Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

El vuelo de las mariposas

Escribe: Olga Prieto (*)

Publicado

el

Abrir una ventana y mirar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer en clave local no nada fácil. Lograr que los potentes enunciados generalizadores que encandilan no nos impidan ver como atraviesa en Junín, como duele aquí, en estas calles, en estos lugares, en nuestras propias casas.

Cómo se leen en clave de la completísima Ley de Protección Integral los femicidios y violencias de Junín que dañan y duelen en todas las capas sociales locales y nos dejan preguntas, mil reclamos y pocas respuestas.

Cómo se leen en los miles de voces, brazos, puños y pañuelos el grito de la no violencia en Junín ¿por qué la masividad en noviembre? ¿Por qué el estupor, medias voces, incomodidades, apenas visible reclamo en octubre? ¿Por qué el dolor, la impotencia y la visibilidad en medios nacionales en febrero?

¿Cómo se leen en clave local y a la luz de la Ley de Protección Integral los reclamos de todo un año de trabajadoras docentes a un gobierno presidido por una mujer? Al que se le pueden sumar (sin orden de aparición) enfermeras, otras trabajadoras de la salud, acompañantes terapéuticas. Y en el orden nacional las oficialmente devaluadas jubiladas y pensionadas, perceptoras de la AUH, olvidadas ex cooperativistas del Argentina Trabaja?

¿Se verá a la luz de la lente local que es violencia lo que sienten las niñas, niños y jóvenes que sin respuesta oficial siguen exigiendo Educación Sexual Integral?

Cómo se leerá en este día que la Comisaría de la Mujer y la Familia gestada bajo el paraguas de leyes para erradicar la violencia cuente con escasos recursos, esté comandado por varones (sin alusiones personales), y se cierre por “órdenes superiores” a brindar información.
Se entenderá que también es violencia que el Municipio de Junín no escuche que desde 2016 organizaciones de mujeres le reclaman una Dirección de Género con perspectiva de Género (valga la redundancia).

Son muchas preguntas, pocas respuestas para un mujerío en palabras de Dora Barrancos que desborda, endulza el alma y llena de orgullo. Y sobre todo anuncia a los que quieran oír y a quienes no quieren también que muchas cosas desde las mismas entrañas de la organización social aquí también, en lugares de trabajo, barrios, espacios políticos, familias, estén cambiando. Que se está pariendo con dolor un tiempo nuevo, que llena de esperanzas, también de miedo. Tenemos claro que para que sea bueno tiene que ser solidario, debatido, en clave latinoamericana del sur, argentina y por supuesto juninense.

(*) Concejal por Unidad Ciudadana.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas