Seguinos en
Binaria Seguros

La Deportiva

El futuro ya llegó

Escribe: Mario Nicolás Uhalt

Publicado

el

“No le dan importancia a las inferiores”, “no suben los pibes a Primera”, “no hay jugadores de Junín y la zona”, “los equipos de capital los preparan mejor”, “el predio es malo”. Todas estas frases se escuchaban en nuestra ciudad, hace un tiempo atrás, en referencia a las divisiones inferiores de Sarmiento y que en una década de arduo trabajo, la comisión directiva en conjunto con toda la gente destinada a inferiores y el apoyo incondicional de allegados, pudo revertirlas con creces. Y lo destacamos, porque es una realidad, ya que cuando debimos ser críticos, con otros aspectos, también lo fuimos.

El primer paso para cambiar dicha estigmatización, que en algún momento se hizo eco con fuerza, debido a malos manejos de la institución (ocurridos en el pasado), fue realizar la gestión y posterior autorización, para que las diversas categorías de inferiores de Sarmiento, disputen los torneos juveniles organizados por la Asociación del Fútbol Argentino, donde se enfrentan con diversos equipos, afiliados directamente con la entidad madre del fútbol.

Este paso, primeramente le brindó a los jóvenes y los cuerpos técnicos, un “roce” futbolístico distinto al que tenían en los torneos locales. Es por ello, que de a poco fueron adquiriendo experiencia  y en consecuencia, formaron equipos competitivos y sobre todo, futbolistas un con futuro prometedor, que podían formar parte del plantel profesional.

Y en ese contexto, apareció Ezequiel Cerutti, desplegando sus corridas por derecha, jugando en una categoría más grande de la que debía por su edad, ya que se destacaba y daba muestras claras que iba a lograr, todo lo que actualmente podemos disfrutar del deportista juninense. Campeón en el 2012, figura excluyente en la B Nacional, posteriores pasos por Olimpo y Estudiantes (LP) y finalmente el salto a San Lorenzo, que le permitió estar en consideración de Edgardo Bauza, cuando el “Patón” era DT de la selección argentina.

Asimismo, en un corto lapso, la Quinta categoría dirigida por Gustavo Merlo en el 2010, daba que hablar por el juego que desplegaba y las individualidades que contenía, ya que comenzaban a florecer Renzo Spinaci, Ignacio Cacheiro, Nicolás Sánchez, José Tamburelli , Juan Ignacio López y Franco Agüero. Todos ellos, finalmente pudieron llegar al plantel profesional, consiguieron grandes logros con el club y actuaron en Primera División, enfrentando a River, Boca, Independiente, Racing y San Lorenzo, entre otros.

Más cerca en el tiempo, tras disputarse la 18va fecha de la Zona Norte de la Copa Integración, Sarmiento se consagró campeón de la Séptima división, luego de derrotar como visitante a Boca Unidos de Corrientes por 1-0, gracias al gol marcado por Brian Salvareschi (actualmente en River Plate junto a Oswaldo Valencia, otro juvenil con pasado Sarmientista).

Y justamente con el salto a la elite que pegó en el 2015 la institución “Verdolaga”, los chicos también estuvieron en concordancia, porque ya no disputaban sus partidos ante conjuntos del ascenso, sino que se pusieron a la par de los mejores clubes de Argentina. Esto, produjo otro “click” en la formación de los juveniles y se comenzaron a gestar pibes como Maximiliano Fornari, Santiago Rosa, Eric Palleros, Joaquín Vivani, Fermín Antonini y Gianfranco Ottaviani.

Al mismo tiempo, la estadía en Primera exigía una División Reserva  y por ello, los chicos nombrados anteriormente comenzaban a tener un roce aún mayor, preparándose para ser otra camada muy interesante de la institución de Arias y Necochea.  A ellos, con el tiempo se les sumaron Maximiliano Méndez, Luciano Pierce, Sergio Quiroga, Federico Pieretto, Juan Caviglia y Sebastían Cavallín. Grandes artífices de la mejor campaña de la historia de la Reserva, con triunfos incluidos ante River en el “Monumental” y Racing Club en el estadio “Eva Perón”, por nombrar sólo algunos.

Claro que el plano futbolístico, debía a estar acompañado por una infraestructura acorde y así fue. La Inauguración de la Ciudad Deportiva en el año 2008 (remodelada recientemente), fue fundamental para el desarrollo sostenido, al igual que la elección de diferentes entrenadores, preparadores físicos y coordinadores del fútbol juvenil. Entre ellos, el mencionado Merlo, como así también Fabio Nigro, Nilo Carretero, Adalberto Bonópera, Francisco Martínez, Elio Nuñer, Patricio Hernández, Juan Carlos Pírez (Coordinador de inferiores) y Lucas Ferreyra (Coordinador de la faceta física), que sin dudas trabajaron para el crecimiento.

Por otro lado, la insólita rispidez con los demás clubes de Junín fue desapareciendo. En primera medida debido a la seriedad con la cual se manejaron los dirigentes, encabezados por Fernando Chiofalo, facilitando así el acercamiento de jóvenes que soñaban con ser profesionales y en Sarmiento, tenía la posibilidad de poder llegar a vivir del deporte más popular. Tal es así que muchos de los jóvenes nombrados antecedentemente, se iniciaron en alguna institución juninense o al menos pasaron por algunas categorías de inferiores. Ambas partes de a poco lo entendieron, ya que si el club que en la actualidad representa a Junín a nivel nacional, se encuentra bien, las demás entidades también se potencian, al igual que la Liga Deportiva del Oeste.

El presente encuentra a Sarmiento con divisiones formativas fuertes, pese al corto lapso de competencia en AFA, en relación a  muchos otros clubes de nuestro país. Tal es la fortaleza que ha conseguido, que más allá del surgimiento de jugadores (es lo más importante), los resultados basados en una idea de juego y un posterior rendimiento futbolístico, llevó a la Quinta y Sexta división a lo más alto de la tabla de posiciones, codeándose fin de semana tras fin de semana para llegar a la punta. Y la Cuarta, está cumpliendo un aceptable papel.

Ojalá, por el bien del deporte juninense, más allá de en algún momento el presidente terminará su mandato, el proyecto de fortalecer las inferiores continúe, porque es una base fundamental, para que Sarmiento pueda sostenerse de pie en el fútbol argentino.

En tanto, debido a que las frases ejemplificadas al principio de la nota fueron cambiando de manera rotunda, en las calle de Junín ahora se escucha “llevemos a los chicos al Verde”, porque en Sarmiento, EL FUTURO LLEGÓ…HACE RATO.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas