Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Locales

En las expensas, el costo fijo mayor es el portero

Aseguran que en Junín no se sentirá el impacto del aumento como en las grandes urbes.

Publicado

el

Estiman que la suba de expensas superará el 35% en 2019. Con el peso de la inflación del año pasado, el 2019 se perfila como un año complejo para inquilinos y propietarios. La pérdida en el poder adquisitivo durante los últimos años asoma como un problema a la hora de hablar de los gastos edilicios. Especialistas afirman que la suba en las expensas estará impulsada principalmente por las tarifas y por lo tanto podría superar el 35%.
Marcelo Silva, administrador del consorcio del edificio Avenida, explicó la incidencia de las expensas en el bolsillo del propietario y el inquilino.

Dijo que “generalmente el problema del aumento en las expensas está relacionado con los edificios que se encuentran en las grandes urbes, principalmente en Capital Federal. En nuestro caso, somos una administración interna porque somos propietarios, y eso favorece en cuanto a la reducción de gastos, porque no pagamos a nadie de manera externa. En los edificios, la gran diferencia la hacen la cantidad de unidades funcionales porque los gastos se prorratean entre todos. Nuestro edificio tiene 87 unidades funcionales y el costo fijo mayor que tenemos es el portero, que tiene sueldo y cargas sociales, y se encarga de la limpieza, el retiro de los residuos y reparte la correspondencia. Ya quedan muy pocos porteros que viven en el edificio, acá en Junín creo que quedan pocos que habitan. Ahora son empleados externos, que cumplen un horario y se retiran. Otra cosa que se estila en las grandes ciudades es que, una vez que el portero se jubila, no lo reponen y se contrata directamente una empresa de limpieza”.
“El nivel de expensas nuestra no es elevado y otros costos que afrontamos es la luz, pagamos un promedio de $1800, nada que ver con los valores que se abonan en Capital. Con este importe cubrimos los gastos fijos mensuales y nos permite hacer un ahorro menor ante cualquier emergencia que pueda surgir. No tenemos mora y podemos programar cada reparación que hay que hacer cobrando, en algunos casos, una especie de gasto extraordinario”, dijo.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas