Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

En breve comienza la obra para llevar el oxígeno al tercer y cuarto piso

“En algunos meses también comenzará la refacción de los baños públicos “, admitió Barisich.

Publicado

el

Un gran número de pacientes que concurre a atenderse al Hospital Piñeyro posee obra social.

Macro Crédito al Instante

Patricia Barisich, directora adjunta del Hospital Interzonal, explicó que “el hospital es libre para todo el mundo y hay gente que durante mucho tiempo que no tuvo obra social lo utilizó y siguen concurriendo porque conocen como funciona. No hay una variable precisa sobre quien lo usa y quien no, aunque el porcentaje siempre es menor de gente que sí tiene una obra social. Pero hay que aclarar que no es exclusivo para la gente sin obra social. La gran mayoría que tiene cobertura la declara, aunque recuerdo que hubo una época en que los pacientes tenían miedo de decirlo por temor a no ser atendidos o que se les cobrara algo”, dijo.

Luego, expresó que “hoy con la informatización incorporás el número de documento del paciente y automáticamente sale todo. Cuando alguien se atiende y tiene obra social el hospital le factura y eso va a un fondo común que se llama SAMO y se distribuye un 10% al Ministerio, que después vuelve a los hospitales en forma de ahorro para obras o equipamientos. Otro 50% se distribuye en partes iguales entre todos los empleados del hospital, como una especie de bonificación por la producción y el 40% restante queda para la administración que, actualmente, lo estamos usando para comprar equipamiento u obras menores, como por ejemplo llevaremos el oxígeno central al tercer y cuarto piso para no tener que depender de los tubos. En algunos meses también comenzará una obra de refacción de los baños públicos”.

Hospital en Vedia
El intendente de Leandro N. Alem, Alberto Conocchiari, dijo que inició las gestiones para lograr la construcción de un Hospital Regional en su distrito ante la falta de respuestas del Hospital Regional de Junín.

Ante estas declaraciones, Barisich respondió que “soy desde siempre médica hospitalaria y me gusta mucho la salud pública. Hay programas, modelos, lineamientos en salud pública que ni siquiera son nacionales, son emitidos por la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud y dicen cómo se debe desarrollar la gestión de la salud pública en los distintos países. Hay estrategias marcadas desde hace muchos años y muchos países las han llevado adelante con éxito y tienen indicadores de salud excelentes. Argentina no ha tomado las mejores decisiones y se debe a acciones tomadas por gente que dudo que alguna vez haya leído algo vinculado a la salud pública”.

“Hay algo que se llama redes integradas de servicios sanitarios y esta forma de encarar la salud, sobre todo que es muy beneficioso para los países en vías de desarrollo o pobres, se hace una fuerte inversión y apuesta en insumos, tecnología y recursos humanos en la atención primaria de la salud. La alta complejidad se invierte en algunos lugares en particular y allí se deben resolver los problemas de las regiones. En este caso, seríamos nosotros, nuestro hospital. Entiendo que esto de salir a poner instituciones o servicios de alta complejidad en otras comunidades, donde no debería haber, tiene que ver con una sensación de que nuestro hospital no está dando todas las respuestas que desean. Para desarrollar un servicio de alta complejidad, lo más fácil es el terreno, las paredes y el equipamiento. Ahora, ponerle gente adentro que sepa utilizarlo es la gran limitante que estamos teniendo en la Provincia. Ahora todos quieren abrir una terapia intensiva, y se requiere personal altamente calificado y no se hace en un chasquido de dedos. Podes tener el equipamiento pero necesitás al menos siete años para formar un médico terapista y enfermeras especializadas. Esa es la gran limitante. Cuando nosotros rechazamos una derivación, es porque la terapia alcanzó su máxima capacidad o no tenemos la capacidad de resolver la problemática”, puntualizó.

Fiesta del Pejerrey

Más Leidas