Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Empieza una semana clave en la negociación entre el Ejecutivo y el sindicato por la paritaria

El gremio que lidera Gabriel Saudán hizo ya dos paros en 15 días, en clara disconformidad con el aumento salarial que propone el Gobierno de Petrecca, que no descarta establecer por decreto el incremento de sueldos.

Publicado

el

Sobre mediados de enero este diario adelantaba que durante febrero se llevaría adelante una serie de encuentros entre el Ejecutivo y los representantes del Sindicato de Trabajadores Municipales de Junín para dejar establecido cuál sería el incremento salarial acordado para 2018.

En febrero, pese a una postergación no prevista, los encuentros comenzaron a desarrollarse, y las partes a dejar sentadas sus posiciones.

Tanto Claudio Camilo como Gabriel Saudán fueron dando a conocer qué pretendían los trabajadores para el año en curso. Desde el Ejecutivo, mediante Martín Beligni y Ariel Díaz, el Intendente fue fijando la postura oficial.

Las reuniones se repitieron pero el acuerdo nunca estuvo al alcance de las manos. Ni de unos, ni de otros. Por el contrario.
Argumentando “cansancio” ante las propuestas “repetidas” que elevaba el Gobierno de Junín, el sindicato decidió mediante asamblea instrumentar sobre fines de marzo la primera medida de fuerza.

Lejos de conformar la nueva propuesta del Ejecutivo, la situación se profundizó. El último viernes los municipales volvieron a parar, marcharon y la lluvia impidió que se instale una carpa con una olla popular en la Plaza 25 de Mayo. A la medida de fuerza se sumaron los trabajadores de Obras Sanitarias, quienes también esperaban una “oferta superadora”.

Un día antes, por otra parte, desde el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales, Maximiliano Magistrello, su secretario general, dio luz verde al ofrecimiento de Petrecca, Díaz y Beligni, quedando al margen de la marcha convocada por el sector que lidera Saudán.

“Lo que puedan decir no tiene importancia más que para ese sector y sus secretario general”, se distanció Saudán.

Qué se dijo
El pasado viernes, en la conferencia de prensa que ofreció en su despacho, el intendente Petrecca destacó el “esfuerzo” realizado para poder satisfacer el pedido de los trabajadores y dijo que su gobierno seguirá “abierto” al diálogo. Pero no descartó que el incremento salarial pueda darse por decreto a futuro.

“El sindicato nos marcó tres puntos, suba al básico, una suma fija y la cláusula de revisión, los tres están contemplados en nuestra oferta, por ende, no entendemos la negativa, porque cada pedido fue escuchado”, remarcó el jefe comunal, detallando que “esta última propuesta, en su totalidad, da un incremento salarial al bolsillo del trabajador, y un aumento del 19,53 por ciento. Todos estos esfuerzos los podemos hacer gracias al compromiso de los vecinos que abonan sus tasas todos los meses y atendiendo las necesidades de los trabajadores, ya que ante cada pedido que nos han hecho los gremios les hemos podido dar una respuesta positiva”.

Por otro lado, los trabajadores que estuvieron presentes en el patio del palacio municipal el viernes se hicieron sentir. Y en ese hacerse sentir leyeron una carta que luego fue entregada al Ejecutivo. Entre lo más importante se marcaba la solicitud “en forma urgente a una reunión con nuestro cuerpo de delegados, quienes desean en forma personal expresarle la inmediata necesidad que revierta su postura respecto a la oferta salarial realizada, ya que la misma no sólo es insuficiente sino también sumerge aún más en una muy difícil situación económica al personal municipal. Convencidos que no solo comprende el mal momento por el cual estamos atravesando, sino también al escuchar y mirar a los ojos a quienes le manifestarán sus necesidades, entenderá que esto no es una cuestión política como algunos pretenden mostrar, ni es una cuestión personal, simplemente es una situación económica angustiante, la cual ya se nos hace imposible soportar”.

Previamente, Claudio Camilo había dicho ante este medio que “hace tres meses que nosotros venimos dialogando, pero el diálogo tiene que ser entre dos. Cuando uno habla y el otro dice no, no hay diálogo. El señor Intendente no quiere entender que lo que nos está ofreciendo no es suficiente, más allá que esté realizando un esfuerzo”.

Lo que viene

La semana que empieza será fundamental. En principio para conocer si a partir de un futuro encuentro las partes se acercan. Por otro lado se espera, en caso de no haber acuerdo, un endurecimiento de la postura sindical y la puesta en práctica de nuevas medidas de fuerza.

El Ejecutivo, mientras tanto, no descarta que el aumento del 15 por ciento en dos tramos retroactivo, más las sumas fijas y la cláusula de revisión prevista para octubre puedan establecerse por decreto si no hay un arreglo en los próximos 30 días. A la paritaria municipal le queda, al menos, un capítulo más.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas