Seguinos en
Binaria Seguros

Nacionales

El paro se sintió más en los grandes centros urbanos

Además del transporte público, el paro tuvo total adhesión en fábricas, dependencias públicas, bancos, escuelas y universidades, transporte de mercaderías, recolección de basura, provisión de combustibles y transporte aéreo.

Publicado

el

La CGT concretó, con el respaldo de las tres CTA, su cuarto paro general contra el Gobierno de Mauricio Macri, que registró un alto cumplimiento en el transporte público de pasajeros y sectores como fábricas y escuelas, pero con dispar adhesión en locales comerciales.
En la Capital Federal y grandes ciudades del interior del país la medida de fuerza se sintió más que en las pequeñas localidades, en especial por la paralización total de los servicios de colectivos, trenes y el subte que imposibilitó, o al menos complicó, la posibilidad de llegar a los lugares de trabajo o cumplir con otras tareas habituales.
Además del transporte público, el paro tuvo total adhesión en fábricas, dependencias públicas, bancos, escuelas y universidades, transporte de mercaderías, recolección de basura, provisión de combustibles y transporte aéreo.
En cambio, impactó en menor medida en la actividad de los comercios, ya que en la Capital Federal y en las principales ciudades la mayoría de los negocios gastronómicos (cafeterías, bares, restaurantes) levantaron sus persianas, mientras que se vieron también muchos locales abiertos de rubros como indumentaria, bijouterie, ferreterías, supermercados, perfumerías y verdulerías.
En la ciudad de Buenos Aires, si bien no se registró un tránsito vehicular de un día habitual, tampoco se observaron calles desérticas, ya que circuló una gran cantidad de autos particulares, como también de servicios como taxis, remises, Cabify y Uber.
En una jornada que encontró al presidente Mauricio Macri en Estados Unidos y que registró además el “bombazo” de la renuncia de Luis Caputo al Banco Central, el triunvirato de la CGT que integran Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña, brindó una conferencia de prensa a las 14:30 en la sede de Azopardo.
Allí destacaron el “alto acatamiento” al paro general y advirtieron que “si no hay plan B” respecto del modelo económico “tampoco va a haber tregua con el movimiento sindical argentino”.
En medio de la división que atraviesa la CGT, los sectores más “combativos” de la CGT dieron su propia rueda de prensa horas antes en la sede Camioneros, donde Hugo y Pablo Moyano, junto a dirigentes aliados, hicieron un “balance altamente positivo” del paro y apuntaron contra Macri por mostrarse “bailando” en Estados Unidos mientras “el pueblo está protestando por hambre”.
Por su parte, el presidente Mauricio Macri desde Nueva York, donde habló ante la Asamblea de la ONU, sostuvo que el paro de la CGT y las CTA “no contribuye en nada” y felicitó a quienes fueron a trabajar igual “contra viento y marea”.
Integrantes del Gabinete también salieron a rechazar la medida de fuerza sindical, entre ellos el secretario de Trabajo, Jorge Triaca, quien reclamó a los gremialistas “dejar de lado la política electoral”.
Más componedor fue el ministro de Producción, Dante Sica, quien dijo que tras el paro de la CGT, el Gobierno continuará manteniendo el diálogo con todos los sectores que tengan “capacidad de construcción”, aunque Daer aclaró este martes que aún no tuvieron ningún contacto formal ni informal para retomar los contactos con la Casa Rosada.
Según cálculos del Ministerio Hacienda, el costo para las cuentas nacionales del paro general será de aproximadamente 31.600 millones de pesos, mientras que un informe de la CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa) indicó que el sector perdió en ventas unos 12.538 millones de pesos, con un 26,8 por ciento de los comercios cerrados en el país.
En tanto, una de las dos la CTA Autónoma anunció un endurecimiento de su plan de protestas a partir de la semana próxima, ya que realizará un acampe de cinco días frente al Congreso Nacional para rechazar el proyecto de presupuesto 2019.
Se trata de la CTA Autónoma que lidera Ricardo Peidro, que tiene como columna vertebral al sindicato de estatales de ATE y está enfrentada a la CTA Autónoma de Pablo Micheli.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas