Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

“Él sabía que era inocente, desde el primer momento”, dijo Gustavo Tallone, papá de Nicolás

Gustavo Tallone es un padre que no solo está convencido de la inocencia y fortaleza de su hijo, está seguro que no hay pruebas que lo incriminen. Como sostuvo durante la entrevista, “Nicolás salió con la frente bien alta” y “no va a permitir que lo difamen”. Pero además sostuvo que de acá en más, tiene “todo el tiempo del mundo” para que aquellas personas que lo hicieron, se hagan cargo en la justicia. “Voy por todo”.

Publicado

el

Gustavo Tallone es el papá de Nicolás, el joven de 27 años que recuperó la libertad tras permanecer nueve días detenido -sindicado por la joven de 16 años que fue víctima de un abuso – y que recuperó la libertad cuando la fiscal, Dra. Fernanda Sánchez, le informó al Juez de Garantías que no iba a pedir su prisión preventiva.
Detrás de las líneas propias de una crónica periodística, hay una familia, hay un padre que después de dejar pasar los días que jamás imaginaron les tocaría vivir, dice su verdad a LA VERDAD.
Habla de cómo transcurrieron las jornadas, desde el 4 de noviembre cuando a las 7 de la mañana lo llamaron desde la Comisaría Primera y le comunicaron que su hijo estaba aprehendido.
Está convencido de la inocencia de su hijo, sabe que están las pruebas que lo confirman y no termina de comprender por qué demoraron tanto en tomar la decisión si desde el primer momento contaban con los elementos para analizarlas.
Recalca a lo largo de la entrevista que aquellos que difamaron a Nicolás, van a tener que responder ante la justicia.

-¿Cómo supo lo que estaba pasando con Nicolás?
-A las 7 de la mañana me llaman de la Comisaría y me dicen lo que está pasando. Cuando llego estaban todos los amigos de Nicolás en la puerta y me cuentan. Entro y veo a la fiscal que me habló de cuestiones muy técnicas, entonces le pregunto si estaba incomunicado. Me contestó que no y que podía pasar a verlo. Así entré.

– ¿Con qué panorama se encontró?
– Hablamos, siempre con uno o dos policías delante porque no nos dejaron solos. Me contó con lujo de detalles lo que había hecho, los pasos que había dado, con quién había estado. Entonces le dije, mostrame las manos…levántate la remera…no tenía nada…Después me habló del teléfono, que estaba el GPS de su celular abierto porque siempre lo tenía así, que estaban todas las cámaras del boliche. Él pensaba que todo se iba a aclarar en diez minutos

-¿La justicia contó con las pruebas inmediatamente?
-El mismo domingo le llevan a la fiscal las cámaras de los dos boliches que eran las más importantes porque eran las que mostraban todo. Y el mismo domingo ella tenía el celular de Nicolás. Y el mismo domingo tuvo la declaración de las dos chicas que estuvieron con él. Así y todo él queda detenido, más allá de que no se puede detener a una persona por la sola denuncia en su contra, lo dice el código de procedimientos, pero bueno…
Es más, no solo contaba con todas esas pruebas y obviamente había que abrir todas las cámaras, pero lo principal es que ella sabía que no había lesiones porque ya lo había visto el médico de Policía y contaba con la prueba de las zapatillas, la prueba pericial de la huella que en el lugar del hecho coincidía la zapatilla de la nena y no coincidía la otra con el calzado de Nicolás. Así y todo lo detienen y a las cinco o seis de la tarde lo llevan a Pinto”.

-¿Supo qué ocurrió durante la declaración que le brindó a la fiscal?
-El lunes él presta declaración diciendo exactamente lo mismo que me había contado a mí y la defensa propone los testigos, creo que eran siete y habían estado con él. Pero los testigos no fueron llamados a declarar nunca y así pasó toda la semana. Por supuesto, mientras tanto, de las cámaras ni noticias, del celular ni noticias y de los testigos ni noticias.

-¿Su hijo desbloqueó el teléfono ese lunes?
-Ese lunes, el día de la declaración, era lo primero que él preguntaba. Por las cámaras y el teléfono. Ahí alguien dijo –delante de la fiscal y el abogado- que no habían desbloqueado aún el teléfono porque no tenían la clave. Y Nicolás fue el que dijo, por qué no me lo piden a mí…y ahí se las dio”.

– ¿Pudo verlo en la comisaría de Pinto?
-Lo vi un par de veces los días de visita. Y lo apuntalé de entrada. Le dije, mirá Nico, esto es complicado. A este partido lo tenés que jugar adentro asique quédate piola. No sé cuántos días vas a estar pero de acá vas a salir con la frente alta. Y lo entendió.

– ¿A medida que pasaban los días y no se producían novedades, qué fue pasando por la mente de la familia?
-Durante la primera semana tuve paciencia, quería que las cosas se fueran esclareciendo lo mejor posible. Qué iba a hacer, qué iba a decir. Que Nico era inocente?, si mi opinión obviamente no vale. Pero cuando llegó el día viernes –cinco días después de la aprehensión de Nicolás-, los testigos no habían sido citados asique me llama el abogado y me dice mandalos para que se presenten en forma espontánea. Se pueden presentar y están obligados a tomarles declaración. Y así fue.

-¿Pone en duda el trabajo de la fiscalía?
-No cuestiono el trabajo de la fiscal porque imagino que todo el seguimiento que hicieron con el auto blanco y el fin que lograron creo que fue un trabajo minucioso, impecable, no me caben dudas que fue muy prolijo. Lo que sí me deja muchas dudas es lo de las dos cámaras más importantes, las de Hook y Brook y el celular, porque eso lo hubiera dejado libre a Nicolás las primeras 24 horas y no hubiera pasado la semana. Y eso es una locura. Vos pensá que a las cámaras las tenían el domingo (4), estaba la prueba de la zapatilla, él no tenía lesiones, estaba el GPS. Pero pasaron 9 o diez días para que terminaran de abrirlas. Y por eso crero que puede haber dos cuestiones. O le tenían mucho miedo a la presión social o la fiscalía tiene una ineficiencia total. Una de dos.

-¿Cómo reaccionó su hijo durante los días de detención. Estaba al tanto de lo que venía ocurriendo?
-Se enteró porque si bien estaba recluido en Pinto en una celda que es como un hueco sucio, mugriento, húmedo y mal oliente, al lado de la suya había otra celda y tenían un televisor. Escuchaba todo por TN”.

-¿Cómo está él hoy?
-Nicolás tiene una cabeza única. Está entero, siempre lo estuvo porque en realidad él sabía desde el primer día que era inocente. Estaba tranquilo. Fui yo el que entre mí dije, no sabes lo que se nos viene. Y lo apoyamos en todo momento. Lo conozco bien a Nicolás y sé qué clase de persona es. Sé dónde está parado y no voy a permitir que lo difamen. Cuando esto se aclare, voy a salir por todos y cada uno y le van a tener que dar explicaciones a la Justicia. Todos. Algunos podrán hacer una disculpa pública y muchos se van a tener que sentar delante del Juez para ratificar o rectificar sus dichos. Y tengo todo el tiempo del mundo, no te quepa la menor duda

-¿Les cambió la vida?
-No nos va a cambiar la vida. No quise hablar mucho la semana pasada. Tampoco quiero hablar demasiado ahora, pero cuando esto termine voy a ir por todos. Porque todos van a tener que dar una explicación. Mi vida no va a cambiar. La gente me conoce desde hace 60 años. Pero cuando se cierre esta causa no voy a tener ningún problema en exponer todas las pruebas a la opinión pública, incluso las declaraciones de las partes. Tengo todos los videos. Y las pruebas.

-¿Cuál fue la reacción de la calle?
-Todo lo que tuve fueron muestras de apoyo, solidaridad. En lo personal tuve el total apoyo de la gente. De todas formas fue difícil, más para la mamá y el hermano que está estudiando afuera pero iba y venía. El también sufrió mucho pero lo pasamos de pie, enteros. Ahora, como ya dije, les va a tocar responder a todos los que lo calumniaron.

-¿Hubo algún motivo en particular por el que no designó un abogado y se mantuvo con el defensor oficial?
-Lo primero que sentí es que los defensores oficiales son abogados y buenos y además sentí que no necesitaba un Sherlock Holmes ni un profesional que venga con inventos. Las pruebas estaban todas y sabía que Nicolás no tenía nada que ver. Estoy conforme en un cien por cien con el Dr. Leopoldo Singla.

Gustavo Tallone es un padre que no solo está convencido de la inocencia y fortaleza de su hijo, está también seguro que no hay pruebas que lo incriminen. Que como sostuvo durante la entrevista, “Nicolás salió con la frente bien alta” y “no va a permitir que lo difamen”. Pero además sostuvo que de acá en más, tiene “todo el tiempo del mundo” para que aquellas personas que lo hicieron, se hagan cargo en la justicia. “Voy por todo”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas