El Hogar Belgrano en una mirada retrospectiva
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Junín

El Hogar Belgrano en una mirada retrospectiva

Las niñas que se hospedaban bien podrían vivir en el campo o ser huérfanas, con lo cual el edificio no sólo servía como hogar sino también como escuela.

Publicado

el

Por Redacción Grupo La Verdad

Fundado en 1908, el Hogar Belgrano, conocido en la ciudad por el Asilo de Niñas, sigue en pie hoy como una institución educativa, siempre con la misión de educar en valores, como fue pensado por las Hermanas de la Caridad hace ya más de 110 años atrás.

En un principio, se constituyó con el objetivo de hospedar niñas y con el tiempo se incorpora la educación, en la década del 40. Estas niñas bien podrían vivir en el campo o ser huérfanas, con lo cual el edificio no sólo servía como hogar sino también como escuela.

Grupo La Verdad se contactó con Claudia Corsetti, quien es maestra del Colegio, quien contó que “imposible olvidar aquellos días en el Hogar Belgrano, una institución que se ha arraigado en mi corazón hasta lo más profundo.

Todo estaba signado por la caridad y la alegría; por eso no es casualidad que cuando algunas de aquellas niñas, que hoy son mujeres adultas, pasan por el colegio a visitarlo, manifiestan guardar los más hermosos recuerdos de una vida llena de júbilo”.

El funcionamiento
Claudia relató que “de lunes a viernes, en el horario de la mañana, funcionaba una sala de preescolar y los siete grados de la escuela primaria, con una división de cada curso. La directora del Colegio, la maestra de primer grado y las catequistas eran las religiosas de la congregación de “Las Hermanas de la Caridad”, más conocidas como “Las Hermanas de la Virgen Niña”, ya que mucho tiempo atrás, la Sociedad Belgrano de Protección a la Niñez les había pedido su colaboración para hacerse cargo del cuidado de las niñas que vivían en el Hogar”.

“Las niñas, entre 5 y 18 años, que vivían temporalmente en el Hogar conformaban tres grupos, según las edades. Estaban al cuidado de la Madre Superiora, de una hermana en cada grupo y de todas en general. Contaban con una cocinera, una señora encargada del lavadero, una costurera y profesionales como médica, psicóloga y asistente social. Cada grupo recibía la ayuda de una maestra de apoyo, en el horario de la tarde, para colaborar con las tareas escolares y acompañarlas en actividades recreativas. Uno de los paseos apreciados por las más pequeñas era ir a jugar a la placita cercana al colegio, donde actualmente funciona Casa Calcuta”, contó.

“Los fines de semana, la mayoría de las niñas se retiraba del Hogar, para pasar unos días con sus familias. Los sábados, por la tarde, se celebraba la Santa Misa en la Capilla, a la cual asistían las Hermanas, los alumnos del Colegio y fieles de la comunidad, como así también vecinos y benefactores de la institución. El tiempo compartido con las Hermanas, la dedicación y el amor por la obra realizada, hizo que hoy esas niñas de antes, sean mujeres virtuosas, que con la bendición de Dios y la protección de la Santísima Virgen Niña, guarden un grato recuerdo y transmitan a sus familias, como a toda la Comunidad los valores recibidos en la infancia y adolescencia”, finalizó.

Lee también: Hogar Escuela San Miguel: Casi 50 años brindado contención a los niños más vulnerables

————————————-

También puede interesarte:

• Todo el Deporte en: La Deportiva

Escuchar las notas más importantes en: LT20 Radio Junin

• Escuchar LT20 Radio Junín en VIVO: Escuchar ahora

Más Leidas