Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Locales

El radicalismo frente a una decisión histórica

“Hay un gran desconcierto en el partido y una gran confusión dentro de la sociedad respecto del rol de la UCR en este momento» dijo Julio Ginzo

Publicado

el

La Unión Cívica Radical, fundada en 1891, es uno de los partidos más trascendentes y con mayor historia en nuestro país, fue Gobierno en varias ocasiones, aunque la más recordada es la presidencia de Raúl Alfonsín en 1983, cuando Argentina volvía a ser democrática.
En estos tiempos, la UCR forma parte de la alianza Cambiemos, sin embargo su presencia está más que cuestionada por un sector del mismo partido que no se siente representado por las decisiones que toma Mauricio Macri y que exclama que su opinión no es escuchada en ningún momento.
“Hay un gran desconcierto en el partido y una gran confusión dentro de la sociedad respecto del rol de la UCR en este momento. Se dijo que el radicalismo era la columna vertebral de Cambiemos y eso suena casi a una cargada porque no tiene ningún rol en la alianza, perdió la identidad”, afirmó Julio Ginzo a Grupo La Verdad.
Ginzo es un referente del partido en toda la región. Empezó a militar en 1954 y llegó a ser Diputado Provincial en 1973, y Diputado Nacional en 1983. El ex legislador radical admitió que “en sus 130 años de historia el partido se equivocó muchas veces”, aunque aclaró: “Nunca le faltó una toma de posición. Siempre dijo lo que pensaba y la sociedad la miraba con respeto. Hoy es un partido manso. Está comprometido en una gestión con la que no tiene nada que ver en la toma de decisiones”.
Por otro lado, el referente se siente seguro que “los dirigentes radicales se enteraron por los diarios” de las decisiones importantes tomadas por Mauricio Macri. “Eso es un bochorno. El radicalismo debe ser protagonista, ser llamado a la mesa de decisiones o irse de Cambiemos”, sentenció.
En cuanto a la segunda de las opciones, Ginzo siente que es “inevitable” y que “a partir de la próxima convención nacional habrá un replanteo y una exigencia a Cambiemos para persistir”. A su vez, declaró: “La alianza fue circunstancial con objetivo electoral para evitar que ganara el kirchnerismo. Una vez cumplida la tarea empezaron los conflictos porque responden a historias, objetivos y filosofías distintas”.
“Siempre recuerdo las palabras fundacionales del radicalismo. Cada vez que hay una elección, dos fuerzas se enfrentan, la de los poseedores y la de los desposeídos, la primera tiene quién los defienda, la segunda no. El radicalismo tiene que ser la causa de los desposeídos. El partido como estructura hoy está desaparecido, está marchando a la inexistencia”, sostuvo el radical, con el fin de diferenciar más a su partido del PRO.
De cara al armado de listas, consideró que es un error que “se arregle con puestos”, ni siquiera si Salvador es elegido nuevamente para acompañar a María Eugenia Vidal como Vicegobernador, y si bien algunos dirigentes “se jactan de las intendencias y los diputados, es una cuestión de objetivos y fundamentos políticos”.
“Hoy hay que exigir o irse de cambiemos”, reafirmó, y finalizó: “No somos tenidos en cuenta en ningún orden. Estamos en un rincón. Pasaron cosas muy graves en Argentina en el último tiempo, nunca se leyó una toma de posición del radicalismo. Esto es así, es un bochorno que le puede pasar a cualquiera, menos a la UCR”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas