Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

El tratamiento de la obesidad ante nuevos descubrimientos

Esturo: “Tampoco vamos a ser tan optimistas”, aunque “es una luz de esperanza más ante esta problemática que es grave y difícil de tratar“.

Publicado

el

Hace unos días, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) autorizó la comercialización de una nueva droga para el tratamiento de la obesidad y el sobrepeso que ya se encuentra disponible en la Argentina.

“Es todo el año y toda la vida”
Por esta razón, Daniela Esturo, médica nutricionista charló con Grupo La Verdad y dijo: “Ese tipo de consultas está relacionado a un tipo de sobrepeso estético. Cuando hablamos de obesidad hablamos de otra problemática que no tiene época estacionaria, es todo el año y toda la vida, desgraciadamente”.

“No es una vacuna”
“Si hablamos puntualmente de esta nueva medicación, vamos a aclarar que no es una vacuna. Una vacuna daría inmunidad a una enfermedad y desgraciadamente hoy por hoy no existe la inmunidad contra la obesidad pero existe la prevención.

Podríamos encontrar similitud con algún tipo de vacuna por la manera de administración subcutánea. Es una inyección similar a la que se aplican los pacientes que usan insulina.

Es la primera medicación actual. Hace muchísimo tiempo, aproximadamente dos décadas, que en Argentina no aparece una mediación para tratar la obesidad”, añadió.

“Causa un desbalance”
Por otro lado, la médica informó cómo funciona y los riesgos: “Tampoco vamos a ser tan optimistas. Es una medicación que ya se utilizaba para la diabetes tipo 2, droga se llama liraglutida, y actúa como si fuera péptido, una proteína que se produce en el intestino que se llama GLP-1.

Lo que hace es que después de comer, los mecanismos de apetito y saciedad son muy complejos. Este péptido intestinal que se llama GLP-1, después de comer envía al cerebro una señal y dice stop, basta, ya comiste. Interviene en la saciedad.

Al aplicarla, sobre todo en la obesidad, causa un desbalance en esta sustancia. Es como si hubiera una carencia de este péptido que se produce en el intestino por lo tanto no llega el estímulo de saciedad”.

“No es mágico”
“Este medicamento es parecido al GLP-1 y actúa mandando al cerebro una orden de saciedad. Regula el apetito entre otras cosas que hace, que es estimular la secreción de insulina, que es la misma droga que se usa en menor dosis en la diabetes tipo 2 cuando falta insulina.

Esto no es mágico, es útil. Todavía no está probado en Argentina. Si bien está aprobado por la ANMAT, no sé exactamente si está disponible en el país, tampoco sé el costo. No creo que sea algo barato, va a costar. No sé si las obras sociales o prepagas lo reconozcan. Pero es una luz de esperanza más ante esta problemática que es grave y difícil de tratar”, siguió.

“Puede producir muchos
efectos adversos”

A su vez, Esturo afirmó que “hay que evaluar al paciente desde el punto de vista médico”, y siguió: “Tiene que recetarlo un médico, no cualquier persona. Porque puede producir muchos otros efectos adversos, como hipoglucemia, por lo que hay que ser muy cautelosos con los pacientes con problemas de disfunción renal o hipotiroidismo.

Hay que tener precaución y no ir a la farmacia a comprarlo, primero porque no se lo van a vender y segundo porque es una medicación para la que hay que esperar la indicación precisa.

Igualmente, hace muchos años existía una medicación que era la sibutramina que era muy útil y después se sacó del mercado por efectos adversos. Hay que poner en la balanza el costo-beneficio”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas