Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

El primer vino hecho en Junín ya está en proceso

En febrero, tuvieron la primera cosecha y, estiman que, para fin de año, ya esté listo el producto.

Publicado

el

El emprendimiento de Mariano Tessone y Juan Pablo Richelmini comenzó a dar sus frutos. En febrero, tuvieron la primera cosecha y, estiman que, para fin de año, ya esté listo el producto.
Aquel sueño “loco” de amigos que surgió a partir de una charla y que comenzó a hacerse realidad en 2013, cuando colocaron las primeras plantas, este verano se efectivizará. Uno de sus fundadores, Mariano Tessone, explicó cómo comenzó el proyecto de Finca “Las Antípodas” y cómo llegaron a estar a un paso de concretar el primer vino con uvas de Junín.
El emprendimiento ubicado en calles Querandíes y Garibaldi, ubicado detrás de la Laguna “El Carpincho”, cuenta con más de 1.200 plantas y se encuentra en constante crecimiento desde su comienzo, convirtiéndose en algo inédito, no sólo en nuestra ciudad, sino también en el noroeste bonaerense. En las antípodas de la región vitivinícola de nuestro país, en el lado opuesto de Mendoza, dos jóvenes entusiastas fabrican vino y son ciento por ciento juninenses.

Universidad Siglo 21

Proyecto en marcha

“El proyecto surgió a partir de que siempre tuvimos cierta curiosidad con el tema de probar vinos y dijimos por qué no hacerlo nosotros. Empezamos a averiguar y vimos que se podía fabricar acá sin traer uva de Mendoza sino plantando la nuestra. Sabíamos que era difícil pero no imposible”, explicó Tessone, con respecto al nacimiento del proyecto.
Por otro lado, expresó que “dado el desafío que habíamos emprendido hace cuatro años, haberlo logrado es muy gratificante”. También, aseguró, que recién en 2.018 tuvieron la primera cosecha, ya que, en periodos anteriores, afrontaron distintas complicaciones”.
“En febrero, cosechamos unos 330 kilos de Petit Verdot y 250 de Malbec, que se traduce un poco menos en vino. Tendremos unos 350 litros, es muy poco pero nuestra primera vendimia”, remarcó Tessone, quien además, manifestó que esta bebida se encuentra en etapa de limpieza y pronto a transportar para eliminar todos los desperdicios. “Después de trasegar, quedará en reposo un tiempo más y estimamos que en septiembre tendría que estar embotellando. Para el verano va a estaría listo el producto”, indicó.
Asimismo, el productor vitivinícola sostuvo que una vez consumado el producto, el objetivo será hacerlo conocer en Argentina, aunque reveló que en principio se piensa comercializar con las personas que visiten el viñedo y en Junín. “Para nosotros llegar a ser conocidos a nivel nacional sería un logro mayúsculo, pero eso va a depender del producto que saquemos”, pronunció.
Para finalizar, Tessone, expuso, si bien, este año lograron una óptima cosecha, desde el comienzo tuvieron que atravesar diversas problemáticas: “ Lo que más nos preocupa es la humedad y la cantidad de lluvia. Igualmente, se agrega que en esta zona el suelo es muy fértil. Es una combinación bastante mala cuando se piensa en una planta para vinificar. Este año, la sequía nos favoreció muchísimo pero el año anterior se nos pudrió todo. También, tenemos un serio inconveniente con nuestros vecinos por uso de herbicidas, porque el 2,4-D es muy nocivo, sobre todo, para una planta de vid. De hecho, es una de los vegetales testigos del 2,4-D. Le hace mucho mal”.

Haciendo Obras 2

Más Leidas