Seguinos en
LT20 Radio Junin

Locales

En 17 asentamientos, habitan 657 familias radicadas en Junín

“No podemos muchas veces dar respuestas a todos y eso nos pasa con el tema de la mercadería”, dijeron.

Publicado

el

Pablo Rodríguez, del Grupo Don Ito, comenzó hace seis años con la ONG, un trabajo que sólo se puede hacer a pulmón.

Explicó que “fuimos mutando a través del tiempo y creo que eso nos permitió permanecer. Empezamos asistiendo a familias con chicos enfermos en el hospital y llevando juguetes. Luego comenzamos a trabajar en los barrios con otras organizaciones en red como Techo y la gente de Manuel Lozano y Juan Carr y empezamos a convocar a voluntarios y talleristas. Arrancamos tres personas en este proyecto y ahora somos 27. Vamos colaborando donde nos necesitan, pintamos escuelas, comedores y trabajamos con proyectos de huerta”.

“Mucha gente colabora con nosotros, en especial, los vecinos de los barrios y este último año que pasó hemos tenido mucho apoyo del Colegio Marianista. Trabajamos sobre un proyecto de comunidades excluidas y estuvimos en la Comunidad Terapéutica San Ignacio y en la UP 13 y estamos a punto de concretar uno con la comunidad trans. Ahora estamos funcionando en una nueva sede en Hipólito Yrigoyen 539 y haremos un taller de huerta y cocina”, dijo.

Relevamientos
En cuanto al trabajo que se lleva a cabo en conjunto con la Fundación Techo, Rodríguez apuntó que “lo primero que hicimos es un relevamiento de asentamientos informales. A partir de ahí se confeccionó un listado de barrios donde el vecino podía adquirir, a través del Anses, un certificado de vivienda que impide los desalojos. En Junín hay alrededor de 17 barrios de tipo asentamientos, donde habitan cerca 657 familias (1780 personas) y parte del barrio Norte salió de esa condición. Era un sector que siempre se inundaba, en Ruta 188 y La Plata, y se ha logrado un traslado. Los días de lluvia recorremos los barrios vulnerables porque es cuando más nos necesitan”.

“No podemos muchas veces dar respuestas a todos y eso nos pasa con el tema de la mercadería. Lo que más nos piden es alimento y lo que menos conseguimos, porque es sólo a través de donaciones en la puerta de los supermercados. Hoy, llenar un changuito nos cuesta mucho. Muchas veces es fácil cambiar algunas cuestiones, pero vemos que esa realidad no se transforma. Necesitamos recursos económicos y no los tenemos. Hay barrios que no tienen agua potable y va el regador a llenar los tanques. Ahí se podría poner una bomba, son cuestiones que sería sencilla de solucionar”, manifestó.

Servicio penitenciario
Don Ito tiene talleres dentro de UP 13. “Es un proyecto compartido con los trabajadores sociales de la agrupación “Más allá del muro” y se trata de una huerta. Los plantines que allí se producen los repartimos en los comedores para que puedan los chicos hacer su propia huerta. Hicimos un relevamiento sobre la cantidad de comedores y merenderos que hay en la ciudad y tenemos 21, tres más que hace dos años”, culminó diciendo.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas