El doctor Jorge Herce pertenece al Servicio de Neonatología del Hospital Interzonal “Abraham Piñeyro” y recibió una medalla de oro en la Jornada Nacional de Anomalías Congénitas por su incansable labor en el Registro Nacional de Enfermedades Congénitas.

El profesional contó a La Verdad acerca de su trabajo y explicó que “este registro nacional está conformado por una red de hospitales coordinados por el Centro Nacional de Genética Médica, donde participan más de 150 maternidades del país. Allí se registran todos los niños que nacen con anomalías o malformaciones congénitas y tiene por objetivo saber cuál es la situación, a partir de allí saber cómo trabajar y tener información para saber qué es lo que está pasando. Algunos de los equipos que trabajan son para resolver el tema del labio leporino o displasia de caderas, a modo de ejemplo. Mediante estas redes, los chicos pueden recibir una atención adecuada en centros especializados”.

Luego, expresó que “la gama de anomalías congénitas es muy grande y va desde cosas pequeñas, como puede ser un dedo de más, hasta una cardiopatía congénita que requiere cirugía. Las más habituales que vemos es la fisura del labio y defectos en la pared abdominal, que pueden generar hernias y tienen que ser resueltas por cirugías rápidamente”.

El registro
Sobre cómo se realiza el registro, contó que “comenzamos en 2012 en el Hospital, luego se incorporó el Sanatorio Junín, la Clínica Centro y el hospital de General Viamonte. Este reconocimiento recibido es, en realidad, al trabajo de todos, porque somos redes que trabajan ad honorem. Nosotros enviamos todo lo registrado y luego hay otra gente que se encarga de codificar las enfermedades y nos brindan ayuda especializada y orientan”.

“El último registro indica que, en nuestra región, la frecuencia de anomalías congénitas es de 1,80 % de los niños que nacen, un número alto, son dos chicos cada cien. Este porcentaje claramente puede mejorarse, porque muchas anomalías son prevenibles. Mediante estudios, también se puede visualizar si algo puede repetirse en los próximos hijos. La idea es prevenir o hacer un diagnóstico precoz”, explicó.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas