Seguinos en
LT20 Radio Junin

Provinciales

El joven con hantavirus evoluciona favorablemente: «No hay gravedad epidemiológica»

Publicado

el

El joven con hantavirus, el primer caso detectado en la provincia de Buenos Aires en 2019, evoluciona favorablemente y en las próximas horas podrían externarlo de la terapia intensiva del Hospital Gandulfo, en Lomas de Zamora, donde se encuentra internado.

Las autoridades sanitarias insistieron en que este caso no tiene conexión con el brote que se da en Epuyén, Chubut, donde murieron 10 personas, y que no implica que exista «gravedad epidemiológica».

Como informó Diario Extra que edita agencia DIB, en 2018 hubo 25 casos y cuatro muertes, aunque según señalaron desde el Ministerio de Salud, se trata de cifras consideradas dentro de «lo normal», debido a que la provincia de Buenos Aires configura una zona endémica.

El director del Hospital Gandulfo, Marcelo Dallorso, indicó que el joven de 26 años internado con hantavirus concurrió al hospital el sábado con síntomas de la enfermedad, que fue confirmada ayer. «Tiene una evolución satisfactoria. Está aislado, pero no hay peligro de contagio. Se trata de la cepa autóctona de la provincia», amplió. Y dijo que en las próximas horas podría ser externado de terapia intensiva y trasladado a una sala de cuidados intermedios.

En diálogo con DIB, el director de epidemiología del Ministerio de Salud bonaerense, Iván Insúa, explicó que cada año se contabilizan entre 20 y 25 casos de hantavirus en áreas endémicas del territorio bonaerense, es decir en la zona centro principalmente, cifra que puede variar de acuerdo a las condiciones del medioambiente, así también como a partir de intensas lluvias o inviernos benignos.

De los 25 casos confirmados el año pasado, hubo cuatro muertes. En tanto, si bien en 2017 hubo más casos, el año 2016 presentó la tasa de letalidad más alta (31.8) de los últimos seis años. Así lo indica un informe elaborado por la cartera sanitaria al que tuvo acceso DIB, enviado a los distintos servicios de salud, como secretarías de Salud municipales y hospitales. «El máximo registro se dio en el año 2000 cuando hubo 50 casos», recordó Insúa.

«El hantavirus es una enfermedad zoonótica aguda, que se presenta con fiebre, mialgias y trastornos gastrointestinales, seguida del inicio repentino de insuficiencia respiratoria e hipotensión que puede llevar a la muerte», señala el mismo documento.

En Argentina circulan al menos 10 genotipos diferentes, y ocho de ellos han sido asociados al Síndrome Pulmonar por Hantavirus (SPH).

Los hantavirus infectan crónicamente a diferentes especies de roedores, como el ratón denominado «colilargo». Se transmite al hombre por inhalación o por heridas en piel o mucosa, aunque a partir de 1996 tras el brote en El Bolsón, en Río Negro, también existe evidencia de transmisión persona a persona, pero eso no sucede en la provincia de Buenos Aires, según explicó Insúa.

«En la provincia no cambió el patrón de la enfermedad. Es decir, los casos que se han registrado en los últimos años se dan en personas con alguna actividad de riesgo. No hay transmisión de persona a persona, los casos se han reducido, y los fallecimientos vienen en baja, porque hay un reconocimiento rápido de la enfermedad para dar un tratamiento de soporte», amplió el funcionario.

Asimismo, señaló que el Ministerio tiene una coordinación de respuesta rápida «que permite ir al territorio y realizar una investigación para reducir el impacto de la enfermedad en una comunidad».

MÁS NOTICIAS

Más Leidas