Seguinos en
Binaria Seguros

Deportes

El ultramaratonista Juan Pablo Savonitti unirá corriendo Ushuaia con Alaska

El deportista dialogó con LA DEPORTIVA y explicó que saldrá mañana a las 11 desde el Paseo de las Rosas en el sur del país y luego de recorrer 35.000 kilómetros llegará a Prudhoe Bay en el norte del continente. Piensa correr entre 45 o 55 kilómetros diarios y tendrá una causa solidaria que será promover y difundir la lengua de señas.

Publicado

el

El ultramaratonista argentino Juan Pablo Savonitti partirá mañana desde Ushuaia con el objetivo de llegar corriendo hasta Alaska en un duro desafió que se propuso realizar teniendo una causa solidaria de por medio que será promover y difundir la lengua de señas.

Savonitti saldrá mañana a las 11 desde el Paseo de las Rosas, Ushuaia. Atravesará corriendo desde Ushuaia, Tierra del Fuego hasta Prudhoe Bay en Alaska. Los países que pasará luego de Argentina serán Chile, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Honduras, Guatemala, México, USA y Canadá.

El ultramaratonista recorrerá  35.000 kilómetros, estimando que en dos años y medio podría completar el recorrido.

Juan Pablo, que nació el 30 de enero de 1982, en Capital Federal dialogó con LA DEPORTIVA y contó de sus inicios en el ultramaratonismo, como será la travesía, su preparación y la causa solidaria, entre otros temas.

En el inicio de la charla, quien fuera voluntario en los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018, sobre como surgió esta posibilidad, explicó que “yo vivía en Bulgaria, estábamos presenciando un congreso de deportes extremos y había un deportista que comentaba haber nadado alrededor del reino unido, que eran 900 kilómetros, esa fue mi inspiración. Yo estaba corriendo y empecé a buscar posibles rutas para hacer algo importante, primero pensé en correr el territorio nacional de Ushuaia a La Quiaca, después vi que había una panamericana y dije ¿por qué no hacer una sudamericana? Y bueno acá estoy”.

Savonitti trabajó en la Argentina como soporte técnico informático hasta el 2001; luego se fue a Europa, donde trabajo en la atención al cliente a bordo de cruceros en Italia, Suiza, Inglaterra, Rusia y Bulgaria.

 

KILOMETROS POR DIA

Con respecto al entrenamiento, dijo que “me gusta recalcar que es una travesía, es un viaje, una aventura, no quiero que se tome como una carrera, me lo voy a tomar con mucha calma, pienso correr entre 45 o 55 kilómetros diarios y a un ritmo lento, porque el cuerpo me tiene que aguantar durante dos años y medio.

Voy a fraccionar las salidas que haga. Por ejemplo, tal vez corra 20 kilómetros por la mañana, haga una pausa, coma algo, duerma una siesta, después siga otros 20 kilómetros por la tarde, y así, va a ser muy tranquilo.

Obviamente va a ser duro sobre todo mantener la constancia de kilómetros a diario, una cosa es hacerlo una semana y otra es por cinco meses, por un año o dos.

Voy a hacer paradas para comer, dormir y días que voy a descansar, con paciencia va a ser un viaje exitoso, seguramente voy a conocer lugares y personas increíbles”.

Juan Pablo desde los 16 hasta los 19 corría los 400 metros llanos y desde hace dos años que se dedica al ultramaratonismo.

 

 

PREPARACION

Además de la preparación física, corría entre 120 y 140 kilómetros semanales, pero todo esto es tener una buena preparación mental; también en la nutrición estuve hablando con nutricionistas que me van a seguir durante la carrera para mantener ciertos niveles que mi cuerpo tiene que tener, no perder músculos y demás porque voy a tener mucho desgaste de calorías”.

 

LOGISTICA

Sobre la la parte logística, señaló que “voy a salir este martes 1 de enero (mañana) con un señor catamarqueño que me acompaña en un vehículo, que me da los soportes, me va a acompañar en todo el territorio argentino, voy a hacer la Ruta 40 que es muy aislada, muy sacrificada, voy a ir parando cuando se pueda en pueblos y sino acampamos donde se pueda. El descanso será clave, planeo iniciar corriendo cuatro, cinco días seguidos y descansar uno, después voy viendo si mi cuerpo necesita más descanso y reduciré días.

 

OTROS ANTECEDENTES

Al consultarlo sobre otros antecedentes de que alguien haya echo algo parecido, manifestó que “hace unos años un chico argentino y un belga salieron desde Alaska y llegaron a Ushuaia hace uno o dos años, la diferencia es que lo hicieron entre dos, corrían 21 kilómetros cada uno, iban cambiando, fue una cosa épica porque no es fácil hacerlo. A nivel nacional está Rodolfo Rossi, que hizo La Quiaca a Ushuaia 115 días.

 

INICIOS

En tanto sobre como empezó a gestar esta travesía, resaltó que “comencé casi por error, fue una casualidad, estaba trabajando en una empresa informática en Sofía, Bulgaria y fue en junio de 2016, y digo por error porque un compañero de trabajo, mientras yo vivía en Sofía, Bulgaria, me comentó sobre una carrera de 100 kilómetros con 2000 metros de desnivel, en la montaña cerca de donde estábamos viviendo. Al principio no le creí, yo pensé que se trataba de una carrera de 10 kilómetros, no de 100 como él me decía, incrédulo me informé y él tenía razón, se trataba de una ultramaratón de 100 kilómetros, en ese momento estaba haciendo un poco de crossfit, no estaba corriendo en ese tiempo, y muy curioso quise probar y saber que se sentía al correr esa distancia y con altitud en una montaña. Dos días antes de la carrera los contacté para registrarme, pero no me dejaron porque la inscripción ya estaba cerrada, y con un mentira piadosa, les dije que había ido a propósito a Bulgaria por esa carrera. Ahí me dejaron inscribirme y participé. La carrera fue muy dura, obviamente no estaba entrenado para tal distancia, la terminé en casi 14 horas, pero fue una experiencia inolvidable, siempre lo digo, desde ese momento para mí fue como una droga, y desde ese entonces comencé a correr muchas ultramaratones muy seguido”.

Desde el 2016 y en la actualidad Savonitti participó en aproximadamente 24 ultramaratones, de más de 100 kilómetros “así es y algunas con mucho desnivel, hablo de desnivel de hasta 10 mil o 12 mil metros. Una carrera muy característica que hice en Los Alpes en septiembre de 2017 fue Tor des Geants que son 340 kilómetros con 40 mil metros de desnivel, es como subir y bajar dos veces el Everest”.

 

 

CAUSA SOLIDARIA

Sobre la causa por la cual realizará esta travesía, dijo que “decidí sumarla a una causa solidaria, promover y difundir la lengua de señas mediante las redes sociales.

Me vinculé a esta causa por un motivo muy personal, ya que mis dos padres son sordos. Por eso me siento directamente relacionado con la causa, la cual me pareció muy buena para asociarla a esta travesía que estaba organizando”.

 

MÁS DEPORTES

Más Leidas