Seguinos en
Binaria Seguros

Nacionales

El mercado mundial trae optimismo a la ganadería argentina

El comercio de carne creció un 4% en 2017 y hoy sigue pujante.

Publicado

el

Más allá de la coyuntura climática, hay buenas noticias para la ganadería argentina porque con la consolidación de las compras de China y la expansión de la economía global, el comercio de carne creció un 4% en 2017 y hoy sigue pujante.
Así lo consignó el director del sitio Valor Carne, Miguel Gorelik para quien “el mercado mundial trae optimismo” al sector.
“El dato más alentador, es que tras la caída del comercio iniciada en 2014, los números al cierre de 2017 muestran una plena recuperación, con un crecimiento del 4% en relación al año previo”, resaltó.
Explicó que “la mejora se refleja en el comportamiento de seis de los principales países exportadores (India, Brasil, Australia, Estados Unidos, Uruguay y Paraguay) que representan el 80% de las ventas mundiales de carne vacuna y que, aunque con distinta intensidad, muestran un desempeño positivo”.
“El grupo viene creciendo bastante parejo. En los últimos seis meses, Brasil se destaca por un incremento interanual de 30%; los demás mejoraron entre 5 y 9%, salvo Uruguay que lo hizo en un 2%.
El promedio ponderado de estos países arroja una suba del 12% en la misma comparación”, indicó.
Expresó que “este escenario se apoya en la consolidación de las compras de China y Rusia, y el fortalecimiento de la economía de países ricos, como Japón y Corea, además de la expansión de la demanda en otros mercados no tradicionales, que también favorece la integración del negocio de la industria frigorífica” argentina.
“En lo inmediato, la principal amenaza está dada por la disputa comercial que están amagando Estados Unidos y China”, dijo al referirse a la amenaza de ambos países de establecer aranceles a las importaciones bilaterales.
La semana pasada, el país asiático informó que subirá los aranceles a la importación de más de una centena de productos norteamericanos, entre ellos la carne vacuna.
“Sin embargo, un aliciente es que menos del 1% de estas exportaciones se dirigen a China, por lo que la medida, de concretarse, no tendría un impacto directo sobre el comercio internacional de carnes vacunas”, manifestó Gorelik.
Evaluó que los cambios en las condiciones económicas y de reglas de juego para la actividad de ganados y carnes a partir de diciembre de 2015, le permitieron a la Argentina aprovechar parte de este nuevo escenario global.
Esto está demostrado en sus embarques que, “luego de estar estancados en unas 200 mil toneladas durante los últimos cuatro años del Gobierno de Cristina Kirchner, alcanzaron las 230 mil, en 2016, y las 310 mil, en 2017. Para 2018 se pronostica una nueva suba hasta las 350/360 mil toneladas. Es decir que en tres años habrán crecido un 75%”.
“Hoy, una de las principales limitantes que tiene la Argentina para aumentar sus exportaciones es la escasez de novillo pesado, principal categoría que da origen a la carne que se comercializa internacionalmente”, destacó el especialista.

Macro Crédito al Instante

Fiesta del Pejerrey

Más Leidas