Seguinos en
Binaria Seguros

La Deportiva

El uno x uno de Sarmiento

Repasá el rendimiento futbolístico de los jugadores de Sarmiento en la victoria ante Brown de Madryn, según la óptica de LA DEPORTIVA.

Publicado

el

Fernando Pellegrino: Tuvo dos atajadas claves en el partido. La primera en el primer período, donde achicó bien al jugador de Madryn y despejó el balón con el pie. La restante ocurrió en el complemento, cuando le llegó un tiro rasante a media altura. Salió a cortar centros cuando creyó que era conveniente. Manejó bien los tiempos cuando el equipo estuvo en ventaja.

Yamil Garnier: Punto alto una vez más. Firme en la marca y colaboró en ataque, siendo determinante en el primer gol, ya que ejecutó el centro preciso para que defina Cacheiro. Empujó al equipo con el ímpetu que lo caracteriza. Dialogó mucho con el árbitro.

Javier Capelli: Deberá mejorar los pelotazos desde el fondo, precisamente cuando busca a un compañero del ataque. Por arriba aceptable, por abajo le costó más, aunque el equipo en esta ocasión no recibió goles en contra. Cuando fue al piso recuperó algunas pelotas. En la jugada que la pelota dio en el palo, quedó expuesto, ya que la misma nació desde un cabezazo del centro delantero visitante, que era la marca de él.

Lucas Landa: Le tocó bailar con una de las más feas. Por momentos, cuando el 9 visitante se tiraba atrás, complicaba al defensor Verde. Se la rebuscó, fue importante en los relevos y despejó varias pelotas por la vía área.

Ramiro Arias:
Le sobró actitud, pero necesitó más serenidad a la hora de jugar la pelota. Firme en la marca. En el primer tiempo intentó proyectarse al ataque, jugando desde la mitad de la cancha hacia adelante, ya que Madryn esperaba en su campo y jugaba de contra. En el segundo, en conjunto con los demás futbolistas, aguantó bien el resultado.

Nahuel Estévez: Tiene un enorme potencial y demostró porqué Estudiantes de La Plata lo cedió a préstamo sin opción. Exquisita jugada y posterior asistencia, en la gestación del primer gol y el siempre conocido sacrificio físico. Deberá continuar con este nivel, ya que es un jugador muy importante en el once inicial, más aún cono la ausencia de Fermín Antonini en las próximas fechas.

Guillermo Farré: En el primer tiempo si bien no desentonó, por momentos padecía a los jugadores rápidos de Madryn. Cuando se acomodó al partido, al igual que todo Sarmiento, desplegó un buen nivel futbolístico. Colaboró mucho en la marca. Al igual que Garnier, dialogó mucho con el árbitro.

Fermín Antonini: Hasta la lesión era uno de los mejores jugadores del Verde. Suplía las complicaciones del equipo con su habitual entrega y juego. Presión alta constante. Tuvo mala fortuna en la jugada de la lesión. Siempre jugó al límite y era una situación que podía suceder, pese a que no fue un choque explícito contra otro jugador.

Gabriel Sanabria: Tuvo destellos de calidad, sobre todo cuando le tocó asumir el rol de asistidor. Fue importante en la pelota parada, en la ejecución de centros para los cabeceadores de Sarmiento. Seguramente el equipo necesite de él en las posteriores jornadas.

Ignacio Cacheiro: Fue la figura de Sarmiento. Determinante en el área rival y solidario por el gran recorrido que realizó en todo el sector de ataque. Movedizo, rápido y letal. Nacho fue un dolor de cabeza constante para la defensa sureña. Está teniendo gol y lo debe aprovechar para convertirse en un delantero que no perdona. Hizo olividar, con otro juego, la usencia de Nicolás Miracco.

Lucas Passerini: Jugó y luchó. Inició la jugada del primer gol del partido, justamente aguantando la pelota, peleando entre defensores visitantes y asistiendo a Estévez. Hizo valer una vez más su físico. Tenía intención de patear el penal que finalmente concretó Vidal.

Nicolás Rinaldi: No tenía una tarea sencilla: suplir a Antonini y en el primer tiempo, en un partido de trámite sumamente complicado. Y aprobó con creces. Estuvo a la altura de las circunstancias, entendió lo que pedía el encuentro y por ello se amoldó bien al mediocampo. Le cometieron el penal en el final del partido, luego de una gran jugada individual, donde dejó dos rivales en el camino.

Patricio Vidal: Fue otro jugador al de los anteriores partidos. Entró con rabia, sabiendo que tiene potencial y tiene que saber desarrollarlo. Tal es así que en el penal no dudó y lo quiso ejecutar desde un primer momento. Fue funcional al equipo y aportó.

Joaquín Vivani:
Volvió a tener ruedo. Las pocas pelotas que tocó tuvieron buen destino. Siempre le aporta velocidad en los contragolpes que tiene el equipo, sobre todo cuando va ganando.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas