Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

El juez Bazzani ordenó no fusionar cursos en una escuela de Castilla

Se trata de la Escuela Secundaria Nº 2 de esa localidad de Chacabuco: el juez consideró que juntar grados era una “regresión” que afectaba derechos.

Publicado

el

El Juzgado en lo Contencioso y Administrativo de Junín, a cargo de Juan Bazzani, dictó una medida cautelar que dispone dejar sin efecto la fusión de cursos en la extensión de la Escuela Secundaria Nº2 que funciona en Castilla.

“La Escuela Secundaria de Castilla habría progresado en sus derechos; la medida implica sin duda una regresión, y esta regresión se encuentra vedada por el derecho internacional de los derechos humanos”, sostuvo el magistrado.

Aún falta resolver la cuestión de fondo y también la situación de la fusión de cursos en las Escuela Primaria Nº 13 de la misma localidad.
La fusión de los cursos había sido dispuesta a principios de año por el gobierno bonaerense de María Eugenia Vidal, que llevó a padres y docentes a presentar sus quejas.

Los vecinos que fueron a la Justicia contaron con el patrocinio del abogado Andrés Segura. A lo largo de las entrevistas que realizó el Juzgado, hubo alumnos que explicaron que desde que se implementó la fusión el aula es un caos y se evidencian problemas para que los alumnos aprendan, según indicó el sitio de noticias Chacabuquero.com.

“No encuentro seriedad en el proceso de enseñanza aprendizaje descripto por los menores. No encuentro claridad, ni disposición de contenidos ni desarrollo de la capacidad crítica en el modo en que se ejerce este derecho: sólo advierto una palabra que con todo su simbolismo persiste a lo largo de las etapas procesales: ruido. Un ruido que puede llegar a ensordecer privando al ser humano del contacto con su natural, necesaria y propia reflexión interior”, sostuvo el juez.

Presentación
El fallo es una vindicación del derecho a la educación: “Se había generado una condición de vulnerabilidad del que siempre debe ser un derecho y en el ejercicio del cual debe garantizarse suficiencia y dignidad a los menores involucrados”, sostuvo el juez en su resolución.

También consideró que “no existe ningún acto administrativo de la Administración actuante que motive, argumente, explique por qué se adoptó la decisión cuestionada”, por lo que nos encontramos con “una acción restrictiva de derechos”.

Bazzani recalcó que “de persistir las condiciones educativas y pedagógicas advertidas se podría generar una lesión grave a los derechos subjetivos de los niños”.

El Gobierno municipal tuvo a su disposición las mismas vías institucionales para dar respuesta a la comunidad de Castilla. Pero entre asumir su responsabilidad en resolver este asunto y un potencial conflicto con el Gobierno Provincial, decidió desentenderse de una escuela que –según consta en la Medida Cautelar– es a única institución fuerte que queda en pie y que es orgullo de esa comunidad.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas